Me apena y asusta a partes iguales el machismo que hay en el mundo gamer. ¿Cuándo se tomarán acciones reales para frenarlo?

1 personas la han apoyado
1 de500 Apoyos

Me llamo Zheroa, tengo 26 años y llevo jugando a videojuegos desde que tengo uso de razón. Ya con cinco o seis años empecé a jugar con la Playstation 1 y me encantó. Desde entonces he jugado con todas las consolas que han ido saliendo y con todo tipo de videojuegos.

Era la única niña en clase que jugaba a videojuegos, o que al menos lo hacía público, y la verdad es que siempre me sentí bastante sola e incomprendida en este sentido. No fue tanto por el hecho de no tener con quien compartir mi afición, sino porquelos niños se metían conmigo llamándome “bicho raro”, “marimacho”, etc.

Con el paso de los años y la aparición de los juegos online, pude ir conociendo a chicas de otros lugares que también habían jugado toda la vida y empecé a sentirme más cómoda. También empecé a jugar a juegos como League of Legends, gracias a un grupo de amigos que me enseñaron a jugar.

A día de hoy sigo siendo una apasionada del mundo gamer y, desde hace un año, tengo un canal de Twitch con casi 2.500 seguidores. Mi objetivo al entrar en esta plataforma fue crear un espacio donde las chicas y niñas pudiesen sentirse cómodas y seguras, donde pudiesen entender que no pasa nada por disfrutar de algo tan maravilloso como los videojuegos.

Me lo paso genial tanto jugando como compartiendo mi experiencia en mis streams, pero por desgracia, como nos pasa a todas las chicas gamers, he recibido insultos, comentarios machistas como “vete a fregar”, mensajes de tipo sexual e incluso comentarios muy graves como “suicídate”. Los insultos y las amenazas que recibimos son constantes pero no se hace nada para evitarlo, como banear las IP, por lo que los ciberacosadores siguen actuando con total impunidad.

Otro tipo de discriminación que me encuentro a menudo es el cuestionario para sacarme el “carnet de gamer”. Me hacen preguntas de todo tipo para cuestionar mis conocimientos y habilidades en este mundo, para buscar cualquier brecha por donde atacar y desprestigiarme como jugadora. Esto nunca se lo hacen a los chicos.

Este cuestionamiento también me lo he encontrado en la vida real. Trabajé durante unos meses en una tienda de videojuegos y son innumerables las veces que un cliente ha pedido que le atienda un chico, o ha dicho frases como “bueno, no sé si tú podrás ayudarme” o “¿sabes qué es el Fortnite?”.

Una vez incluso fui acosada sexualmente. Un señor al que estaba atendiendo me miró el culo varias veces de forma muy descarada. Fue muy frustrante no poder decir ni hacer nada, por lo que le pedí a mi compañero que lo atendiera él.

Por supuesto, también he sido cuestionada como clienta en tiendas de videojuegos. Recuerdo una vez que vino un chico para preguntarme si necesitaba ayuda y le dije que no. Insistió y me preguntó si buscaba un juego para mi novio, a lo que contesté que no. “Entonces, ¿es para un amigo?”, tampoco, le respondí. Al final le dije que buscaba un juego para mí, el Spidermanpara la PS4. Entonces me dijo: “Uy, no te lo recomiendo, es un juego muy difícil. Si yo no pude pasármelo, dudo que tú puedas”. Lo peor de todo es que el chico ni siquiera trabajaba en la tienda, era un cliente igual que yo.

Me preocupa y apena a partes iguales el machismo y el odio hacia las mujeres que hay tanto en el mundo gamer como en las redes sociales en general. Hay referentes masculinos con muchos seguidores que dicen barbaridades sobre las mujeres y sobre el feminismo. Esto es bastante preocupante, dado que muchos niños y adolescentes aprenden de ellos y los consideran su modelo a seguir.

Por otro lado, los referentes femeninos son pocos. Además, siempre son mujeres heteronormativas, es decir, entran en los cánones de belleza socialmente aceptados por la población masculina. Tampoco olvidemos que el contenido de las streamers más famosas suele ser siempre sexualizado, hacen ASMR o Hot Tubs con ropa sugerente y satisfaciendo peticiones sexuales masculinas. Así, difícilmente las niñas pueden inspirarse para entrar en el mundo gamer sin necesidad de satisfacer a nadie.

Para frenar toda esta discriminación hacia mujeres y niñas que hay en el mundo gamer, creo que se debería abordar esta problemática desde dos ámbitos. El primero, la educación. Como docente que trabaja con adolescentes, veo que falta mucha concienciación sobre el feminismo y el respeto a las mujeres en las aulas. Además, el acceso a las redes sociales es cada vez más temprano y veo como la mayoría de padres y madres no tienen cierto control de lo que hacen y lo que ven sus hijos e hijas por allí.

El segundo ámbito debería centrarse en tomar medidas contra los ciberacosadores. En las plataformas se habla mucho de tolerancia cero de los discursos de odio, ya sean de tipo machista, homófono, racista… Pero en la práctica no hacen nada por solucionarlo. Si los acosadores ven que sus actos no tienen consecuencias, seguirán creyéndose con la libertad de menospreciar e incluso amenazar a otras personas.

1 personas la han apoyado
1 de500 Apoyos

o