Pregunta para Cámara de Diputadas y Diputados de Chile

¿Cuándo el Estado de Chile garantizará una educación sexual integral a todes les niñes, niños, niñas y adolescentes?

353 personas la han apoyado
353 de400 Apoyos

La Red Abortando Mitos de la Sexualidad nació del proyecto “Es mi cuerpo”, una iniciativa financiada por Operation Day’s Work (ODW), que funcionó desde el 2015 hasta el 2020 gracias a la gestión de Amnistía Internacional, y cuyo objetivo es empoderar a jóvenes de entre 13 y 19 años en la promoción y defensa de sus Derechos Sexuales y Reproductivos (DSR).

Somos una red de jóvenes activistas presentes en la Región Metropolitana, Atacama, Maule, Bío Bío y Magallanes, y a través de diferentes instancias promovemos la Educación Sexual Integral (ESI).  Traficamos conocimiento de manera horizontal, educando popularmente a estudiantes, docentes y ma-padres a través de talleres, ferias, festivales y distintas instancias. Como jóvenes que hemos sido vulnerades por la carencia de una educación sexual, por un Estado que no nos quiere educar sobre este tema de forma integral, y no reconoce nuestros derechos, tomamos la responsabilidad de hacerlo nosotres mismes.

Pensamos que actualmente las políticas públicas en torno a la educación sexual en Chile se basan en el miedo y la restricción, en lugar de enseñarnos desde el auto-cuidado y la prevención. Esto es un error y tiene consecuencias negativas. Chile es el país con mayor tasa de aumento de personas viviendo con VIH en Latinoamérica, y según datos del MINSAL, más de 10 mil niñas menores de 15 años han tenido hijos en la última década.

La educación sexual que actualmente se imparte en la mayoría de los colegios, contempla principalmente aspectos biológicos y no afectivos, es sumamente hetero-cis-normativa, dejando fuera la diversidad sexual y además, está cargada de mitos y prejuicios sobre la sexualidad.

En distintas instancias educativas hemos podido evidenciar la cantidad de jóvenes que no saben identificar que están siendo víctimas de violencia, y que por lo tanto tampoco saben salir de ella. Educar sobre afectividad es enseñar a relacionarse desde el respeto y a establecer límites con nosotres y les demás.

Uno de los mitos que buscamos derribar es que la ESI promueve la sexualización en les menores, y esto no es así, porque les niñes, niños, niñas y adolescentes necesitan recibir información libre de prejuicios que los ayude, tanto a reconocer y cuidar sus cuerpos, como a comprender sus emociones y relaciones socio-afectivas. Esta información debe ser elaborada por psicólogos/gas especializados/das, considerando cada etapa de desarrollo y con un lenguaje acorde a la edad. Hablar, sin una connotación negativa, sobre el deseo de tocarse a sí mismos, por ejemplo.

Otro mito es que la educación sexual debiese estar a cargo únicamente de la familia, pero no todes formamos parte de una familia lo suficientemente funcional como para poder abordar estas temáticas. Además, en general nuestres ma/padres no recibieron esta información, por lo que difícilmente podrían transmitírnosla. Por último, la ESI es un derecho, por lo cual el Estado tiene la obligación de garantizarla, y esto no es en realidad excluyente del rol que cumplan las familias.

El 15 de octubre de 2020, el proyecto de ley de Educación Sexual Integral fue rechazado y “archivado”, a pesar de tener mayoría, no alcanzó el quórum supramayoritario en la Cámara Baja. En esa instancia, había parlamentarios que decían que esto iba a homosexualizar a las niñas. Comentarios como ese, reflejan que hay quienes están legislando desde sus prejuicios e ignorancia. Creemos que las autoridades deberían ser más responsables y objetivas al momento de discutir un tema tan importante como este.  

Al final es por esto que somos pequeñas organizaciones de la sociedad civil las que intentamos asumir el rol que le corresponde al Estado y el principal problema, es que tampoco podemos llegar a todes. Hay una gran cantidad de jóvenes que quedan desinformades, exponiéndose así a situaciones peligrosas. Recibir una Educación Sexual Integral es un Derecho Sexual y Reproductivo, lo que a su vez, es un Derecho Humano, por lo que debería estar garantizado por el Estado.

Le preguntamos a las Diputadas y Diputados, cuándo el Estado de Chile garantizará que los establecimientos educacionales entreguen información temprana, científicamente precisa, gradual, adecuada a la edad y etapa del desarrollo de las personas, y con base en un enfoque de género y derechos humanos.

Para que esta preguntallegue a los y las Diputadas, necesitamos juntar  400 apoyos y así obtener una respuesta pública en este mismo portal de Osoigo Chile. Haz clic en el botón “apoyar” y  ayúdanos a difundir, para exigir Educación Sexual Integral.
 

353 personas la han apoyado
353 de400 Apoyos

o

Pregunta dirigida a: Cámara de Diputadas y Diputados de Chile