Pregunta para Congreso de los Diputados

Soy Keane y soy una persona transgénero no binaria, ¿por qué no se legaliza un tercer sexo administrativo?

29 personas la han apoyado
29 de 1500 Apoyos

Una persona no binaria es aquella que no se adscribe a "hombre" o "mujer", independientemente de sus cromosomas sexuales u hormonas de este tipo. Este concepto puede sonar desconocido y/o extravagante, pero es tan real como la existencia de los hombres y las mujeres en esta sociedad.

Desde siempre he sentido que ningún desarrollo sexual iba conmigo. He sentido que no debía tener características sexuales de ningún tipo. Por mi identidad de género he sufrido comentarios de psiquiatras como que "debía escoger un género". Intenté suicidarme dos veces por la negación constante, tanto sanitaria como social, de mi identidad no binaria y la imposición normativa de los únicos dos géneros disponibles. He tenido que seguir un tratamiento hormonal para suprimir mis características sexuales secundarias (sin inducir las asociadas al otro género opuesto al legal que tengo).

Las personas no binarias no sentimos afinidad hacia ambos géneros binarios (parcial o completamente). Como una persona transgénero binaria (es decir, una mujer trans o un hombre trans), sentimos rechazo hacia nuestro género asignado en el nacimiento. 

La Constitución Española establece en su artículo 10 la dignidad como un derecho fundamental de la persona, el cual se ampara por los artículos 9 y 23 de la misma. Muchas personas no binarias seguimos con un nombre y un género en nuestro DNI con el que no nos identificamos, algunas incluso con pensamientos autolíticos.

Nuestra dignidad se ve vulnerada sistemáticamente al no poder cambiar nuestro género legal asignado a aquel con el que realmente nos identificamos. La sociedad, la sanidad y el Congreso desoyen este problema, hacen como si no existiéramos.

Pero existimos, estamos ahí, al pie del cañón, frente a la incomprensión de la gente que nos rodea, de quienes ponen barreras burocráticas y sanitarias a nuestro objetivo vital, que no es otro que el que se reconozca quienes somos realmente. 

Actualmente la situación no es la más propicia, el COVID-19 es la principal preocupación en estos momentos, debemos entenderlo y aplaudirlo. Pero, cuando esta crisis sanitaria pase, pedimos que el Congreso de los Diputados estudie la legalización de un tercer género legislativo y administrativo.

El eje sobre el que se sostiene el Estado de Derecho es la libertad y la dignidad de la persona, y todas las personas tenemos derecho a sentirnos libres y cómodas en nuestra propia piel y, sobre todo, a que legalmente seamos reconocidas como lo que somos, personas no binarias. Porque, sin duda, poder tener una vida digna es un Derecho Humano fundamental que bajo ningún concepto se debe violar. 

29 personas la han apoyado
29 de 1500 Apoyos

o