Pregunta para Congreso de los diputados

¿Cuándo tendrán las madres permisos, sin consecuencias laborales, para cuidar de sus hijos?

4 personas la han apoyado
4 de1500 Apoyos
Sara Radi Pregunta de Sara Radi

Parece que ser madre sea un delito.  La conciliación familiar y laboral ya es complicada de por sí, y además le sumamos que las madres trabajadoras tenemos un sentimiento de culpa, muy grande, por no poder dar a nuestros hijos la atención que necesitan, por no poder cuidarles cuando enferman, cuando tienen fiebre, y ni siquiera poder llevarles al médico tranquilamente sin tener miedo a sufrir consecuencias en nuestro puesto de trabajo.

En mi caso, no puedo reclamar mis derechos laborales por temor a represalias, porque a la mínima que mencionas la ley ya tienes un pie en la calle. Y te tienes que ver obligada a aguantar comentarios crueles, o ser sancionada con la disminución de horas (de 6 a 4), modificando mi lugar de trabajo, y mi categoría profesional alegando absentismo laboral… la realidad… tener que quedarme en casa a cuidar de mi hijo.

Deberíamos tener permisos justificados si ellos enferman, aunque no sean ingresados. Que podamos disfrutar de nuestra maternidad sin miedos, sin sufrir momentos duros de discriminación por tener que llevarles al médico a que le hagan pruebas para revisar el estado de su salud. (El mayor tiene alergias y el pequeño un soplo al corazón) Ni siquiera trabajando en el sector de la Educación Infantil, que conocen lo mucho que se ponen los niñxs malos, se empatiza con las madres trabajadoras.

No tienes más remedio que callarte, aguantarte y ya está. Porque la posibilidad de encontrar una mejora laboral, se reduce drásticamente cuando tienes que contar que tienes dos niños pequeños, y pocas ayudas para que alguien pueda encargarse de ellos si fuese necesario. 

Es por ello que ser madre implica muchos retos sociales, laborales, económicos, y sobre todo emocionales, por el sentimiento de culpa de no poder dedicar a tus hijxs el tiempo de amor y cariño que se merecen.

No tenemos la opción de disfrutar de la crianza con tranquilidad. Hagamos lo que hagamos, siempre será a costa de sacrificar algo. Tiempo para ellos, o dinero para ofrecerles una calidad de vida mejor.

No se nos facilita el crecimiento profesional cuando nos quedamos embarazadas o nos reincorporamos después al mercado laboral. No tenemos los permisos para cuidarles cuando están enfermos, ni facilidades para la reincorporación. . 

Es por ello que pido se revisen los derechos de las madres. Que no se nos juzgue negativamente por reducir nuestra jornada laboral, que dejemos de ser un blanco fácil para los despidos. Que la maternidad, en definitiva, no se viva en la más profunda y absoluta discriminación social.

4 personas la han apoyado
4 de1500 Apoyos

o