Pregunta para Congreso de los diputados

DIGNIDAD PARA LAS PERSONAS MIGRANTES. Para que los derechos fundamentales no dependan de la situación laboral

381 pertsonak babestu dute
381 de1500 Apoyos

Las organizaciones de la Coordinadora del Día de África nos unimos al grito de las personas migrantes que viven en España, y lo hacemos apoyando sus reivindicaciones en materia de derechos humanos, regulación, vivienda y empleo digno.

Apostamos por dar visibilidad a las campañas de denuncia de la vulneración de los derechos humanos que sufren las personas en movilidad y lo hacemos amparados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y en la Constitución Española. 

La llegada de nuestras vecinas y vecinos africanos se debe en gran medida a la dificultad que encuentran para desarrollar una vida laboral digna y a la fragilidad de los servicios básicos y del propio sistema político de sus lugares de origen. Esto es causa, entre otras, de que para Europa el continente africano continúa siendo solo una fuente inagotable de recursos naturales, que nuestras empresas explotan en muchas ocasiones sin cumplir unos mínimos requisitos que garanticen los Derechos Humanos y el respeto y cuidado del medioambiente, debido a una falta flagrante de regulación en este ámbito. 

Nos unimos a las voces que reclaman terminar con el discurso hegemónico y falso sobre las personas migrantes y reivindicamos la veracidad de los números y la realidad de las personas en movilidad. 

La migración africana que recibe el continente europeo no es más que una gota en el gran flujo de migrantes internos en África. Este continente recibe únicamente entre el 3 y 4% de personas en movilidad. Además, de los 4.848.000 millones de personas extranjeras en España, solo el 2,4% son personas africanas, y de ellas, se estima que tan solo 43.000 se encuentran en situación administrativa irregular (es decir, el 10% de las 390.000 a 470.000 personas provenientes de todo el mundo que se estiman en situación irregular; datos obtenidos del INE).  

Más allá de este discurso racista, Europa ha creado un verdadero sistema legal y político basado en la inseguridad de sus fronteras. Un sistema que criminaliza a las personas en movilidad, a las que considera una amenaza. Hipócritamente, esta criminalización es buscada por Europa, que necesita una migración no cualificada y vulnerable para que desempeñe trabajos esenciales, poco y mal reconocidos, en los que no se garantizan sus derechos: trabajos de cuidados, de agricultura y alimentación (recolección de frutas y verduras), de hostelería… 

 

Firma por un compromiso que llega tarde 

Debido al contexto de pandemia y de crisis económica en el que nos encontramos, queremos denunciar en especial el fenómeno de la irregularidad sobrevenida y manifestarnos contra el marco jurídico que lo ampara. La irregularidad sobrevenida supone una vulneración grave de los derechos humanos y sitúa a las personas migrantes en niveles aún más extremos de precariedad que atentan directamente contra su salud, su integridad y su vida. 

Como consecuencia de las grandes dificultades que se establecen para la obtención de las autorizaciones de residencia iniciales y sus correspondientes renovaciones, muchas personas quedan en esta situación de irregularidad sobrevenida. Este fenómeno halla sus causas en la dificultad para encontrar un empleo que se amolde a las características exigidas (por ejemplo, plazo de espera de hasta 6 meses de tiempo para la incorporación del trabajador), en la falta de continuidad de los contratos o en la imposibilidad de aportar el mínimo exigido a la Seguridad Social. 

Consideramos esencial que la puerta de entrada a los derechos fundamentales no siga siendo el mercado laboral. La situación administrativa regular de una persona migrante no puede depender de una Ley de Extranjería que está orientada a ordenar el flujo de mano de obra extranjera. 

Por un lado, no se puede exigir a una persona estar en posesión de un contrato para poder estar legalmente capacitado para trabajar. Un permiso de residencia debería tener asociado el derecho a trabajar, que posibilita y facilita la integración y participación ciudadana de los residentes.

Por otra parte, una persona que ha desarrollado su vida en la comunidad en una situación previa de estatus legal, no debería ser expulsada por su condición de desempleada. Por encima de trabajadores, las personas migrantes son personas. 

Por todos estos motivos, proponemos que la situación administrativa regular se obtenga a partir del empadronamiento, a través de informes de esfuerzo de integración o de un seguimiento por parte de los servicios sociales donde se determine la situación concreta de cada persona, no atendiendo únicamente a los medios económicos o laborales de vida. Solo así las personas migrantes tienen garantizados sus derechos fundamentales. 

Proponemos los siguientes cambios en la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

El apartado primero del artículo 31, sobre la situación de residencia temporal, pasará de su redacción inicial,

A la siguiente redacción:

 

El apartado segundo del artículo 31 en su redacción inicial, centrado en la autorización de residencia no lucrativa,

Incorporará el siguiente inciso:

Por su parte, el apartado tercero del artículo 36, sobre la autorización de residencia y trabajo, pasará de su redacción actual,

A la siguiente redacción:

 

El apartado cuarto del artículo 36, pasará de su redacción original,

A la siguiente redacción:

Además de este cambio legislativo, proponemos fomentar en los barrios, pueblos y relaciones vecinales una cultura del encuentro y de la hospitalidad que fomente el enriquecimiento mutuo frente a los brotes de racismo y xenofobia

Después de décadas de relativo silencio, cada vez somos más las personas que reclamamos una unión que garantice la seguridad jurídica y social de las personas migrantes.


“Esperábamos trabajadores, vinieron personas y queremos vecinos”.

Cáritas

Puedes encontrar el manifiesto completo aquí. 

En este enlace puedes conocer las entidades que se han adherido a este manifiesto.

Si eres una entidad y quieres adherirte al manifiesto, puedes hacerlo mandándonos un correo a coordinadoradiadeafrica@gmail.com, indicándonos el nombre de la organización y adjuntándonos vuestro logo.

*Foto: Javier Sánchez / Mundo Negro