Pregunta para Cortes Valencianas

Todas tenemos derecho a disfrutar de los eventos culturales. ¿Por qué no se toman medidas para que estos estén adaptados para las personas con movilidad reducida?

2 pertsonak babestu dute
2 de500 Apoyos
Andrea . Pregunta de Andrea .

Hola, me llamo Andrea y escribo este texto porque me gustaría dar visibilidad a los obstáculos que nos encontramos las personas con movilidad reducida desde la infancia. Especialmente, quería contar el último episodio que viví sobre la poca accesibilidad de los festivales,  los que muchos adolescentes y jóvenes que vamos en silla de ruedas también queremos disfrutar. 

A principios de este mes de agosto, tuvo lugar el Arenal Sound y pensé que podía ser una buena oportunidad para escuchar y disfrutar en directo a artistas que me gustan. Antes y después de comprar la entrada, pregunté a la organización del festival por correo electrónico y por redes sociales (eran los únicos medios de contacto) si el festival estaba adaptado para que pudiera disfrutarlo en silla de ruedas. No recibí ninguna respuesta. 

Durante el mes de julio, tenía mucha ansiedad porque sabía que era lo que me podía pasar allí. De hecho, ya había ido antes a ese festival y lo había pasado fatal por el tema de la accesibilidad, no obstante, tenía esperanzas en que la organización hubiera mejorado este tema con el paso de los años. 

Decidí ir, disfrutar, porque al final un festival de música consiste en eso. El primer día del festival estuvimos por ahí en el ambiente, pero no llegamos a entrar a ningún concierto. El segundo día sí que era nuestra intención. En la entrada del recinto ya noté la poca accesibilidad. Me costó muchísimo acceder al interior y los trabajadores del festival que estaban viendo la situación no se molestaron en ayudarme. Una vez dentro, cogimos sitio para el concierto y conforme se empezó a llenar de gente, empezaron los empujones, insultos y las faltas de respeto. Ante tal situación, mi amiga y yo decidimos salir para preguntar si podía ir a la zona adaptada. Nadie de la organización sabía de la existencia de tal zona y finalmente nos recomendaron poner una reclamación y eso hicimos. 

Cuando pasó todo el festival, contacté con personas que sí que habían podido acceder a la zona de movilidad reducida y resulta que estaban igual de indignadas que yo. Me comentaron que estaba fatal ubicada y que desde allí no se podía disfrutar bien de ningún concierto. Por no hablar de los baños, las barras, etc… No había nada adaptado para aquellos que vamos en silla de ruedas. 

Este es un problema que hay que visibilizar, porque las personas con movilidad reducida tenemos exactamente el mismo derecho que el resto a disfrutar de las actividades de ocio. Por desgracia, en España estamos a la cola en cuanto a temas de accesibilidad y, como he dicho al principio, esto es algo que las personas que lo sufrimos llevamos a rastras desde la infancia, esperando siempre que se nos tenga en cuenta y que las cosas mejoren. 

Una vez más, el Arenal Sound no ha pensado en nosotras. Una vez más la falta de accesibilidad hace que los espacios culturales no sean inclusivos y, por ende, no podamos disfrutarlos todos de la misma manera.

2 pertsonak babestu dute
2 de500 Apoyos

edo

Pregunta dirigida a: Cortes Valencianas