Pregunta para Congreso de los Diputados

¿Cuándo destinarán más recursos para investigar y curar el Cáncer de Mama Metastásico?

3578 personas la han apoyado
3578 Apoyos
Nagore Taboada Pregunta de Nagore Taboada

Me llamo Nagore y tengo un cáncer de mama metastásico. Si echo la vista atrás veo que me he pasado media vida entre hospitales. Moverme por sus pasillos y plantas es algo conocido para mí. Tengo 44 años de los cuales 24 un Crohn y una Fibromialgia son parte de mi vida.

 Desde hace 2 años un cáncer llamó a mi puerta y no venía solo. Tengo metástasis por todo el hígado. Desde hace un año también en pulmón. Mi cáncer es un Estadio IV, avanzado con unas células viajeras que no les gusta nada estar quietas. Y no tiene cura. Avanza lentamente ganando terreno de forma silenciosa. Es de ese tipo de cáncer poco conocido, nada visible y mata. Tengo 2 hijos Kimetz y Uxue de 9 y 3 años.

Mi mayor miedo es dejarles perderme sus abrazos, sus risas, sus vidas y no envejecer al lado de mi marido. Mi tratamiento es paliativo y es un habitual ir agotando las diferentes líneas de tratamientos porque dejan de hacernos efecto. Un tratamiento menos es una puerta más cerrada. Es no poder volver a tomarlo. Es un volver a empezar. Y no soy la única.

Desgraciadamente en nuestro país de detectan y diagnostican nuevos cánceres de los cuales hay un bajo porcentaje que es el metastásico. Un cáncer que hace que quieras sujetarte a la vida con fuerza porque existe y es muy real. No entiende de condición social ni sexual. Un día te puede tocar a tí vivir a este lado. Y el cáncer de mama no es solo cosa de mujeres. Aunque seas hombre tienes que mirarte, que cuidarte para lograr una detección temprana de un cáncer en un estadio bajo. 

No evitará que lo tengas pero si hará que puedas superarlo, que te puedas curar y puedas vivir. El Cáncer de Mama Metastásico hace que sientas ese frio que es el miedo. Hace que camines con la muerte a tu espalda cuando la vida te pide a gritos que no la dejes. Hace que no quieras rendirte y saques fuerza de donde casi no hay. Cuando el cáncer llama a tu puerta y las metástasis lo acompañan, cuando eres demasiado joven, cuando miras a tus hijos, a tu pareja y ves el miedo en sus ojos y tú misma también lo sientes no entiendes porque no hay una cura. Cuesta vivir con algo que resta, que duele y quita tanto. Tengo un cuerpo castigado por años de enfermedades y menos oportunidades que otras personas por culpa de ese Crohn que hace que todo sea más complicado y no se lo pone nada fácil a mis médicos. 

Tengo la necesidad vital de que se siga investigando, de que se invierta  en vida, en ganar. En definitiva que se invierta en investigación. Necesitamos que nuestros investigadores encuentren esa calidad de vida que hoy por hoy no tenemos ya que los efectos secundarios poco a poco te van apagando. Necesitamos no perder la fe ni la esperanza  en la ciencia para no rendirnos. Hemos perdido demasiadas compañeras en poco tiempo.

Necesitamos que se nos vea, que se nos oiga, normalizar esta enfermedad y que se pierda el miedo. Sobretodo necesitamos que se invierta en investigación para que podamos seguir viviendo, para que no sigamos muriéndonos. Para nosotras la investigación es sinónimo de vida. Necesito que me ayudes a que pueda hacer llegar mi propuesta a los políticos para que no se nos olvide, para que si te toca tengas una oportunidad, para que se comprometan a ayudarnos para que un día ganemos la partida al cáncer. Mientras seguiré diciendo nuestro #masinvestigacionparamasvida

3578 personas la han apoyado
3578 Apoyos

o