Pregunta para Cortes Valencianas

Soy Alba y tengo Esclerosis Múltiple. Los jóvenes con EM vemos limitadas nuestras oportunidades laborales. ¿Cuándo nos reconocerán el 33% de la discapacidad?

525 pertsonak babestu dute
525 Babes
Alba Viciano Parra Pregunta de Alba Viciano Parra

Mi nombre es Alba, soy de Onda (Castellón) y tengo 24 años. Padezco Esclerosis Múltiple, una enfermedad auto inmunitaria y degenerativa, todavía desconocida por gran parte de la ciudadanía. Hay muchos jóvenes que la padecemos, por lo que considero necesario que se visibilice y que luchemos por nuestros derechos. 

Un año antes de recibir mi diagnóstico, tuve una parálisis facial. Fui al Hospital para que me hicieran pruebas y, como me encontraba en exámenes finales, los médicos lo achacaron a los nervios. Un día, después de salir de fiesta con mis amigas, me levanté al día siguiente con las piernas paralizadas, rígidas. Al cabo de un rato eso cesó, pero se repitió durante dos o tres veces ese día. Pensé que debía de ser de la “resaca” y no le di más importancia. 

Pasado un mes volví a tener un brote, aunque esta vez más fuerte. Estaba en el coche y se me paralizaron las manos y las piernas. Yo no entendía nada, por lo que mi respuesta ante lo desconocido fue reírme. Volví a ver al médico y, nuevamente, me dijo que era de los nervios. Pasados unos días me levanté coja. Los médicos seguían sin encontrar nada, y durante una semana seguí con la pierna paralizada, empeorando hasta tal punto que no podía levantarme de la cama. Después de luchar mucho, logré una visita con una neuróloga, que me hizo varias pruebas hasta encontrar una inflamación en el cerebro. Tenían que hacer más pruebas para descartar las posibilidades, pero después de hacerme una punción lumbar confirmaron que tenía Esclerosis Múltiple. 

Cuando recibes esta noticia sientes mucho miedo, no sabes lo que va a pasar y te preocupa el futuro. Yo nunca había oído hablar de la Esclerosis Múltiple. Sin embargo, poco a poco te vas descubriendo y aprendiendo sobre ello. 

Esta enfermedad limita tu vida en algunos aspectos, pero sobre todo a nivel laboral. Muchas veces los jóvenes con Esclerosis Múltiple tienden a no contar que la padecen por miedo a ser juzgados y por consecuencia no obtener los puestos de trabajo que desean. 

En uno de mis antiguos trabajos, me di cuenta que mi cuerpo no podía aguantar una jornada de 8 horas, por lo que me redujeron la jornada a parcial. Me vi en la obligación de contar lo que me sucedía y se adaptaron a mí, pero creo que si lo hubiera contado en la entrevista no me hubieran contratado. 

Con 24 años, quiero tener un futuro, cumplir mis sueños y optar a las mismas oportunidades laborales que el resto de jóvenes, pero es muy complicado cuando tienes esta enfermedad. Hace años, cuando recibías el diagnóstico de la Esclerosis Múltiple, se te concedía automáticamente la discapacidad del 33%. 

Sin embargo, cuando yo la solicité, ni siquiera tuve una visita con un médico que mirara mi estado, sino que automáticamente se me concedió el 15%, que prácticamente no me ayuda en nada. Quisiera no decir esto, pero tener esta enfermedad te limita y te incapacita a llevar un ritmo laboral como una persona que no la padece. 

Considero que si nos reconocieran la discapacidad del 33% solo por tener el diagnóstico, se nos abrirían muchas puertas que actualmente están cerradas. Hay muchas personas jóvenes con esta enfermedad y su vida profesional se ve limitada a causa de ello.

Por este motivo, siendo de Onda (Castellón), me dirijo a los políticos de las Cortes Valencianas para que tengan en cuenta mi caso y concedan la discapacidad del 33% a las personas con Esclerosis Múltiple. Somos muchos los que queremos una igualdad de oportunidades a nivel laboral.

 

525 pertsonak babestu dute
525 Babes

edo