Pregunta para Parlamento de Navarra

¡Basta de jugar con el futuro de los niños y niñas! ¿Cuándo se va a hacer una verdadera apuesta por la calidad y dignidad de las escuelas infantiles de Navarra?

1 personas la han apoyado
1 de500 Apoyos

Hola, mi nombre es Eider, y pertenezco a la Plataforma 0-3 de Navarra, en la que intentamos mejorar las condiciones de vida en la escuela de los niños y las niñas como las mejoras laborales de las trabajadoras en las escuelas infantiles de Navarra. Aunque en la plataforma llevamos más de 20 años trabajando en mejorar este sector, lo cierto es que nuestras últimas reivindicaciones van enfocadas de cara a la bajada de ratios y la subida salarial. Actualmente, las escuelas infantiles de Navarra se ven regidas por los diferentes ayuntamientos que optan por muy diversas formulas de gestión (contratación directa, privatización…). Esto genera que las condiciones laborales y de vida de las escuelas infantiles sean muy dispares de unos centros a otros. ¡Estamos hartas de que se utilice a las niñas y niños pequeños como moneda de cambio política y del ninguneo al colectivo de profesionales que trabajamos en este ciclo educativo público!

Tras 60 días de huelga, hemos tenido que desconvocar porque hemos entendido que la nuestra va a ser una lucha larga, además de las grandes dificultades económicas que ha supuesto esta huelga. A pesar de solicitar una mejora de situación durante todo este tiempo, no vemos un compromiso ni voluntad reales por parte de las entidades públicas. Recibimos negativas y los pasos que dan son muy leves. Y esto es un reflejo de la poca voluntad que existe para cambiar las cosas. Yo llevo 23 años viendo como esta situación se repite. Y en vez de mejorar y adaptar el ciclo y sus condiciones igual que cambia la sociedad y sus necesidades, cada vez es peor.

Muchas veces ves aulas de hasta 48 criaturas. Con muchas de ellas pasamos hasta 8 horas del día. Esta situación se vuelve insostenible cuando no podemos llegar a satisfacer las necesidades de criaturas tan pequeñas, que podríamos compararlas con grandes dependientes. Y en vez de disminuir los ratios o incrementar las trabajadoras, hacen todo lo opuesto. Con lo que nos encontramos con una educadora a cargo de 8 criaturas de menos de un año. Luego otra educadora tiene que estar pendiente de 12 bebes de menos de dos años. Y para una educadora que asume criaturas de 2-3 años, en general suele tener que cuidar y acompañar a unos 16 pequeños. Cada criatura tiene sus necesidades y atenderlas todas con ratios tan elevadas es imposible. 

Vemos que la sociedad está cambiando y las formas de crianza también. Estamos ante una sociedad cada vez más individualista en la que el apoyo familiar a veces no esta tan presente como antiguamente. Por ello, pedimos que existan más profesionales en este sector y que se revisen los salarios y condiciones laborales de las trabajadoras para ajustarse al grado de responsabilidad y a las funciones pedagógicas que se nos exigen. Así mismo, consideramos exigible que se unifiquen criterios en toda Navarra para acabar con la desigualdad laboral actual, dado que no por el mismo trabajo se tienen las mismas condiciones, siendo todas nosotras trabajadoras de escuelas infantiles públicas de Navarra. Tanto los ratios que recomienda Europa, como los estudios de la neurociencia y la pedagogía amparan cada uno de nuestros argumentos. Está más que probada la importancia de los vínculos de apego para un desarrollo armónico. Con una persona a cargo de 16 criaturas, ¿cómo esperan que podamos dar ese servicio?

La precariedad en nuestro sector cada día se incrementa. Existe una gran movilidad de trabajadoras que terminan por abandonar el ciclo en busca de unas condiciones mejores. Esto genera por una parte la inestabilidad de las profesionales, que afecta a su salud física y mental, ante unas condiciones precarias constantes. Y, además, empeora la calidad de los servicios a los pequeños y pequeñas. Con tanta rotativa, crear unos vínculos afectivos con las criaturas es muy complicado además de dar continuidad y desarrollo a los proyectos educativos. Y es lo que más necesitan hoy en día, pero con las condiciones en las que vivimos, no es viable poder hacerlo. 

Nos gustaría preguntarles a las instituciones, en concreto al Gobierno de Navarra, ¡basta de jugar con el futuro de los niños y niñas! ¿Cuándo se va a hacer una verdadera apuesta por la calidad y dignidad de las escuelas infantiles de Navarra?

Muchas compañeras no llegan ni a los 1000 euros del sueldo. Las ratios actuales de Navarra duplican las recomendaciones europeas y no podemos conformarnos con que “Navarra tiene la ratio más baja de estado español” porque, además de ser mentira, demuestra muy poco compromiso con la mejora del primer ciclo de educación infantil público navarro. 

Necesitamos que nos escuchen, porque ya no es solo las condiciones precarias en las que vivimos, sino también la cantidad de vulneración de derechos a la infancia que quebrantan con sus acciones. Tu apoyo con tu firma es de vital importancia para que entre todas seamos escuchadas por fin. ¡Basta de jugar con el futuro de nuestras criaturas!

1 personas la han apoyado
1 de500 Apoyos

o