Pregunta para Congreso de los diputados

Ni héroes ni precarias, Enfermería Digna lucha para acabar con la precariedad de las enfermeras: Salvemos la Sanidad Pública

1786 pertsonak babestu dute
1786 Babes
Enfermería Digna Pregunta de Enfermería Digna

Somos un grupo de enfermeros/as a nivel nacional, al margen de sindicatos y partidos políticos, unidos por un objetivo común: la urgente mejora de nuestras condiciones laborales. 

Nacemos como movimiento a causa del abandono de nuestra profesión por parte tanto de instituciones como políticos de los diferentes partidos del ámbito estatal y de cada Comunidad Autónoma que ignoran de forma sistemática nuestras necesidades como colectivo. 

La sociedad nos aplaudió puntualmente en lo más duro de la pandemia, los políticos se llenaron la boca llamándonos héroes y hasta nos premiaron con un Princesa de Asturias… pero ningún reconocimiento será útil para atajar y solucionar nuestra situación si no nos seguimos movilizando.

La precariedad en nuestra profesión viene arrastrada desde hace décadas y se ha visto agravada durante la crisis sanitaria del coronavirus. Las enfermeras hemos estado en primera línea cuando no teníamos recursos materiales ni humanos y hemos trabajado en condiciones de extrema precariedad por el carácter de emergencia de la situación. Sin embargo, a día de hoy seguimos trabajando en condiciones nefastas asumiendo ratios enfermera /paciente imposibles, jornadas maratonianas, suprimiendo descansos y enfermando, por lo que consideramos que se está realizando una mala gestión de los recursos poniendo en riesgo la salud de los profesionales y la seguridad de los pacientes.

Nuestras reivindicaciones afectan a todas las enfermeras y luchamos por las vulneraciones que se dan en las diferentes comunidades autónomas y a todos los niveles o sectores donde estamos presentes como profesionales ya sea en servicios penitenciarios, en los departamentos de salud laboral de empresas, en las universidades y en las escuelas, en las residencias, en centros de investigación, hospitales y centros de salud, ambulancias y en otros muchos sectores ya sean de gestión pública o privada.

La mejora de las condiciones laborales de nuestro colectivo no sólo es una reivindicación para paliar y acabar nuestra precariedad es una lucha por la calidad de todo nuestro sistema sanitario en la que los y las ciudadanas también se verán beneficiados

Estamos orgullosos y orgullosas de ser parte clave de la exitosa campaña de vacunación, pero queremos que la sociedad comprenda que con más recursos, con más enfermeras y enfermeros esta campaña de vacunación o cualquier atención sanitaria habría sido aún más efectiva

Nos hemos dejado la piel pero queremos algo a cambio: nada más y nada menos que el fin de la precariedad para que nuestra profesión no sea heroica sino un servicio público de calidad con todos los recursos que merecemos como profesionales que cuidan de todos los ciudadanos.

Por eso exigimos: 

-El cambio de categoría profesional para Enfermería,  pasando  de  categoría  A2  actual  a  la  categoría  A1.  De  este  modo pretendemos acabar con la discriminación que como Graduados de Enfermería venimos   sufriendo,   mediante   una   inmediata   reclasificación   profesional   al amparo del art. 76 de la Ley 7/2007 del EBEP y cumpliendo con el Pacto por la Sostenibilidad y Calidad del Sistema Nacional de Salud acordado en 2013 con el Ministerio de Sanidad.

-Ordenación de la profesión, reconocimiento de especialidades y bolsas específicas, resolución definitiva de las especialidades pendientes de implementar, reconocimiento de otros modelos como las enfermeras de práctica avanzada o expertas en cuidados.

-Recuperación de la jornada de 35 horas semanales.

-Protección a las profesionales embarazadas y conciliación familiar real.

-Percepción del complemento de exclusividad como tienen otros colectivos, de esta manera ver recompensada su fidelidad a la institución en la que trabajen.

-Adelanto de la edad ordinaria de jubilación a los 60 años como otras profesiones han conseguido dada su exposición a riesgos, turnicidad y  estrés.

-Equiparación de los ratios de enfermera/paciente al estándar europeo para mejorar la seguridad de nuestros pacientes.

Este movimiento ha llegado para quedarse, será cada vez más grande y removerá los cimientos de unas estructuras que desprecian y castigan a la profesión. La lucha empieza ahora, y no se acabará, se seguirá atento a cada movimiento de cada administración. Las enfermeras han dicho BASTA y aquí están.

Os pedimos un minuto de vuestro tiempo para llevar esta petición hasta el Congreso de los Diputados. Firma y comparte esta iniciativa entre todos tus contactos para que nuestra lucha no se apague nunca.


 

1786 pertsonak babestu dute
1786 Babes

edo