Pregunta para Congreso de los diputados

¿Por qué en las concesiones de becas de educación no se tienen en cuenta los gastos de estar divorciado? Mi hija no podrá estudiar lo que quiere porque prima la renta conjunta de sus padres antes que su expediente académico.

6 pertsonak babestu dute
6 de1500 Apoyos

Soy padre divorciado con custodia compartida. El mero hecho de no vivir con la madre de mi hija hace que tenga que hacerme cargo de la mitad de una vivienda (la que teníamos en común y se otorgó su uso a la madre y a mis hijos) y de la mía (en alquiler). 

Tenemos una hija que pronto comenzará la Universidad, y como muy probablemente tenga que continuar esos estudios fuera de Galicia, la única opción a la que podemos optar para sufragar todos los gastos que ese traslado conlleva, sería con la concesión de una Beca de Educación por movilidad. Sin embargo, esta ya se nos denegó cuando la solicitamos por kilómetros (el centro escolar donde cursa bachillerato está a 6 km de ida y 6 de vuelta) por tener en cuenta solo la renta de los dos progenitores, y no nuestro estado civil actual que afecta directamente a nuestra economía. 

Es por este motivo por el que lanzo esta petición, para que la concesión de becas no solo se rija por el umbral de la renta. Si no que tenga en consideración los gastos de la unidad familiar, el kilometraje para el que se solicita la ayuda, y por supuesto el expediente académico del beneficiario. Que el primer filtro para denegar una beca sea el de los ingresos de los tutores, sin tener en cuenta todo lo demás, no solo es injusto, sino que roza la discriminación y fomenta la desigualdad de oportunidades en la educación. 

Es decir, que si mi hija tiene un expediente académico brillante, su sueño y todos sus esfuerzos por estudiar lo que a ella le gusta, no serán recompensados porque el sistema considera que tenemos el poder adquisitivo suficiente para sufragarlo y ni mucho menos esa es la realidad. 

En una situación de divorcio existen el doble de gastos, y hay meses que en torno al día 10 se acaba el dinero y hay que recurrir a ahorros o a reducir el consumo. Por eso no se nos puede considerar como una pareja que convive bajo el mismo techo porque no es justo, tenemos una vulnerabilidad económica que, sin embargo, sí se tiene en cuenta en otros colectivos con motivo de sus circunstancias personales.

Lo más triste, es que mi hija estudia se esfuerza, y su futuro es el de no poder hacer lo que ella desea porque las circunstancias personales de sus padres no se lo pueden permitir. La economía familiar, irreal, se antepone de filtro a su excelencia, toda una vergüenza cuando lo que se solicita es una beca de educación. 

Así, no pedimos que se nos regale nada, tan solo que se revisen los baremos de los requisitos en la concesión de becas, y se tengan en cuenta otras consideraciones, y no solo el baremo económico como primer filtro perdiendo la esencia de la necesidad de la beca, fomentar la educación. 

Para que esta injusticia sea escuchada, ¿nos ayudas a conseguirlo apoyando y difundiendo esta petición?



 

6 pertsonak babestu dute
6 de1500 Apoyos