Pregunta para Congreso de los diputados

Corro por mi hijo Bruno al que quería antes de nacer y quiero después de morir, soy atleta con discapacidad: ¿Por qué discriminan económicamente a las personas con movilidad reducida que quieren hacer deporte?

78 personas la han apoyado
78 de1500 Apoyos
Carmen Gimenez Pregunta de Carmen Gimenez

Imagina que para probar si te gusta o no correr te tienes que gastar 6.000 euros, ¿lo probarías? Probablemente no, ¿verdad? Eso es lo que cuesta una silla de atletismo para personas con movilidad reducida. Las prótesis, es decir, las piernas, cuestan en torno a 12.000 euros cada prótesis si es por debajo de la rodilla. Las prótesis por encima de la rodilla cuestan entorno a los 60.000 euros. Mi nombre es Carmen, tengo 40 años, soy madre y atleta con discapacidad. 

Considero que es importante que las personas con alguna discapacidad física o amputación tengan la oportunidad de probar el atletismo. Quiero que nadie se quede fuera. 

Hace 10 años, el que entonces era mi pareja me tiró desde un tercer piso y la caída provocó que perdiese la movilidad de mis piernas. Rehice mi vida, me casé, fui madre de Ana, me separé de su padre. Empecé otra relación y decidimos tener un hijo también. El embarazo fue bien hasta que me puse de parto en casa un mes y medio antes de la fecha prevista de parto. Llame cuatro veces al 112, pero  a pesar de la evidente emergencia tardaron 62 minutos en llegar. Bruno nacio en mitad de esa espera, su maduraciñon pulmonar, al ser prematuro, no le permitía respirar de forma autonoma, y como no recibió ayuda, murió. Yo a mí hijo ya le quería antes de nacer y le quiero después de morir. 

Antes de que mi ex-pareja me intentase matar dejándome en situación de discapacidad, me encantaba correr. Bruno me inspiró y me dio la fuerza para volver a intentarlo. Así que me puse manos a la obra. El pasado mes de noviembre fui al campeonato nacional en Cádiz y quedé campeona de España en 800, 1.500 y 5.000m.

Desde entonces, corro por mi hijo. Y, como yo, sé que hay personas que corren por su madre, su hermano, su padre, o simplemente por ellos mismos, porque hay algo en su interior que les da la fuerza para correr. Por eso junto con las personas que me ayudaron a volver a correr montamos el club ‘Run for You’ donde el objetivo es dar cabida a personas con discapacidad física y hacerlo en un entorno inclusivo, donde atletas con y sin discapacidad practicamos este deporte en igualdad de condiciones. Mi experiencia me ha demostrado que existe un problema de discriminación económica: el que tiene dinero puede correr y el que no, no. Esto no es aceptable en un país como el nuestro. Estamos hablando de hacer deporte. No puede ser un lujo. 

El deporte es salud. Pero es que es aún más beneficioso para las personas con una lesión (medular, amputados) o una enfermedad (esclerosis múltiple, un ictus...) para las que la actividad física es ademas de carácter preventivo para evitar empeorar sus circunstancias. Pero además, el correr puede aportar algo mucho más fascinante. Para personas con movilidad reducida, recuperar la sensación de velocidad es como puede ser para un ciego volver a ver. Yo corría antes de mi lesión y corro ahora y las sensaciones son las mismas. No hay diferencia entre correr de pie y correr en una silla, antes corría con mis piernas y ahora uso mis brazos pero todas las sensaciones (la fatiga, el esfuerzo, el cansancio, la velocidad) son iguales.

Así que es devolverle a una persona algo que probablemente pensaba que no iba a poder hacer. Y sí, puedes hacerlo, solamente necesitas recursos. Ahí es donde entra la competencia de los políticos para facilitar los materiales necesarios para que las personas con discapacidad física puedan probar a hacer atletismo. Si luego quieren dedicar su vida a ello y seguir un camino profesional, la financiación será privada. Pero la oportunidad de probar la debe garantizar el estado de bienestar.

La estructura de clubes y federaciones deportivas ya existen, lo que deben hacer es facilitar los medios materiales necesarios para garantizar el derecho de las personas con discapacidad física a hacer deporte. Firma y comparte, #AtletismoParaTodos

78 personas la han apoyado
78 de1500 Apoyos

o