Pregunta para Congreso de los diputados

¿Por qué el gobierno discrimina a los niños con TDAH y los deja fuera del decreto de becas?

1 personas la han apoyado
1 de1500 Apoyos
Luisa Asiul Pregunta de Luisa Asiul

Soy Luisa, madre de un niño con TDAH. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una afección crónica que afecta a millones de niños y niñas y que a menudo se desarrolla hasta en la edad adulta. El TDAH incluye una serie problemas persistentes, como la dificultad para mantener la atención, hiperactividad o comportamientos impulsivos y desafiantes. Si los afectados no reciben desde temprano un tratamiento psicoeducativo adecuado pueden llegar a la adultez con serias dificultades para la vida cotidiana, por eso es tan importante tanto el diagnóstico como el conocimiento por parte de toda la sociedad y no sólo de quienes lo padecen y sus allegados.

El borrador del decreto de becas para el curso 2021-2022 ayudará a cuatro grupos concretos del alumnado NEAE, dejando fuera a otro grupos como los alumnos con dislexia, discalculia y disortografía o trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Estos alumnos excluidos deberán acreditar, para acceder la beca, un 33% de discapacidad si no forman parte de los colectivos mencionados. Esto sigue dejando fuera a muchísimos niños y niñas, ya que muchos de los alumnos afectados con dislexia o trastorno por déficit de atención e hiperactividad no reciben una valoración del 33% y eso no significa que no necesiten las becas.

El alumnado NEAE ha sido uno de los colectivos que más ha sufrido la pandemia y se merecen, como es justo, una educación en igualdad de condiciones que la del resto del alumnado de España.

La sociedad no conoce este trastorno y no es consciente de todas las problemáticas que el TDAH esconde y del trabajo tan duro que hay detrás. Es difícil cambiar las ideas de una sociedad que no sabe que estos niños esconden un trastorno del neurodesarrollo, un trastorno que no son capaces de controlar, un trastorno que les hace ser unos incomprendidos y que les aísla, muchas veces incluso por parte de los propios adultos.

Ahora no sólo nos tenemos que enfrentar a la incomprensión, sino también a un sistema educativo que nos da la espalda también en el ámbito económico, dejándonos fuera del decreto de becas. Esto es totalmente injusto y vamos a luchar porque el TDAH, como el resto de los trastornos que han sido excluídos, sea incluídos. Los alumnos con necesidades especificas tienen derecho a una educación que se adapte a ellos y no al contrario. La educación es un pilar base y el gobierno debería destinar muchos más recursos a que esta funcione y se adapte a las necesidades específicas de todos y todas.

1 personas la han apoyado
1 de1500 Apoyos

o