Pregunta para Eusko Legebiltzarra

Las personas con VIH seguimos teniendo que ir a los hospitales para acceder a nuestra medicación: ¿Cuándo serán accesibles los tratamientos de una manera más sencilla y menos estigmatizante?

12 pertsonak babestu dute
12 de500 Apoyos

Las personas con VIH pasamos el primer confinamiento con mucho miedo, somos un grupo vulnerable y no sabíamos cómo nos iba a afectar la pandemia de la Covid-19. Meses después nos hemos ido tranquilizando en ese sentido porque no tenemos peor pronóstico si nos infectamos de coronavirus. Sin embargo, desde nuestra asociación y desde otras muchas, compartimos una preocupación por la salud mental, la estabilidad emocional y la cohesión social de nuestro colectivo. 

Por mucho que haya vacuna para el coronavirus, a nuestro colectivo le sigue ocupando y preocupando la lucha contra el Sida. Hace unos días, como cada 1 de diciembre, el día mundial contra el Sida volvió a poner en los medios la lucha contra esta epidemia que dura ya más de 40 años y se ha cobrado millones de vidas.

Las cifras asustan pero la mejora en los tratamientos médicos ha conseguido que las personas con VIH tienen mejores pronósticos y la mayoría pueden hacer una vida normal. El Sida ya no es una sentencia de muerte. Gracias a los tratamientos  médicos se ha avanzado mucho pero siguen siendo necesarias campañas de visibilización, concienciación y prevención. La detección de casos se ha resentido debido a la gran carga asistencial que soporta nuestro sistema sanitario, entendemos la prioridad y la urgencia de la emergencia del Covid pero pedimos que no se olvide a nuestro colectivo. 

Desde Harri Beltza llevamos meses poniendo sobre la mesa la necesidad de que la medicación que necesitamos las personas con VIH sea dispensada de una manera más accesible y fácil para todos. Por logística y por calidad de vida para el paciente reclamamos a las autoridades sanitarias que no tengamos que desplazarnos hasta los hospitales para tener nuestra medicación, se aliviaría el colapso que sufren los grandes centros hospitalarios y accederíamos a nuestros tratamientos sin exponernos. 

Nos hemos reunido con el consejero de Sanidad vasco y seguimos la interlocución con otras autoridades sanitarias de Euskadi y entendemos que ahora todos los esfuerzos están centrado en la lucha contra la Covid-19. 

Sin embargo queremos visibilizar esta reivindicación para que tengamos acceso a nuestros tratamientos de forma más fácil y rápida, se contribuiría a acabar con el estigma que aún arrastra esta enfermedad. No queremos imponer ningún método de distribución pero no queremos que este debate se vea aplazado. Entre las opciones plausibles que ponemos sobre la mesa de los responsables que gestionan la sanidad pública, están los repartos a domicilio o la distribución en farmacias. Son sistemas que ya funcionan con normalidad en otros países. 

También reclamamos que la lucha contra el estigmatización de los pacientes de VIH vuelva a ser una prioridad. Los primeros años de la pandemia de sida fueron nefastos en cuanto a la idea que se transmitía de los afectados, había connotaciones muy negativas que todavía arrastramos a día de hoy. El virus no tiene prejuicios pero la sociedad sí. 

Ayúdanos a seguir luchando contra el estigma y firma y difunde nuestra campaña para reforzar los protocolos de prevención y conseguir que los tratamientos médicos para nuestro colectivo estén disponibles de una manera más accesible y menos estigmatizante.

12 pertsonak babestu dute
12 de500 Apoyos

edo