Como madre, soy consciente de lo peligroso que puede ser el ciberacoso. ¿Para cuándo más formación a padres y madres sobre las redes sociales para saber cómo acompañar a sus hijos e hijas?

631 pertsonak babestu dute
631 Babes

Me llamo Laura, soy de Barcelona y comparto contenido en redes sociales para concienciar sobre diferentes causas, como por ejemplo el acoso escolar y, con ello, el ciberacoso. Yo sufrí bullying cuando tenía unos 12 años, llegando a la violencia física. Por suerte, conté con amigos que me apoyaron y eso me dio fuerzas para seguir adelante.

Desde entonces, siempre he sido la “defensora del pueblo”. Cada vez que veía un caso de acoso en el colegio, intervenía y señalaba al acosador, aunque fuera un amigo mío. A día de hoy sigo con esta mentalidad, tanto en la vida real y como en la virtual. También he inculcado estos valores a mis hijos, que están a punto de cumplir 11 y 7 años. Siempre les he enseñado a respetar y a ponerse en la piel de los demás.

Aunque el acoso que sufrí no llegó a las redes porque todavía no estaban tan presentes, actualmente sí he recibido algunos comentarios y mensajes de haters. La verdad es que no me afectan para nada, más bien siento compasión por ellos e incluso les hablo por privado por si quieren contarme qué les pasa. Siempre hay una historia detrás de estas acciones tan destructivas.

El problema es que hay adolescentes que sí pueden verse afectadas por estos comentarios. Para ellos y ellas, las redes sociales lo son todo, y cualquier hecho que pueda afectar a su reputación online es fatal. Me han contactado chicas que lo pasan verdaderamente mal, ya sea porque sus amigas la han insultado por redes, porque han difundido una foto suya o porque han sufrido ciberacoso sexual.

Creo que es importante que en las escuelas se dé la información y las herramientas a los y las adolescentes para que sepan hacer un uso responsable de las redes sociales y sean conscientes de los peligros que puede haber. Pero para mí es aún más importante que los adultos sepamos cómo actuar para prevenir el ciberacoso con nuestros hijos e hijas, y darles la confianza para pedir ayuda si se encuentran en una situación así.

631 pertsonak babestu dute
631 Babes

edo