Pregunta para Asamblea de Madrid

La situación del Hospital Infanta Leonor es crítica, el gimnasio se ha convertido en una UCI mientras parte de la tercera planta está abandonada y podría acoger más pacientes ¿cuándo se abrirá esta zona?

5 personas la han apoyado
5 de500 Apoyos

La situación en el Hospital Infanta Leonor de Vallecas, en Madrid, vuelve a ser límite en esta segunda oleada de la pandemia. Los sanitarios estamos exhaustos porque la presión asistencial en este hospital, como en otros muchos de la Comunidad de Madrid, no para de aumentar mientras seguimos con los mismos recursos y las mismas plantillas que en marzo.

Nuestro centro hospitalario ha tenido que acondicionar el gimnasio para convertirlo en una UCI provisional con una capacidad de 24 camas para tratar a pacientes críticos. Mientras tanto, hay 14 camas de UCI inoperativas y una parte de la tercera planta del hospital lleva años cerrada mientras el Gobierno de la Comunidad de Madrid no ha acometido la adecuación de esas instalaciones, que podrían acoger hasta 150 camas de UCI. 

La habilitación del gimnasio como zona para pacientes críticos hace que los recién operados tengan que pasar por todo el hospital cruzando zonas sucias hasta llegar a la unidad de recuperación postanestésica.

Al llenarse casi todo el hospital de enfermos de Covid, las plantas de especialidades como Pediatría o Psiquiatría no tenían instalaciones necesarias para acoger y atender a pacientes de coronavirus. Faltaban tomas de oxígeno y otros materiales que enfermeras y TCAEs tuvimos que reorganizar antes de que las plantas estuvieran preparadas para los nuevos pacientes. 

Las propias trabajadoras de Urgencias, al ver toda la gente que había por el suelo forzaron a los supervisores para que se habilitaran esas plantas para atender a los pacientes de Covid-19. Esta organización improvisada que tuvimos que sobrellevar en la primera ola se está volviendo a repetir ahora. 

La carga de trabajo ha subido exponencialmente y la exigencia también es mayor. Lo que quieren es mucho y bien, el ritmo de trabajo es diabólico. Se hacen partes de quirófano imposibles de cumplir, hacemos esfuerzos sobrehumanos y no se nos recompensa lo suficiente.

Los trabajadores y trabajadores de este hospital necesitamos refuerzos de plantilla y recursos para poder seguir haciendo nuestro trabajo en condiciones. Hemos salido adelante de milagro pero necesitamos vuestra ayuda para denunciar esta situación y exigir a la Comunidad de Madrid respuestas. Únete con solo una firma. 

5 personas la han apoyado
5 de500 Apoyos

o