Pregunta para Congreso de los diputados

El lipedema es una patología crónica que inflama nuestras extremidades, ¿cuando será reconocida como enfermedad para que podamos acceder a tratamientos en la sanidad pública?

7 personas la han apoyado
7 de700 Apoyos

Me llamo Elena y tengo 26 años. Desde los 13, mis brazos, piernas y muslos están inflamados muy por encima de las proporciones del resto de mi cuerpo, cubiertos por una capa de grasa completamente anormal. Se trata de lipedema, una enfermedad bastante desconocida que afecta al 16% de la población femenina mundial.

A pesar de mis visitas a los médicos durante mucho tiempo, ni siquiera me han diagnosticado esta enfermedad y los únicos tratamientos que me han aconsejado desde la sanidad pública son caminar o hacer ejercicio. Es frustrante que haya tenido que descubrir esta enfermedad leyendo sobre ella o consultando con otras afectadas. De hecho no le pude poner nombre a lo que me pasaba hasta hace un año, cuando descubrí que existía el lipedema y que yo tenía todos los síntomas principales.

El lipedema se manifiesta de diversas maneras pero la más común es la desfiguración de las piernas, que se inflaman hasta el punto de esconder tobillos y otras articulaciones. Se trata de una enfermedad crónica y autoinmune que “suele desarrollarse con cambios hormonales (pubertad, embarazo) y que fue reconocida por la OMS como enfermedad en 2018. 

El volumen de la grasa que se acumula no disminuye con dieta o ejercicio, según ACVEL. Además, como es mi caso, también se pueden producir problemas de circulación y dificultades para hacer esfuerzos o levantar peso. Ante el desconocimiento y la falta de diagnóstico claro, muchas afectadas nos sentimos incomprendidas cuando no marginadas por confundirse los síntomas del lipedema con la obesidad. Algunas incluso pueden desarrollar trastornos alimenticios por los problemas emocionales que se pueden derivar. 

Los tratamientos que existen no eliminan esta enfermedad, que es crónica, pero su precio hace que muchas no podamos acceder a ellos. Uno de los métodos es la utilización de medias de compresión, que reducen el nivel de inflamación. Cuestan hasta 500 euros y hay que cambiarlas cada seis meses aproximadamente. 

La liposucción de chorro de agua WAL consigue eliminar buena parte de la grasa lipedémica. Cuesta alrededor de 6.000 euros por intervención. Me encantaría que las mujeres que sufrimos lipedema podamos cumplir nuestro sueño y operarnos por seguridad social , ya que nos hace mucho daño tanto psicológico como físico. Y los tratamientos son caros y desconocidos para muchas. 

Por eso he lanzado esta petición y os pido ayuda firmando y difundiendo entre vuestros contactos esta pregunta que podremos hacer llegar al Congreso de los Diputados. Gracias por vuestra ayuda.

 

7 personas la han apoyado
7 de700 Apoyos

o