Soy Lidia Florencio y en 2017 mi hija Diana fue violada y asesinada en Chimalhuacán, Estado de México, ¿hasta cuándo las autoridades harán justicia al caso de mi hija y de todos los feminicidios que ocurren en México?
Clara Aguilera

Es importante que esta voz se oiga. Los terribles casos que tanto Lidia como Lorena y Maribel reivindican. Hablaré con mis compañeras para que vuestra voz se oiga más, más lejos.


El pasado martes 11 de mayo, Osoigo llevó a cabo un encuentro virtual entre ciudadanas mexicanas y europarlamentarias. Lidia participó en dicha reunión y expuso su historia así como su petición. Aquí puedes ver el vídeo del encuentro. A continuación transcribimos la respuesta de la diputada del Parlamento Europeo, Clara Aguilera:

No sé cómo se puede sobrevivir a todo eso. Cuesta trabajo hablar. Quiero agradecer sobretodo la fuerza que tiene que, a pesar de todo, ahí estás luchando después de tanto sufrimiento. 

Soy vicepresidenta de la Delegación con México en el Parlamento Europeo y ofrezco que tengamos otro encuentro. Aquí están mis compañeras Diana y María Eugenia, las tres intentaremos, en la medida de lo que podamos, hacer que estas situaciones se conozcan. 

Me ofrezco a que haya otras ocasiones de encuentro para plantear qué podemos hacer. Quizá podamos abordar una iniciativa, no lo sé ahora mismo. 

Hablaré con mis compañeras después de terminar este encuentro para ver si podemos hacer algo. Cuando hablamos y trabajamos el tema de la delegación de México, lo que hablamos los últimos tiempos es el acuerdo comercial y el económico. También hemos hablado en muchas ocasiones sobre los asesinatos, los feminicidios y la situación impune que existe en México sobre este tema. Es importante que esta voz se oiga. Los terribles casos que tanto Lorena como Maribel y Lidia reivindican. Hablaré con mis compañeras para que vuestra voz se oiga más, más lejos. 

Tú has perdido dos hijos y no los vas a recuperar, pero podemos ver hasta dónde podemos llegar para que estos casos no vuelvan a ocurrir. Mucho se nos ha vendido con el presidente actual, pero creo que no está cambiando el gran problema de la impunidad y de la situación de la justicia en México. 

Me ofrezco para ver con mis colegas aquello que podamos hacer para serviros de altavoz y para que esta impunidad no salga gratis. Tú y tu familia habéis luchado mucho. Quizá cuando estas historias salen de México puedan avergonzar a los gobiernos. Tendremos que verlo, pero veremos qué podamos hacer desde el Parlamento Europeo. La distancia hoy día no es un problema, aquí estamos para escucharos y para entenderos. 

Hablaré con mis compañeras para hacer un altavoz grande y que llegue más lejos. Ánimo, sois luchadoras combativas y solo puedo decir que os traslado todo mi cariño y espero que podamos hacer algo.


 Compartir
Clara Aguilera
 Pregunta Soy Lidia Florencio y en 2017 mi hija Diana fue violada y asesinada en Chimalhuacán, Estado de México, ¿hasta cuándo las autoridades harán justicia al caso de mi hija y de todos los feminicidios que ocurren en México?

Mi hija Diana Velazquez Florencio fue asesinada en julio de 2017, luego de haber desaparecido el domingo 2 de julio a las 2 de la madrugada cuando nos preparábamos para ir a realizar unos trámites a un hospital. Diana salió de la casa para hacer una llamada pero no regresó. Decidimos levantar la denuncia pero las autoridades nos dijeron que la alerta se levantaría 72 horas después de su desaparición porque podría “haberse ido con el novio” o “regresar en cualquier momento”.

Mi familia y yo iniciamos la búsqueda en las calles. Fue ese mismo domingo cuando volvimos a marcar al número de Diana y nos respondió una mujer diciendo que había comprado el teléfono en un tianguis de San Vicente, cuando pudimos levantar la denuncia por su desaparición. El 6 de julio mi hija y su padre en la odisea de entregar oficios para que la Fiscalía procediera a pistas para la línea de investigación, fueron al Servicio Médico Forense a preguntar si tenían conocimiento de algún cuerpo que coincidiera con las características de Diana.

Tras pedir entrar para hacer el reconocimiento,tanto de ropa, cabello y de cuerpo se dieron cuenta que se trataba de Diana, quien se encontraba en un estado de descomposición avanzado y con cero condiciones para mantenerla en la mejor condición posible. La Fiscalía de personas desaparecidas no tenía el registro del hallazgo del cuerpo de mi hija que había sido encontrado el 2 de julio en la calle Francisco I. Madero en Chimalhuacán por parte de las autoridades municipales que la habrían encontrado horas más tarde de su desaparición y que con la necropsia de ley se trataba de una mujer y no de un hombre como al principio lo habían dicho los elementos, todo esto, pese a que nosotros ya habíamos hecho la denuncia ese mismo día, ellos ya tenían conocimiento de que mi hija había sido asesinada y no nos lo hicieron saber.

Mi hija tenía 24 años, vendía dulces en las avenidas transitadas de la ciudad donde vivimos, anhelaba ahorrar lo que vendía para comprarse una computadora y así poder estudiar en línea. Era una chica reservada, casi no tenía amigos, prefería convivir conmigo, con la familia, andar en bicicleta y leer mucho. Diana no merecía esto, ella salió por un momento a hacer una llamada porque en la casa no había buena recepción y fue violada y asesinada.

Pese a que las autoridades han dado seguimiento al feminicidio de mi hija, las acciones no han sido las mejores, pues el 11 de agosto fue vinculado a proceso el posible culpable, sin embargo el juez que lleva el caso desclasificó el delito de feminicidio a homicidio calificado, pues según las investigaciones la persona ahora detenida dice haber participado con otro hombre en el asesinato y violación de mi hija, es decir, hay un feminicida libre y las autoridades no lo han detenido. Yo necesito pruebas contundentes para saber qué le pasó a mi hija, quiénes la asesinaron y si en realidad la persona detenida es una de los culpables.

Pido a las autoridades de la Cámara de Diputados de México quienes me representan lo siguiente: Hacer verdadera justicia para Diana mi hija, quien en 2017 a sus 24 años fue asesinada y violada, que desde su desaparición hasta ahora no se ha dado con los responsables para que paguen por lo que le hicieron. Porque es indignante el feminicidio de mi hija así como el de las 11 niñas, jóvenes y mujeres que diariamente se pierden en México, exijo justicia por mi hija y por todas las chicas asesinadas, así como protección a mi y por todas las mujeres de México. No más violencia hacia la mujer.

Por favor, ayúdanos a firmar y a difundir nuestra campaña por todos sus grupos-contactos de WhatsApp y Redes Sociales. Si conseguimos 1500 apoyos, esta pregunta llegará a políticos de distintos partidos de la Cámara de Diputados de México, los cuales nos tendrán que dar una respuesta en esta misma web. 


Muchas gracias

Enviada por
Lidia Florencio Lidia Florencio
525 de 1500 Apoyos
12.11.2020

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros