Pregunta para Senado

De niña, el desconocimiento impidió saber que era una Persona con Alta Sensibilidad (PAS) y eso dañó mi salud mental y mi autoestima. ¿Por qué no se educa en la gestión de emociones desde la infancia para prevenir lacras como el estrés o la ansiedad?

2 personas la han apoyado
2 de700 Apoyos
@ser __pas Pregunta de @ser __pas

Me llamo Caro, y desde pequeña me sentí diferente porque mi percepción de la vida no se asemejaba a la de otros niños de mi edad. En mi entorno nunca se habló de Alta Sensibilidad, no había educación sobre ello, y ese desconocimiento provocó que no se tomase en serio mi personalidad, se le restase valor, y por ende dañó mi autoestima y salud mental hasta la actualidad.

No eran conscientes, como la mayoría de los padres con un hij@ PAS, que reprimían mi forma de pensar y no validaban mis sentimientos con determinados comentarios o actitudes. Es decir:

  • No es que fuese contestona y siempre quisiese tener la última palabra, es que tenía algo más que decir, pero se me tachaba de “quisquillosa” y cohibían mi forma de pensar, mi opinión.
  • No era débil, pero una pequeña discusión, un malentendido o un detalle `sin importancia´ para mi adquiría una relevancia transcendental que ellos no sabían ver.
  • Mayor reacción a estímulos internos y externos como luces, olores, ruido, dolor. (El estar en una discoteca con ruido fuerte, la percepción de tantos olores, luces brillantes, son demasiado estímulos visuales… es como una bomba atómica de la que tienes que huir y acabas siendo una aburrida por marcharte antes.
  • Sensibilidad y empatía hacia la emoción ajena. (Tenemos más neuronas espejo, y esa empatía, puede llegar a provocarnos mayor sufrimiento porque nos tomamos las cosas de forma personal)
  • Mayor capacidad para detectar detalles, sutilezas, gestos, energías
  • Análisis minucioso de los pensamientos y de la información. (Desde muy temprana edad podemos plantearnos cuestiones profundas, somos muy observadores, y cuando un niñ@ quiere saber es porque necesita una repuesta. Eso a veces los adultos lo tienden a ridiculizar, coartando nuestra libertad de expresión)
  • Necesidad de rutinas muy marcadas. (Nos dan seguridad. No tener el control de las cosas nos estresa, tenemos miedo a los cambios, lo pasamos muy mal)

Y de todo ello, nace la importancia de conocer la Alta Sensibilidad desde la infancia, para saber interpretarla, y dar las herramientas necesarias para su gestión, para que las características tan maravillosas que se tienen, se conviertan en algo positivo y no negativo que condicione nuestra calidad de vida.

  • Defectos PAS por no saber reconocernos: Nos sentimos diferentes al resto, “bichos raros”, porque no han sabido reconocer nuestros valores, y tenemos la necesidad de adaptarnos al grupo, actuando para agradar y no ser juzgados. No nos cuesta empatizar, ser complacientes, pero si mantener una amistad, porque supone un gran esfuerzo estar a la altura de lo que esperan de ti, y el estar en estado de alerta constante para no cometer errores, hace que el cortisol se mantenga elevado mucho tiempo y el estrés se vuelva crónico, por lo que acabamos reprimiendo nuestra forma de ser, nos sentimos falsos y nuestra autoestima va de mal a peor porque no confiamos en lo que nosotros queremos, nuestros valores, sin saber decir no.
  • Virtudes PAS: Somos creativos, profundizamos al detalle en un tema, nuestra capacidad de análisis nos permite captar mayor información, llegamos a conclusiones originales, la empatía nos brinda vocación de servicio, solemos tener más feeling con personas más mayores porque podemos sacar más valor de su conocimiento, y tenemos mayor conexión con la naturaleza por la paz y estímulos que transmite…. Si gestionamos bien nuestros rasgos, nuestras emociones, podemos aportar muchísimo al mundo.

Así es como lo han consiguieron aquellos niñ@s que fueron valoradas por su creatividad, por su forma de pensar, que gestionaron súper bien sus emociones, y se les incentivó a ser como son hoy por hoy, estando seguros de las cosas que quieren, y de las que no.

Demos valor a las emociones desde la infancia, a trabajar el autoestima, la personalidad, y evitaremos muchos trastornos mentales, como la depresión, la ansiedad, los TCA… en vez de curar, centrémonos en su prevención. 

Quienes no pudimos reconocer desde pequeños que teníamos Alta Sensibilidad, y hemos sufrido por ello, ahora luchamos porque el rasgo se conozca y se pueda mejorar las vidas de los PAS y sus familias compartiendo toda la información contrastada que se conoce de este gran rasgo en la COMUNIDAD PAS, un colectivo en el que la felicidad radica en ayudar a los demás. Quienes están creciendo descubriendo la Alta Sensibilidad, y quienes se sintieron bichos raros y ahora aprenden a conocerse para cuidar su salud mental. 

Y tú, ¿te has sentido identificado?, ¿te atreves a hacer un test rápido para saber si eres PAS?

2 personas la han apoyado
2 de700 Apoyos

o