Pregunta para Cortes Valencianas

Por una negligencia médica, mi hijo Martín de 9 meses tiene parálisis cerebral. ¿Cuándo se van a tomar medidas frente a estos casos que provocan daños irreparables en la vida de nuestros pequeños?

1 pertsonak babestu dute
1 de500 Apoyos
Jovana y Jefry . Pregunta de Jovana y Jefry .

Hola, somos Jovana y Jefry y Martin es nuestro hijo pequeño, quien ahora mismo tiene casi 10 meses. Él nació con un síndrome llamado Vacterl, que es una condición causante de malformaciones múltiples, pero su grado no era muy muy grave, puede ser que tuviese una vida más limitada pero normal dentro de todo. Una de esas malformaciones fue la fístula traqueosofágica, de la que lo operaron a la semana de vida y salió todo estupendo. Otra malformación era la de su labio leporino, cuya operación se suponía que era la más sencilla de todas (teoría: entrábamos al hospital un lunes y salíamos un martes y nuestro bebé tendría una sonrisa nueva). Justo en ese momento se complicó todo. 

El día 7 de febrero operaron a mi bebé. Todo parecía ir bien, sin ninguna complicación en la cirugía…Al día siguiente tenían pensado darnos el alta, pero, de repente, Martín empezó a asfixiarse y tras dos horas de espera nos confirmaron que nuestro hijo se encontraba en la uci sedado y con respiración mecánica porque no podía respirar por sí mismo y una obstrucción en la tráquea que le comprometía la vid.a Todavía recuerdo el miedo que sentí cuando pasé a verle, y como me rompí por dentro cuando lo vi acostado en esa cama tan grande con ese montón de cables. Él tenía 3 meses en ese tiempo…

Empezaron a hacerse las horas eternas y pasaban los días y Martín no mejoraba. Uno de esos días, una médica le provocó una extubación accidentalmente, en la que mi hijo entró en parada cardiorrespiratoria durante 15 minutos, pero gracias a la vida decidió volver y seguir luchando. Fue entonces cuando decidieron trasladarlo a la Fe de Valencia, donde lograron quitarle el tubo sin ningún tipo de complicación.

Fue todo muy duro y, a día de hoy, como consecuencia de la operación que le provocó la parada cardiorrespiratoria, Martín tiene parálisis cerebral. Tiene un botón gástrico porque no puede comer por la boca y están empezando las crisis. Cada vez sumamos un nuevo síntoma a la lista, pero lo que tenemos claro es que vamos a seguir luchando siempre para que Martín tenga la mejor calidad de vida posible y, por supuesto, también para que se haga justicia frente a una negligencia médica que le ha provocado daños irreparables a mi hijo.

En nuestro caso, una mala praxis del equipo médico que atendía a mi hijo puso en peligro su vida y la alteró por completo. Por este motivo, considero necesario que cada cierto tiempo, los profesionales de la salud reciban alguna formación que les actualice de nuevas técnicas, nuevas patologías que antes eran desconocidas y que les actualice todo lo aprendido durante su formación. Al final, de su trabajo depende la vida de las personas y, en nuestro caso, a Martín no se le podía quitar el tubo arbitrariamente, sólo se podía hacer en un quirófano con especialistas. Por eso, considero que aquellos profesionales que estén trabajando con niños tienen que tener formación contínua. Es un trabajo vocacional y lo que no es justo es que en caso de Martín, los anestesistas antes de proceder a la intervención no leyeran su historial médico, ni pidieran una analítica, ni lo pesaran… Por mucho que sean sus quehaceres cotidianos tienen que ser rigurosos al máximo para que casos como el de mi hijo no vuelvan a suceder. También hay que sancionar a aquellos profesionales que se toman el trabajo de médico a la ligera, que aunque no puedo generalizar porque la mayoría de los profesionales con nosotros han sido muy buenos, los pocos que nos hemos encontrado que no han hecho bien su trabajo han sido los que nos han destrozado la vida.

1 pertsonak babestu dute
1 de500 Apoyos

edo

Pregunta dirigida a: Cortes Valencianas