Pregunta para Cortes Valencianas

La gente se muere de cáncer y no solo de Covid: ¿Por qué se ha descuidado la detección precoz en Atención Primaria y la asistencia a pacientes oncológicos?

385 pertsonak babestu dute
385 de500 Apoyos

Hola, 

Me llamo Marina, tengo 35 años y estoy haciendo frente a un Linfoma de Burkitt. Intenté acudir varias veces a consulta con mi médico de cabecera, pero me fue imposible. Cuando me detectaron el linfoma, ya estaba en estadio 4, entonces llegaron las prisas. 

Todo comenzó con una otitis en el mes de agosto. Con la pandemia, se volvió imposible contactar con mi médico de cabecera, por lo que, ante la imposibilidad de que me atendiera, acudí de urgencia al centro de salud. Aquella vez me mandaron tratamiento para una otitis, pero acabé quedándome completamente sorda de un oído y palpando un bulto que no me daba buena espina. Intenté contactar de nuevo con mi médico de cabecera, pero seguía siendo imposible, por lo que volví a Urgencias, y aquel médico (si se le puede catalogar como tal), sin palparme, aseguró que se debía a la muela del juicio. Aquello ocurrió un 22 de agosto; aguanté hasta el 8 de septiembre, cuando decidí ir al Hospital de Alicante. 

En cuanto me vio el otorrino, sus palabras fueron: “no sé lo que tienes, pero esto no es normal”. Y entonces empezaron las pruebas: un TAC, 5 biopsias, una resonancia magnética… hasta que le pusieron nombre y apellidos a lo que me ocurría. Tenía un linfoma de Burkitt, tuve que ingresar a la mayor brevedad e iniciar el tratamiento, porque estaba en estadio 4. Había afectado al hueso de la clavícula, a la cadera y el principal tumor se encontraba en un ganglio linfático en el área maxilofacial. Me estaba oprimiendo las cuerdas vocales, la respiración, el oído…

A día de hoy estoy recibiendo el sexto ciclo de tratamiento, y el que espero que sea el último, después de haber batallado contra múltiples de secuelas y los ingresos que estas conllevan. Afortunadamente, todo apunta a que habremos vencido al linfoma una vez finalizado el tratamiento. 

Soy de San Vicente del Raspeig (Alicante), y por eso desde aquí hago llegar mi petición a nuestros representantes políticos en las Cortes Valencianas para que actúen YA. ¿Qué ha ocurrido con la Atención Primaria? ¿Ha dejado de existir? ¿Por qué no se atiende a un paciente con síntomas? ¿La gente ya solo muere de Covid? Pues no, desde una habitación de hospital puedo asegurar que la gente también muere de cáncer, y de otras muchas enfermedades. 

Y, por desgracia, existen otras muchas realidades que rodean la enfermedad que han convertido el proceso en un camino más arduo de lo que ya era en la vida pre-pandemia. Soy madre de dos hijos y estoy sola en el hospital desde que ingresé. Los profesionales médicos son fantásticos, pero se hace muy duro pasar casi tres meses ingresada sin una sola visita. Por no hablar de la conciliación laboral y familiar. Mi marido es autónomo y conmigo ingresada en el hospital… ¿qué podemos hacer sin una sola ayuda? Por suerte contamos con el apoyo de la familia pero… ¿y si no fuese así?

Prevención, recursos e investigación son la clave… ¿Cuándo estarán estos aspectos sobre la mesa? 

385 pertsonak babestu dute
385 de500 Apoyos

edo