Pregunta para Congreso de los diputados

Una de las peores situaciones en la vida es querer vivir y ver que la vida se te escapa entre tus dedos… ¿Cuándo se invertirá en más investigación para que los pacientes de cáncer no temamos por nuestra vida?

1 personas la han apoyado
1 de1500 Apoyos

Una de las peores situaciones en la vida es querer vivir y ver que la vida se te escapa entre tus dedos… Y tristemente es una situación a la que cada día se enfrentan más seres humanos. Cada día más pacientes son diagnosticados de cáncer, cada vez personas más jóvenes. 

Me llamo Dolores y a mis 29 años me diagnosticaron leucemia promielocítica aguda. Mi vida se transformó completamente entonces. Perdí todo lo que tenía en un abrir y cerrar de ojos. Mi casa, mi trabajo, mi pareja, mi familia… toda mi realidad se esfumó para sumirme en un severo aislamiento que llegó semanas antes de la pandemia que nos aisló a todos. 

¿Cómo se entera una persona de que tiene leucemia? ¿Cómo lo procesa? Son preguntas para las que uno, aunque lo viva y experimente en su propia piel, no siempre tiene respuestas… En mi caso una caída en el trabajo actuó como punto de partida a todo lo que vendría después. A raíz de aquella caída empecé a sentir un dolor muy fuerte y agudo en el brazo. Un dolor anormal, inhumano, pues no había medicación que lo calmase. Iba al hospital de Almería, mi ciudad, pero no sabían darme una razón clara, hasta que reclamé una resonancia y allí lo vieron. Mi tema era oncológico y ellos no lo podían tratar. Tras eso, llegó el diagnóstico: leucemia promielocítica aguda. 

Nueve ciclos de quimio, un periodo de aislamiento total y mucho que procesar. Pero decidí que no iba a permitirme caer y lo llevé con positividad. Entonces entiendes que la actitud es el mejor aliado que puedes tener. A mí personalmente me ayudó mucho escribir, expresar cómo me sentía y concienciarme de que tenía que agarrarme a la vida y no dejarla escapar. Porque iba a vivir. 

Así conseguí la remisión completa a los 10 meses, poco después pedí el alta voluntaria y retomé el trabajo y mi vida. Hoy hago vida normal, pero no puedo quedarme quieta. Estoy plasmando mi vivencia en un libro, para recordarme que fui capaz de no caer y tirar para arriba, pero también para romper con el tabú que existe alrededor del cáncer. Podemos verlo como algo tremendamente lejano, pero el cáncer puede llamar a la puerta de cualquier persona. De repente llegar, lo arrasa todo y tú solo alcanzas a preguntarte: “¿Mi vida está en manos de qué o de quién?”

Perdamos el miedo a hablar de la enfermedad. Llevémoslo con la mejor actitud posible y dejemos de relacionarlo con la muerte. Porque el cáncer no es siempre sinónimo de muerte, y de ahí mi libro. 

¿Y por qué no es el cáncer hoy sinónimo de muerte? Esa sea quizá la cuestión clave de que yo hoy esté aquí, trasladando mi historia y protagonizando esta petición. Hace unos años la leucemia que me diagnosticaron era letal, hasta que gracias a la investigación se identificó una combinación de tratamientos que hacían posible la remisión completa. La investigación es vida, como también lo es el diagnóstico precoz. 

El cáncer no es sinónimo de muerte; el cáncer y la leucemia también se pueden vencer. Muchos lo vencemos. Muchos recuperamos nuestra vida, pero para ello necesitamos el aval de la investigación. Por eso, quiero extender mi reivindicación a nuestros representantes políticos en el Congreso de los Diputados: ¿Cuándo será esto posible? ¿Cuándo se invertirá en más investigación para que los pacientes de cáncer no temamos por nuestra vida?

Y con la misma frase que comenzaba este testimonio lo termino ahora: Una de las peores situaciones en la vida es querer vivir y ver que la vida se te escapa entre tus dedos… Agárrala fuerte y no la dejes escapar… 

Para aquellos que esta lección se vuelva ardua, aquí estaremos los demás para ayudar en ese breve pero intenso impulso que todos necesitamos a veces. Si estás leyendo esto y necesitas ese impulso, que sepas que estoy aquí para ayudar a aquellos que no tienen la capacidad de ver más allá de la enfermedad. 

Por más investigación y más conciencia, os pido a todos que apoyéis y firméis esta campaña. ¿Me ayudáis a hacerlo llegar lejos?

1 personas la han apoyado
1 de1500 Apoyos

o