Los menores con problemas emocionales están abandonados por las instituciones. ¿Cuándo se tomarán las medidas necesarias para paliar esta problemática?

8 personas la han apoyado
8 de500 Apoyos

Me llamo Rebeca y soy madre de un menor de 14 años que está pasando por un momento complicado. Mi hijo presenta problemas de conducta vinculados a problemas emocionales debido a una serie de vivencias que le han acompañado durante su infancia. 

Personalmente, me he esforzado al máximo por educar e inculcar a mis hijos unos valores basados en la igualdad, el respeto y la tolerancia. Sin embargo, muchas veces esto no basta, los/as niños/as van forjando sus creencias y, por muchas veces que les digas las cosas, a ellos/as les entra por un oído y les sale por el otro. 

Mi hijo acude al psicólogo una vez al mes, pero no es suficiente, no sabe canalizar los problemas y cuando lo hace, es con ira. Hace escasos días, recibí una llamada del colegio al que le llevé interno. Había pegado a otro compañero y le expulsaban de manera inmediata y definitiva de la residencia y le penalizaban con 29 días sin clases

Estoy completamente de acuerdo con todas las medidas que se tomen para erradicar cualquier conducta de acoso escolar. No obstante, me gustaría reivindicar el abandono que, al igual que mi hijo, sufren mucho/as otros/as menores con problemas emocionales. 

En mi caso, aun sigo esperando la llamada del equipo psicopedagógico del centro escolar para decirme que mi hijo presenta conductas violentas … Y es que, en el momento que ven que un/a menor da problemas, en lugar de tomar medidas, prefieren quitárselo de encima

Los/as menores con este tipo de problemas, así como sus familias, necesitamos ayuda. No basta con castigarlos, necesitamos recursos que permitan tratar y paliar esta problemática de inmediato. 

8 personas la han apoyado
8 de500 Apoyos

o