El Conservatorio de Danza de Sevilla se encuentra en un estado pésimo. Llevamos años reclamando unas instalaciones adecuadas para este tipo de enseñanza. ¡Necesitamos un nuevo centro YA!
María Díaz Cañete

Las actuaciones en el conservatorio están incluidas en el Plan de Infraestructuras de Educación para este 2024


Desde el PP de Sevilla somos conscientes de la deficiente situación en la que se encontraba el conservatorio Profesional de Danza “Antonio Ruiz Soler”, ubicado en el edificio del Pabellón de Argentina de la Exposición Iberoamericana de 1929. Unos problemas que, por cierto, llevábamos años denunciando desde la oposición sin que se adoptaran soluciones.

Por eso, desde que el PP llegó al Gobierno de la Junta, tuvo claro que solventar esas deficiencias era algo primordial para que la comunidad educativa, pero especialmente el alumnado, pudiera recibir las enseñanzas en condiciones dignas.

Desde ese momento, nos consta que tanto la Consejería de Educación en la primera legislatura como ahora la de Desarrollo Educativo se han involucrado con especial atención. Es más, se ha destinado más de medio millón de euros a distintas intervenciones en la estructura del inmueble, desde algo tan básico como la reposición de la tarima del suelo –que provocaba lesiones al alumnado- a la reparación del sistema de calefacción y caldera, que como bien sabe la comunidad educativa los meses de invierno complicaba sobremanera la tarea de impartir clase a causa del frío casi glacial que padecían los alumnos en las aulas.

No solo eso. También se han acometido obras en la fachada del inmueble, o en los cerramientos y las zonas de acceso. Queda por hacer, claro que sí. Por eso, las actuaciones en el conservatorio están incluidas en el Plan de Infraestructuras de Educación para este 2024, como ya anunció en pleno recientemente la consejera, donde indicó que ya se está redactando el programa de necesidades. Esas actuaciones previstas irán encaminadas a mejorar la insonorización del recinto, pero también obras estructurales como la mejora del terreno y a la cimentación en la zona del torreón, o el revestimiento de la fachada y la solería del patio central.

La Consejería no se ha quedado solo en el continente, porque el alumnado necesita los mejores profesionales, y por eso se ha reforzado la plantilla de docentes, que ha pasado de 65 a 76 docentes, un crecimiento del 17% desde el año 2018. Desde el PP de Sevilla ya nos hemos comprometido a seguir trabajando en ambas direcciones para, en colaboración con otras administraciones, este centro esté en las mejores condiciones.


 Compartir
María Díaz Cañete
 Pregunta El Conservatorio de Danza de Sevilla se encuentra en un estado pésimo. Llevamos años reclamando unas instalaciones adecuadas para este tipo de enseñanza. ¡Necesitamos un nuevo centro YA!

Desde la comunidad educativa del Conservatorio Profesional de Danza de Sevilla “Antonio Ruiz Soler” llevamos años denunciando el pésimo estado de las instalaciones de nuestro centro y reclamando la necesidad de crear uno nuevo. No obstante, a fecha de hoy, seguimos sin ninguna solución. Es por ello, que tanto el alumnado como el conjunto de la comunidad educativa del conservatorio hemos dicho basta. Con esta campaña, junto con el resto de concentraciones e iniciativas que venimos realizando, queremos seguir insistiendo en la extrema necesidad de instalaciones adecuadas para todos los alumnos y trabajadores del centro.  



Las carencias y problemáticas de las instalaciones son muchas y variadas. Las aulas, al igual que su tamaño, son insuficientes y no tienen las condiciones adecuadas para este tipo de enseñanza artística. Están repletas de desperfectos y su insonorización es nula. Todo esto dificulta enormemente que el profesorado pueda impartir correctamente las clases y que los alumnos puedan disfrutar y aprender de ellas. Además, la falta de pasillos cerrados que comuniquen las aulas principales y que algunas de las aulas sean abiertas al exterior, someten al alumnado y profesorado a unos cambios de temperatura drásticos que afectan directamente sobre nuestra salud. Si a esto le sumamos el mal estado del suelo, los derrumbes ya producidos en los pináculos de la torre sur, el riesgo de desprendimiento de los aleros del patio principal y las humedades, goteras y grietas de los pabellones, nos encontramos con que la Administración competente está poniendo en riesgo la vida de cientos de personas al no solucionar todos estos desperfectos que repercuten directamente en la salud y seguridad de la comunidad educativa.  

Por otro lado, las instalaciones tampoco cumplen con las necesidades mínimas de alumnos y profesores. La problemática a este respecto es múltiple; a pesar de tener por fin agua caliente después de mucho tiempo, siguen existiendo problemas para asearse adecuadamente en el centro debido a la falta de personal de ordenanza que regule la caldera. A esto se suma el estado del antiguo sistema de tuberías que causa problemas constantes, incluyendo el malfuncionamiento de radiadores, que llegan a emitir calor en meses de primavera y verano en aulas pequeñas y con poca ventilación. Además, la zona habilitada como comedor es muy pequeña y carece del equipamiento necesario, no existe una zona de biblioteca que permita al alumnado compaginar sus estudios, al igual que tampoco hay zonas habilitadas para las responsabilidades docentes, como son la sala de profesores y los despachos de jefatura y de dirección. 

Por último, existe una falta de accesibilidad total (el centro carece de ascensor), una despreocupación por las obras de arte que alberga el edificio y una importante falta de personal de ordenanza.  

Ante todas estas carencias y problemáticas, no nos queda otra opción que seguir luchando por un centro que pueda acoger a todo el alumnado y profesorado en un solo edificio apropiado para las enseñanzas de danza. No podemos seguir tolerando estas condiciones ni la pasividad de la Administración, que lo único que ha hecho todos estos años ha sido parchear los problemas, que no han dejado de surgir. Permitir que sigamos estudiando y trabajando en un centro de estas características es desprestigiar la danza, la cultura y el patrimonio. 


Por ello, y con todo lo aquí plasmado, queremos dirigirnos a la Junta de Andalucía y a la Consejería de Educación, para que doten a Sevilla de un centro nuevo, seguro, digno y adecuado para las enseñanzas de danza, que cuente con el suficiente espacio para reunificar las dos etapas y tenga en consideración a toda la comunidad educativa y sus necesidades. 

Queremos ser el futuro de la danza, ¿nos dejáis?  

Pedimos desde aquí el máximo apoyo y difusión a esta campaña. ¡Gracias a tod@s!  


#SOSConservatoriodanzasevilla.  
 


 

Enviada por
SOS Conservatorio de Danza Sevilla SOS Conservatorio de Danza Sevilla
650 de 500 Apoyos
07.05.2024

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros