Pregunta para Asamblea de Madrid

Me llamo Alba y padezco TLP (Trastorno Límite de Personalidad), ¿cuándo se le va a dar la importancia necesaria a la salud mental? ¡Cada día hay más suicidios por este motivo y todos debemos ayudar para pararlo!

1 pertsonak babestu dute
1 de500 Apoyos
Alba Cabeza Pregunta de Alba Cabeza

Hola. Me llamo Alba, tengo 39 años y padezco TLP (Trastorno Límite de Personalidad).

Mi enfermedad ha sido muy desestabilizadora en bastantes momentos de mi vida. Ha habido veces que he entendido mal el contexto y mi actitud -irascible- puede explotar o hacerme sentir hundida totalmente, pero al ser un trastorno mental, se invisibiliza. 

Yo pensaba que, cuando supiera el nombre de mi patología, todo cambiaría, pero me he dado cuenta de que no porque hay mucha falta de conocimiento y comprensión por parte de los médicos. Recuerdo cuando un segundo médico que estaba en el momento de mi diagnóstico me dijo: “no es para tanto” y se echó a reír. Ahí no supe actuar y creo, incluso, que solté una media sonrisa, pero después me he dado cuenta de que esas no son las palabras que se le deben de decir una persona que lo está pasando mal. 

He necesitado mucha ayuda de terapia y la necesitaré siempre, pero, por ahora, no es a través de la Seguridad Social. Además, de que las listas de espera son enormes y que, cuando necesitamos acudir a terapia, es de manera urgente, hay muchos especialistas por la pública que no están lo suficientemente formados para tratar determinadas patologías. 

El Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es una enfermedad mental grave y crónica, que se caracteriza por la inestabilidad en el estado de ánimo, en las conductas y en las relaciones interpersonales, lo que conlleva alteraciones en muchas áreas de la vida (formativa / laboral, afectiva, relacional y familiar). Las personas afectadas por este trastorno tienden a mostrar:

Dificultades en regular sus emociones y pensamientos; Conductas impulsivas e imprudentes, que pueden incluir autolesiones e intentos de suicidio, con dificultades en mantener comportamientos estables y dirigidos hacia metas vitales; Establecen relaciones inestables con los demás. 

Los primeros síntomas pueden presentarse durante la adolescencia (etapa clave en el desarrollo de la personalidad) o en los primeros años de adultez. El diagnóstico es complejo debido a que a menudo se presenta combinado con otros trastornos mentales como la depresión, la ansiedad, los trastornos de conducta alimentaria, los trastornos de déficit de atención o la adicción a sustancias. Se estima que afecta entre el 1 y el 2% de la población general y que puede llegar a representar el 10% de los diagnósticos psiquiátricos.

A nivel social también lo he pasado muy mal porque hay mucha gente que se aleja de ti solo por tener una afección mental. No lo entiendo y he sufrido mucho, pero después he sabido entender que no necesito a personas así a mi lado. 

Necesitamos enfatizar en la educación sobre la salud mental, primero para que los más jóvenes sepan identificar síntomas y, lo segundo, para que no exista una futura discriminación a ninguno de los niveles –ni social ni laboral, etc-. 

Por todo lo plasmado, lanzo la siguiente petición a la Asamblea de Madrid para que haya más investigación para la salud mental. 

Necesitamos sentirnos seguras y apoyadas cuando nos diagnostican patologías mentales. Cuando vuelves a tu casa y piensas en el diagnóstico, sumado a la ansiedad que ya tienes de por sí, es brutal y horrible la sensación. Por eso, queremos que haya una mayor atención en salud mental y exista el acompañamiento para todas las personas que lo necesiten. 

Por último, es muy necesario hablar sobre salud mental en los colegios para que deje de ser un tema tabú, puesto que no hay nada que ocultar ni esconder, y para que los niños sepan que existen profesionales que, ante situaciones descritas, pueden ayudarles.

1 pertsonak babestu dute
1 de500 Apoyos

edo