¿Qué reformas caben en el Senado?
Ez dago galderaren erantzun gehiago
Jose Maria Cazalis Eiguren

¿Qué reformas caben en el Senado?


Vaya por delante mis disculpas por no haber respondido antes a su pregunta. Un problema de coordinación ha sido el culpable de tal retraso.

Como premisa, yo creo en las bondades de la bicameralidad.

La obligación de una segunda reflexión y el hecho de que los representantes de ambas cámaras se elijan por sistemas electorales diferentes hacen que las leyes y normas, teóricamente, deban de superar necesariamente negociaciones y consensos mucho más amplios que en el caso de una sola cámara. Además, la existencia de dos cámaras sirve de mecanismo de "auto-control" entre ambas, lo que puede evitar la concentración y el abuso de poder.

Es cierto que es más costoso económicamente y más lento que el sistema unicameral, pero, en mi opinión, garantiza una mayor calidad y equilibrio, no solo de los procesos legislativos y de control al poder ejecutivo, sino de todo el sistema de poderes de un país.

En España, el sistema puede estar bien diseñado, pero no funciona adecuadamente.

El Senado (analizado aisladamente) cumple con suficiencia su función de Cámara de Segunda Lectura y de reflexión, así como su función de control al ejecutivo y, además, con mucha más tranquilidad, por la nula presión de los medios de comunicación sobre la cámara.

Además, desde el punto de vista de la reflexión, personalmente valoro muy positivamente la capacidad del Senado de plantear y desarrollar Ponencias de Estudio, de las que resultan propuestas muy interesantes, normalmente con un alto nivel de consenso, fruto del estudio de las opiniones de expertos sectoriales.

Siendo todo esto así: ¿cuál es el problema?

El problema es que los sucesivos Gobiernos y las mayorias que los sustentaban han ido laminando las posibilidades del Senado a base de obviar las decisiones tomadas en él. Al final del proceso, en casos de discrepancia, las decisiones del Congreso prevalecen siempre sobre las del Senado, por lo que lo decidido en él prácticamente no tiene valor.

La falta de tradición democrática, lleva a los Gobiernos a evitar tener que buscar dos veces el consenso necesario para sacar leyes y normas.

Esta diferencia en las mayorías de las cámaras, que es aceptada con naturalidad en países de larga tradición democrática como los Estados Unidos o Francia, no ha sido aceptada por los dos grandes partidos de gobierno españoles y, al final, el trámite del Senado no deja de ser meramente testimonial.

Por lo tanto, no es que el sistema no sea bueno. Lo que ocurre es que la bicameralidad bien entendida es incómoda para los partidos gobernantes.

Si se quiere recuperar la credibilidad, no solo del Senado, sino de todo el sistema en su conjunto, hay que conseguir dar valor a las decisiones que en él se toman.

En el plano territorial, el problema es que los partidos de índole estatal no tienen interiorizada y aceptada la realidad plurinacional del Estado en su ADN político, como algo beneficioso para el país.

El desarrollo del sistema de autonomías en España no obedeció a una necesidad o reivindicación de las diferentes regiones españolas, sino a un afán de "dilución" de las realidades nacionales vasca y catalana, principalmente.

El Senado es, en consecuencia, un reflejo de esta situación.

Es imposible crear Grupos Territoriales con miembros de distintas sensibilidades políticas, porque priman las posturas partidarias sobre la defensa de los intereses de una Comunidad.

Paradójicamente, ni las normas referentes al propio sistema autonómico (estatutos de autonomía y su renovación, etc.) son discutidas en primera instancia en la denominada Cámara Territorial.

Por lo tanto, el problema no es el diseño del sistema bicameral español, sino su desarrollo o, mejor dicho, su falta de desarrollo, cuando no su clara involución.

No se trata de cambiar los Reglamentos del Senado, sino de adecuar las Cortes Generales a un sistema bicameral real y efectivo, ya consagrado en la propia Constitución española.

En cuanto a mi labor concreta en el Senado, no es muy diferente a la del resto de mis compañeros del Grupo Vasco, aunque es mucho más intensa que la de muchos Senadores y Senadoras de los grupos grandes.

Soy portavoz de mi Grupo en 7 comisiones legislativas.

Estoy especialmente satisfecho de la repercusión de varias mociones en las que propusimos mejoras en ámbitos como la defensa de las mujeres del mundo de la mar, las actividades de pesca-turismo, la mejora en las condiciones de circulación de las caravanas, la lucha contra las resistencias a los antibióticos y, especialmente, los casos de niños robados y de secuestros parentales.

En todos ellos se han producido cambios en la legislación y en las actitudes del Gobierno, en la línea propuesta por el Grupo Vasco, por lo que podemos sentirnos satisfechos.

También fue muy satisfactoria la creación, por iniciativa nuestra, de una Ponencia de Estudio sobre el uso del gas natural como combustible marítimo, que, tras escuchar a un buen número de expertos en el sector naval y medioambiental, elevó un documento de propuestas al Gobierno en la materia.

Amén, por supuesto, del trabajo "normal" de defensa de los intereses vascos en las diferentes leyes y propuestas presentadas por el Gobierno u otros grupos políticos de la Cámara.

Y todo esto desde lo que podemos llamar la "invisibilidad" del Senado: algo que es bueno para trabajar, pero que da pie a que, quienes no valoran su importancia, pidan su desaparición.


 Partekatu
Jose Maria Cazalis Eiguren
 Galdera ¿Qué reformas caben en el Senado?

Soy consciente de que en multitud de países nos encontramos ante un sistema bicameral, al igual que en España. Sin embargo, tal como está planteado el proceso legislativo el Senado pierde en gran medida su sentido original. Por eso me gustaría hacerle llegar la pregunta de qué reformas se pueden hacer dentro del marco legal para convertir el Senado en una cámara territorial de representación. También me gustaría saber si considera oportuna esta reforma o reformas que vayan en el sentido de que el Senado tenga realmente iniciativa y pueda proponer legislación.

 

Me interesa también saber cuál es su labor concreta en esta cámara y sí está satisfecho con la labor que la misma desempeña.

 

Muchas gracias y un saludo

Sortzailea
Félix Tortuga Félix Tortuga
53 de50 Apoyos
2014.07.17

Batu zaitez Osoigora

Politikaria bazara eta parte hartzeko interesa baduzu, Jarri harremanetan

Jarri gurekin harremanetan