El Conservatorio de Danza de Sevilla se encuentra en un estado pésimo. Llevamos años reclamando unas instalaciones adecuadas para este tipo de enseñanza. ¡Necesitamos un nuevo centro YA!
Ismael Sánchez Castillo

Nos preocupa por el deterioro patrimonial y por la calidad de los servicios educativos


Nos preocupa la situación en varios sentidos. En primer lugar,  la calidad de los servicios educativos que se pueden prestar con las deficiencias que tiene este centro, de titularidad municipal, cuyas competencias en la estructura, la conservación o el mantenimiento del mismo corresponde al Ayuntamiento de Sevilla, que debería de tener en cuenta los procedimientos adecuados, como las correspondientes inspecciones técnicas que se deberían haber efectuado sobre el estado del edificio.

Igualmente el deterioro patrimonial que conlleva este abandono en las distintas facetas de contenido artístico que contiene el pabellón y al que tampoco se le esta prestando la atención que debiera.

Nos pesa más esta situación, en un momento donde estamos hablando de conmemoración de la Exposición del 29, un modelo de ciudad y nuevas inversiones necesarias y donde la realidad de los pabellones del 29 y del 92 distan de estar en las mejores condiciones de uso.


 Compartir
Ismael Sánchez Castillo
 Pregunta El Conservatorio de Danza de Sevilla se encuentra en un estado pésimo. Llevamos años reclamando unas instalaciones adecuadas para este tipo de enseñanza. ¡Necesitamos un nuevo centro YA!

Desde la comunidad educativa del Conservatorio Profesional de Danza de Sevilla “Antonio Ruiz Soler” llevamos años denunciando el pésimo estado de las instalaciones de nuestro centro y reclamando la necesidad de crear uno nuevo. No obstante, a fecha de hoy, seguimos sin ninguna solución. Es por ello, que tanto el alumnado como el conjunto de la comunidad educativa del conservatorio hemos dicho basta. Con esta campaña, junto con el resto de concentraciones e iniciativas que venimos realizando, queremos seguir insistiendo en la extrema necesidad de instalaciones adecuadas para todos los alumnos y trabajadores del centro.  



Las carencias y problemáticas de las instalaciones son muchas y variadas. Las aulas, al igual que su tamaño, son insuficientes y no tienen las condiciones adecuadas para este tipo de enseñanza artística. Están repletas de desperfectos y su insonorización es nula. Todo esto dificulta enormemente que el profesorado pueda impartir correctamente las clases y que los alumnos puedan disfrutar y aprender de ellas. Además, la falta de pasillos cerrados que comuniquen las aulas principales y que algunas de las aulas sean abiertas al exterior, someten al alumnado y profesorado a unos cambios de temperatura drásticos que afectan directamente sobre nuestra salud. Si a esto le sumamos el mal estado del suelo, los derrumbes ya producidos en los pináculos de la torre sur, el riesgo de desprendimiento de los aleros del patio principal y las humedades, goteras y grietas de los pabellones, nos encontramos con que la Administración competente está poniendo en riesgo la vida de cientos de personas al no solucionar todos estos desperfectos que repercuten directamente en la salud y seguridad de la comunidad educativa.  

Por otro lado, las instalaciones tampoco cumplen con las necesidades mínimas de alumnos y profesores. La problemática a este respecto es múltiple; a pesar de tener por fin agua caliente después de mucho tiempo, siguen existiendo problemas para asearse adecuadamente en el centro debido a la falta de personal de ordenanza que regule la caldera. A esto se suma el estado del antiguo sistema de tuberías que causa problemas constantes, incluyendo el malfuncionamiento de radiadores, que llegan a emitir calor en meses de primavera y verano en aulas pequeñas y con poca ventilación. Además, la zona habilitada como comedor es muy pequeña y carece del equipamiento necesario, no existe una zona de biblioteca que permita al alumnado compaginar sus estudios, al igual que tampoco hay zonas habilitadas para las responsabilidades docentes, como son la sala de profesores y los despachos de jefatura y de dirección. 

Por último, existe una falta de accesibilidad total (el centro carece de ascensor), una despreocupación por las obras de arte que alberga el edificio y una importante falta de personal de ordenanza.  

Ante todas estas carencias y problemáticas, no nos queda otra opción que seguir luchando por un centro que pueda acoger a todo el alumnado y profesorado en un solo edificio apropiado para las enseñanzas de danza. No podemos seguir tolerando estas condiciones ni la pasividad de la Administración, que lo único que ha hecho todos estos años ha sido parchear los problemas, que no han dejado de surgir. Permitir que sigamos estudiando y trabajando en un centro de estas características es desprestigiar la danza, la cultura y el patrimonio. 


Por ello, y con todo lo aquí plasmado, queremos dirigirnos a la Junta de Andalucía y a la Consejería de Educación, para que doten a Sevilla de un centro nuevo, seguro, digno y adecuado para las enseñanzas de danza, que cuente con el suficiente espacio para reunificar las dos etapas y tenga en consideración a toda la comunidad educativa y sus necesidades. 

Queremos ser el futuro de la danza, ¿nos dejáis?  

Pedimos desde aquí el máximo apoyo y difusión a esta campaña. ¡Gracias a tod@s!  


#SOSConservatoriodanzasevilla.  
 


 

Enviada por
SOS Conservatorio de Danza Sevilla SOS Conservatorio de Danza Sevilla
649 de 500 Apoyos
07.05.2024

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros