Pregunta para Asamblea de Madrid

¿Para cuándo unas oposiciones para maestr@s de inglés JUSTAS en la Comunidad de Madrid?

424 personas la han apoyado
424 de 500 Apoyos

El pasado sábado día 22 de junio de 2019 tuvo lugar la primera prueba de la convocatoria en curso para el ingreso al Cuerpo de Maestros/as, por la Resolución del 1 de marzo de 2019, en la Comunidad de Madrid.


Dicha prueba consiste en una parte A teórico-práctica en la que se evalúa la aptitud pedagógica docente y una parte B correspondiente al temario. La parte A en la Comunidad de Madrid se divide en A1 (práctico común de lengua y matemáticas) y A2 (teórico-práctico adecuado a cada especialidad).


Para la especialidad de Lengua Extranjera Inglés se estipula en la Resolución antes mencionada que, la prueba A2, iba a versar sobre:


• Los contenidos establecidos para este en el Decreto 89/2014, 24 de julio, del Consejo de Gobierno, por el que se establece para la Comunidad de Madrid el Currículo de la Educación Primaria.


• El temario establecido para esta especialidad.


Los docentes interinos de la especialidad de inglés, aspirantes a plaza en esta convocatoria, solicitamos la impugnación de esta prueba por los siguientes motivos:


1. Inadecuación de los contenidos respecto a la convocatoria. Los contenidos de los que hemos sido examinados no se encuentran en el Decreto 89/2014 ni en nuestro temario, siendo estos: la Piedra Roseta, Ptolomeo V, lenguas muertas, explicación de lenguaje vulgar inglés en desuso y relacionado con la situación económica y el empleo en los años 30 en Inglaterra, así como transcripción fonética. En definitiva, ninguno de estos contenidos se enseña hoy en día en las aulas de nuestra etapa ni está recogido en el Decreto.


2. Inadecuación del nivel de idioma de la prueba. El nivel requerido para trabajar como maestro/a especialista en lengua inglesa en Educación Primaria es B1-B2. En el caso de los centros bilingües es necesario complementar la formación docente (distintas titulaciones exigidas por la comunidad) con la certificación de una titulación oficial de nivel C1. La prueba A2 superaba con creces el nivel C1 de acuerdo al MCER y recordemos que este nivel únicamente se exige como complemento para centros bilingües.


3. Precarios medios técnicos. Los ejercicios de comprensión auditiva se realizaron con dos pequeños altavoces situados sobre dos sillas en un extremo del aula. Este hecho provoca diferencias a la hora de realizar la prueba ya que, la posición en la que se encuentran los opositores en el aula, influye a la hora de entender el audio. Además, se fuerza a los pequeños altavoces a potencias muy altas, por lo que se distorsiona el sonido y se dificulta la comprensión.


4. Incoherencia en el diseño de los ejercicios 1 y 2. Los ejercicios 1 y 2 fueron los correspondientes a la comprensión auditiva mencionada en el punto anterior. La prueba estaba diseñada para que se realizaran ambos ejercicios a la vez, ya que ambos versaban sobre el mismo audio y el audio solo se reprodujo dos veces. Mientras el ejercicio 1 requería contestar a preguntas abiertas, el ejercicio 2 demandaba completar huecos. Esto no sucede en las pruebas de nivel de idioma de entidades como Cambridge o la Escuela Oficial de Idiomas.


5. Carente importancia de la práctica docente. La prueba A2 tiene como objetivo evaluar las estrategias y conocimientos pedagógicos de los docentes en dicha especialidad, no obstante, la única pregunta relacionada con nuestro trabajo en la etapa de Educación Primaria fue la de metodología, con un peso de 1 punto sobre la nota final. A esta pregunta se le sumaban dos apartados de 0,3 y 0,6 puntos que difícilmente estaban relacionados con la etapa. Esto hace un total de 1,9 puntos sobre 10 de la práctica docente.


6. Irregularidades y falta de criterio entre tribunales. Cada tribunal tuvo una actuación distinta con sus opositores: mientras algunos dejaron tiempo para leer las preguntas de la comprensión oral de la prueba A2 (ejercicios 1 y 2), otros reprodujeron la pista de audio automáticamente. Por lo tanto, no todos los opositores realizaron la prueba en igualdad de condiciones.


Asimismo, queremos señalar las desigualdades existentes entre especialidades dentro de la Comunidad de Madrid, debido a que los casos prácticos de otras especialidades divergen completamente del exigido para Lengua Extranjera Inglés. Igualmente, para la especialidad de Lengua Extranjera Francés el nivel exigido de idioma estaba más ajustado al que se requiere para desempeñar la práctica docente y los ejercicios se plantearon de manera distinta.
Por todos los puntos mencionados, solicitamos la impugnación de la prueba A2 para la especialidad de inglés y la adecuación de la misma a las bases, así como la revisión de la propia prueba para examinarnos en las mismas condiciones que los opositores de otras especialidades.

424 personas la han apoyado
424 de 500 Apoyos

o