Pregunta para Cortes Valencianas

¿seguirá permitiendo la Universitat de València la precariedad de las condiciones laborales, el bajo salario, la sobrecarga docente y unas dificultades evidentes para investigar para los Profesores Ayudantes Doctores?

317 personas la han apoyado
317 Apoyos

Como Profesoras/es Ayudantes Doctores (PAD) de la Universitat de València (UV) lamentamos nuestras condiciones laborales. Nuestra categoría está formada por docentes ya doctores, que han pasado por un sistema severo de acreditaciones por agencias estatal (ANECA) y/o autonómica (AVAP), a través del cual se certifica la calidad de nuestra producción investigadora y experiencia didáctica. En la Universitat de València constituimos una comunidad de casi 300 personas, lo que supone alrededor del 7% del Personal Docente e Investigador interno. Aparentemente, estos números pueden parecer no muy ingentes y, sin embargo, tenemos asignadas alrededor de 70.000 horas de carga docente, lo que nos convierte en el colectivo de profesorado con mayor carga docente de la UV.

Frente a la ausencia de respuestas institucionales, manifestamos públicamente nuestra insatisfacción que no mejora en el marco de las negociaciones del convenio colectivo del personal laboral de las universidades públicas de la Comunitat Valenciana (única autonomía aun sin un convenio laboral que incluya al profesorado no funcionario). Creemos urgente actualizar el perfil de nuestra categoría profesional, pues no se ajusta a la época que vive la universidad europea, en la que los profesores tienen que ser buenos docentes y mejores investigadores y, para ello, deben publicar sus aportaciones según rigurosos criterios de calidad y deben crear redes de trabajo con personal de otras universidades de España, de Europa, del Mundo.

El alumnado sufre, asimismo, nuestras condiciones laborales, al verse mermada la calidad de la docencia. No puede olvidarse, además, que la precariedad, el bajo salario, la ingente carga docente e investigadora, son características de nuestra figura que dificultan el desarrollo de nuestros proyectos personales en una etapa vital en la que muchos nos planteamos la formación de una familia u otros ya la tienen: en media los PAD tienen unos 41 años de edad.

Partiendo de estas premisas, la Plataforma de Profesoras/es Ayudantes Doctores de la Universitat de València expresa las siguientes reivindicaciones y propuestas para mejorar nuestras lamentables condiciones de trabajo:

1. SALARIO

Percibimos un salario de alrededor de 1708€ brutos al mes (unos 1300€ netos), un total de 23.923€ brutos al año, destacadamente inferior al que se cobra en muchas otras Universidades públicas españolas. Sin ir más lejos, en la Universitat d’Alacant (UA) el PAD cobra 1882€ brutos al mes, un total de 26.359€ al año, en la Universitat Jaume I de Castelló (UJI) 1845€ al mes (25.826€ al año), contando ambas, además, con menor carga docente. Hay realidades todavía más edificantes a las que mirar: así en las universidades andaluzas el sueldo del PAD roza los 30.000€ anuales. En proporción al número de horas de dedicación impartidas, los PAD –trabajadores a tiempo completo- ganamos menos que un/a Profesor/a Asociado/a y ello pese a que el requisito indispensable para acceder a nuestro puesto es haber obtenido el grado de doctor y haber superado la acreditación de las agencias española o valenciana. La situación es más desoladora aún si comparamos nuestros salarios con los de otros colectivos docentes no universitarios, como el profesorado de Educación Infantil, Primaria o Secundaria. Por todo ello, solicitamos que el convenio establezca para el PAD de las universidades públicas valencianas un salario desde un 3% hasta un 5% más alto que el establecido actualmente en la UA para la figura de PAD con 22 créditos de docencia. El dinero que la Conselleria ha asignado – según ha trascendido – para la mejora salarial de los sueldos del PDI de las Universidades en un plazo progresivo de tres años (con un presupuesto de unos 18 millones de euros, 6 para la UV), es claramente insuficiente. La mejora debe ser inmediata y transparente para los colectivos más vulnerados.

2. DOCENCIA

A causa de una carga docente de 24 créditos (240 horas) anuales, excesiva respecto a lo que pasa en el resto de Europa, disponemos de escaso tiempo para optimizar la calidad de la enseñanza impartida y de la investigación, elementos fundamentales a fin de lograr la estabilización laboral mediante la promoción. Otras universidades establecen una reducción de la carga docente en los primeros años de contrato como PAD. Es el caso de las universidades hermanas UA y UJI: en ambas están previstas dos figuras de PAD, en la UA una con una carga de 20 créditos y la otra con una carga de 22; en la UJI una con una carga de 18 créditos, la otra a 22. Por nuestra parte, solicitamos que el convenio autonómico establezca para el PAD de las universidades públicas valencianas la implementación de un único contrato de cinco años que prevea una carga máxima de 20 créditos en los primeros dos años y de 22 a partir del tercero.

Por otro lado, reivindicamos una reducción de la carga docente para aquellos PAD que tienen reconocidos un sexenio AVAP o CNEAI, así como por temas de conciliación de la vida familiar (hijos, familiares dependientes, etc.).

3. INVESTIGACIÓN

Nuestro colectivo sufre una discriminación a la hora de desarrollar y ver reconocida su actividad investigadora. Un punto central entre nuestras reivindicaciones es que el reconocimiento de los sexenios de investigación por parte de AVAP (o CNEAI) tenga efectos tangibles al igual que sucede en otras figuras docentes. Por ello, pedimos que los tramos de investigación sean reconocidos también a nivel económico y de reducción de la docencia con efecto inmediato.

 Por otra parte, para el avance científico de nuestra preparación académica necesitamos realizar estancias de investigación en otros centros. A menudo, el PAD no tiene otra alternativa que irse de estancia en los meses de verano, cuando en los centros receptores apenas hay personal o, incluso, están cerrados. Por ello exigimos facilidades: entre otras, solicitamos la posibilidad de concentrar la docencia en un único cuatrimestre y una ulterior reducción de esta.

4. PROMOCIÓN

¿Por qué no adelantar la promoción de los PAD a Profesores Contratados Doctores o Profesores Titulares si éstos están ya acreditados para dicho puesto? La misma UVEG preveía la promoción de los PAD acreditados sin necesidad de agotar los cinco años actualmente previstos. Por ende, solicitamos a la Conselleria d’Educació que autorice la promoción de los PAD a la categoría superior para la que se encuentren acreditados.

Asimismo, quisiéramos que la UV, con la colaboración de la Conselleria, se comprometa a llevar a cabo cuantas acciones fueran necesarias para eliminar de nuestra carrera docente la injusta figura de Contratado Doctor Interino, figura que, amén de no estar dentro de un marco legal propiamente dicho, nos mantiene en una condición de precariedad y de incertidumbre, pese a todos los años que hemos dedicado a la universidad, a la investigación, a la docencia. En su lugar, debería asegurarse la promoción directa a Contratado Doctor de aquellos PAD acreditados.

317 personas la han apoyado
317 Apoyos

Respuestas de los políticos