Pregunta para Asamblea de Madrid

Me llamo Silvia, soy psicóloga y trabajo con pacientes que han sufrido hechos traumáticos, como el abuso sexual en la infancia. ¿Cuándo habrá más concienciación para que se priorice proteger y acompañar a la víctima antes que atacar al abusador?

94 personas la han apoyado
94 de500 Apoyos
Silvia Gutiérrez Pregunta de Silvia Gutiérrez

Me llamo Silvia, soy de León aunque trabajo en Madrid como psicóloga sanitaria, forense y terapeuta EMDR. La terapia EMDR es una herramienta (no una corriente) que sirve para tratar los síntomas provocados por eventos traumáticos, como pueden ser depresión, ansiedad, pánico, fobias, pensamientos intrusivos, pesadillas recurrentes, así como emociones como ira, tristeza o angustia. El objetivo de esta terapia es tratar estos síntomas desde el origen, desde el motivo que los ha provocado, de modo que la persona no sufra ante el recuerdo o la presencia de ese evento traumático.

Es un método bastante novedoso, empezó en 1987, gracias a la psicóloga Francine Shapiro, quien inició una investigación con sujetos traumatizados en la Guerra de Vietnam y víctimas de abuso sexual para medir la eficacia del EMDR. Con el tiempo, se fue viendo que el EMDR también se podía extrapolar a otros tipos de trauma no necesariamente relacionados con conflictos bélicos. En mi caso, he trabajado con pacientes que han sufrido acoso escolar y laboral, relaciones tóxicas, abuso sexual, tanto en la edad adulta como en la infancia, entre otros eventos traumáticos.

Durante todos estos años he podido observar que en general se intenta dar visibilidad al abuso sexual en la infancia, pero muchas veces centrándose en demonizar al abusador antes que proteger a la víctima. Se tiende a focalizar en lo mal que lo ha hecho la otra persona, pero no tanto en preguntar a la víctima cómo está, cómo se siente, qué ha pasado. Esto también ocurre en otros casos de violencia como, por ejemplo, en la violencia de género.

Debemos tener en cuenta que, en estos tipos de situaciones, quien debe y necesita dar voz a esa rabia es la víctima, por lo que dar más importancia a nuestra rabia, asco, rechazo o disgusto cuando nos cuentan la historia, no ayudará a la víctima real a sentirse desahogada y liberar parte de su dolor. No olvidemos que suelen tener mucho miedo, por lo que es importante centrarnos en acompañar, escuchar y ayudar a esa persona en sí, y no caer en el error de dar protagonismo al abusador.

No es solo una cuestión de dar el valor al daño de la víctima, sino también de darle el poder, darle voz. Por eso, creo que es importante informar desde los centros educativos sobre el abuso sexual en la infancia, hacer saber a los alumnos que es algo que puede ocurrir y que, si pasa, puedan tener la confianza para hablarlo, para contarlo a su persona de confianza para poder atender, recoger y decidir como adulto.

Es por esto que me quiero dirigir a los miembros de la Asamblea de Madrid, ya que aquí es donde desempeño mi trabajo y son mis representantes en dicha cámara, para que desde los centros educativos se dé más información y más herramientas a los niños y niñas, y así empoderarlos ante casos no solo de abuso sexual, sino de violencia de todo tipo.

Me encanta trabajar con personas, saber qué hay tras ellas y conocer la realidad en la que se encuentra. Aunque pueda ser duro en determinados momentos, a la vez es muy reconfortante acompañarlos y ayudarles a ganar seguridad, confianza y capacidad para salir adelante, sea cual sea su origen. Todos necesitamos conocer nuestro valor.

94 personas la han apoyado
94 de500 Apoyos

o