Pregunta para Congreso de los Diputados

¿Por qué cuando una persona joven tiene un bulto no se le escucha? ¿Ser joven y tener cáncer no pueden ser sinónimos? Desgraciadamente, SÍ

1 personas la han apoyado
1 de1500 Apoyos

Hola,

Me llamo María, tengo 28 años, soy de Madrid y estoy desarrollando mi doctorado en Física Nuclear. Ningún episodio de una larga trayectoria académica o profesional se hace tan difícil de afrontar como una enfermedad grave. Yo he vencido un cáncer de tiroides que tardaron más de 4 años en diagnosticar.

Mi historia se remonta a hace cerca de seis años, cuando me detectaron Hipertiroidismo subclínico, pero lo cierto es que yo acudí sucesivas veces a mi médico de cabecera porque me notaba un bulto. Buscaba un mínimo seguimiento, pero los médicos (porque cambié de médico en busca de nuevos diagnósticos) aseguraban que no había que tratarlo porque no era importante. No fui emplazada ni a una sola ecografía o análisis. Y en agosto de 2019 dije basta.

A consecuencia de mi enfermedad tampoco era capaz de adelgazar, por más que lo intentara de distintas formas. Así fue como decidí asistir a un endocrino privado. Bendito el momento en que tomé esa decisión. Sin mencionar el bulto, él decidió mandarme una ecografía y un análisis. Allí detectaron el bulto; me hicieron una punción, vieron que era maligno y decidieron operarme con la mayor brevedad. La peor noticia llegó entonces: no tenía un bulto, TENÍA 14. Y se confirmaba: tenía cáncer de tiroides. Solo podía sentir rabia e impotencia, por haber sido ignorada, por haber protestado, por haber pedido un diagnóstico y no haber recibido ni una sola respuesta al respecto.

Las malas noticias que llegaron entonces podrían haberse solventado cuatro años antes. ¿Por qué no pudo ser así? En febrero de 2020 comencé con un tratamiento de yodo; y por suerte no hubo metástasis. El cirujano que me operó, y al que estaré agradecida toda la vida, limpió la zona lo suficiente como para seguir limpia a día de hoy.

Cuando te pasa algo así tu mente intenta protegerse y siempre se pone en lo peor, para asegurarse de que podrás superar cada mala noticia que venga. Porque al final cuando eres joven parece que nadie contempla que te pueda ocurrir algo así. PERO SÍ, EXISTE, ES REAL.

¿Por qué no existen campañas de concienciación acerca de palparse en busca de la detección de bultos? ¿Por qué el hecho de ser jóvenes invita a ignorarnos? Detectar un bulto y ser joven son realidades compatibles, desgraciadamente. Pero a menudo se deja de lado este hecho. Si la detección fuese temprana, en la mayoría de los casos se reducirían los riesgos. Y por eso desde aquí me dirijo a nuestros representantes políticos en el Congreso de los Diputados, para que intensifique la inversión en la detección precoz del cáncer, sin importar la edad del paciente. ¿Por qué? Para que ningún joven tenga que pasar por una situación como la mía. Un diagnóstico a tiempo puede aliviar mucho dolor, mucho sufrimiento y muchísimas secuelas. 

1 personas la han apoyado
1 de1500 Apoyos

o