Pregunta para Cortes de Aragón

El futuro de la comarca de Andorra está en juego, ¿cuándo se comprometerán a garantizar todos los puestos de trabajo perdidos de la central térmica cerrada?

38 pertsonak babestu dute
38 de500 Apoyos

El futuro de nuestra tierra está en juego tras el cierre de la central térmica de Endesa en Andorra (Teruel). Desde la Plataforma de trabajadores de subcontratas llevamos años luchando para que se garantice que tengamos futuro en nuestro pueblo, queremos que se garanticen nuestros puestos de trabajo. 

Unas 300 personas con sus familias dependemos de que los Convenios de Transición Justa se firmen y se cumplan. Somos trabajadores de las subcontratas que trabajaban para la central térmica de Andorra y ya sólo quedan unos 10 trabajando allí. 

Durante las últimas décadas, gran parte de la actividad económica de Andorra y su comarca ha girado en torno a la central térmica cerrada. Dos años después de que se ordenara el cierre, la reconversión y los convenios de Transición Justa siguen siendo una incógnita, son planes que no se han concretado ni materializado. Estamos cansados de promesas y los vecinos sólo albergamos escepticismo ante nuestro futuro

Estamos en un limbo laboral y sólo queremos volver a tener un trabajo. Hemos estado haciendo cursos para reciclarnos y poder trabajar en el desmantelamiento de la central en la que hemos trabajado tanto pero queremos que se concrete todo y tener un futuro a largo plazo en nuestra comarca. 

Los contratados por Endesa sí tienen prejubilaciones pero los que estamos con las subcontratas no. Si los Gobiernos cierran una actividad económica entera y mandan a la calle a gente con cierta edad es muy complicado que se reincorporen al mercado laboral. Con 60 años la gente se queda colgada y el futuro no es nada halagüeño. 

Ya son muchos los compañeros que han sido despedidos y que se han ido de Andorra y otros pueblos. En el mejor de los casos, si estaban contratados por Endesa han sido recolocados en Galicia o Melilla… muy lejos de nuestra tierra. 

Nuestra comarca corre peligro de convertirse en una una especie de reserva india, donde ni se trabaja, ni hay perspectivas de encontrar empleo, condenando a nuestros jóvenes a un futuro incierto. 

No hay opciones laborales encima de la mesa, sólo mucha desilusión, mucha impotencia. Nunca se nos ha hecho caso, nos ha recibido mucha gente y sólo hemos tenido palmaditas en la espalda. El Gobierno de Aragón y el Ministerio de Transición Ecológica se echan los trastos a la cabeza mientras seguimos sin tener ningún proyecto para rescatar nuestro futuro mientras se siguen perdiendo puestos de trabajo.

Los trabajadores de la cuenca minera no hemos parado de movilizarnos con concentraciones, acampadas, marchas y todo tipo de acciones para exigir responsabilidades a nuestra clase política. Somos los que hemos estado produciendo riqueza para nuestros territorios, riqueza que por desgracia se ha quedado en el bolsillo del consejo de administración de esta multinacional y que no ha revertido en ningún momento en la tan cacareada “transición justa”.

Pedimos a alcaldes y representantes políticos de todos los niveles y administraciones que defiendan a la mayoría social de nuestros territorios y no los intereses económicos privados de grandes empresas.

Nos volvemos a poner en marcha para alzar la voz y reclamar a las Cortes de Aragón un compromiso para que se garanticen todos los puestos de trabajo perdidos. Con sólo una firma nos ayudas a tener respuestas y seguir luchando por el futuro Andorra y su comarca. 

38 pertsonak babestu dute
38 de500 Apoyos

edo