Pregunta para Parlamento de Canarias

Me llamo Minerva, tengo 33 años y desde hace casi tres me enfrento a un cáncer de colon: ¿Cuándo acabaremos con los diagnósticos tardíos de esta enfermedad?

822 pertsonak babestu dute
822 Babes

Hola,

Me llamo Minerva, soy de Gran Canaria, tengo 33 años y desde hace casi tres me enfrento a un cáncer de colon. Cuando, siendo tan joven, te topas con esta enfermedad, suele ser difícil de asumir, y quizá por eso lo fue también para que los médicos, que tardaron en diagnosticarlo y también en asumirlo.

Bien, empezaré por el principio. Yo seguía mi rutina diaria cuando empezaron los dolores, la sensación de hinchazón y otros síntomas muy dolorosos que me arrastraron a acudir a Urgencias varias veces sin obtener ningún diagnóstico claro, o que al menos calmara mi malestar. Hasta cinco veces acudí a Urgencias y solo me hacían enemas. Hasta que un día, ante la imposibilidad de ir al baño o poder siquiera comer, ya en Urgencias me hicieron un TAC. “De aquí no sales” fueron sus palabras. Y, por eso, de mi enfermedad lo que más me persigue es que hayan tardado tanto en hacerme esa prueba. Y he de agradecer la empatía y cercanía de una profesional sanitaria que se involucró en mi caso y luchó por un diagnóstico. Gracias a ella hoy estoy aquí.

Me diagnosticaron un 8 de julio, ingresé ese mismo y me operaron dos veces en una semana.  Lo cierto es que no era consciente de que tenía cáncer hasta que llegó un médico y me dijo que íbamos a empezar ya con el tratamiento de quimioterapia. Supongo que tratas de hacerte la loca y huir de la realidad en esos momentos… Yo tenía, además, metástasis en el hígado y ese verano tuve que someterme de nuevo a una nueva intervención. En septiembre comencé entonces con las sesiones de la citada quimioterapia. Y así llegué a febrero, cuando una recaída confirmó que el tratamiento no estaba surtiendo efecto. En ese momento me informaron de que debía comenzar con otra quimio y que tendría que recibir sesiones de por vida, cada 15 días.

La sorpresa llegó el año pasado. Mi oncóloga me comunicó que estaba respondiendo bien al tratamiento, y que tan solo se veían dos nódulos en la zona peritoneal. Así, hace 4 meses fui operada de nuevo, y ahora estoy a la espera de un PET TAC y de confirmar que podré desprenderme de la quimioterapia continuada.

Desde mi vivencia personal me dirijo a mis representantes políticos en el Parlamento de Canarias para reivindicar que se destinen más fondos a la detección precoz del cáncer de colon y otros tipos de cáncer, sin importar la edad de los pacientes. ¿Cuándo se evitarán los diagnósticos tardíos, cuando sabemos que se pueden salvar vidas si se detecta a tiempo? Por ser jóvenes no estamos exentos de estas enfermedades.

¿Cómo asume una persona joven la crudeza de esta enfermedad? Es otra de las cuestiones a las que me gustaría dar respuesta. Yo soy una persona muy activa, estaba hecha a mi trabajo y lo disfrutaba mucho. Y qué vacío se siente cuando te comunican que no podrás volver a trabajar más, como es mi caso. Me vine abajo cuando me llegó la carta en la que me comunicaban que tendría la pensión total. Daría todo el dinero del mundo por volver a mi vida de antes. Pero también he de decir que el cáncer me ha dado muchas cosas positivas. Aprendes a valorarlo todo, hasta las cosas que antes dabas por hecho, como un simple paseo por la playa. La enfermedad te enseña y te hace más fuerte. 

822 pertsonak babestu dute
822 Babes

edo