Pregunta para Diputació de Barcelona

El colegio Pare Manyanet de Sant Andreu permite el acoso escolar y debido a esto mi hija intentó suicidarse.

53 personas la han apoyado
53 de500 Apoyos
Pilar Alto al acoso Pregunta de Pilar Alto al acoso

Mi nombre es Pilar, soy madre de una niña de 14 años que padeció bullyng en reiteradas ocasiones durante su estancia en el centro escolar Manyanet de Sant Andreu de Barcelona, donde no se realizó ningún tipo de acción que la ayudara a salir adelante.

Este centro escolar estuvo entre los reflectores debido a un caso muy sonado donde un informático descubrió 39g de pornografía infantil y se vio involucrado un párroco de la escuela. El informático fue expedientado por revelar información y sólo hasta que el caso se mediatizo le agradecieron públicamente.

La actitud de la escuela al esconder este tipo de situaciones no sólo se dio con este caso, la situación de acoso escolar dentro del centro es preocupante y seguimos sin recibir ningún tipo de acción real por parte de la escuela a pesar de los casos presentes.

Mi hija empezó en P5 en la escuela y nunca la ayudaron a introducirse, se presentaron varias situaciones de burlas hasta que el bullyng comenzó a ser más evidente con violencia física y exclusión dentro de los grupos de los niños y niñas de la escuela.

La rutina de mi hija comenzaba desde temprano, donde antes de las 9 de la mañana se comportaba con normalidad y tranquila, sin embargo, al salir de la escuela ella tenía ataques de ansiedad continuos que duraban hasta la 1 o 2 de la mañana  y se quedaba dormida abrazada a mí llorando sin consuelo y agotada del sufrimiento. Su rutina se modificaba por completo.

En octubre mi hija comienza a tener pensamientos suicidas por la situación que vive dentro de la escuela, se dio conocimiento de la situación al Consorci y Educación. El 31 de octubre se inician reuniones con la mediadora designada por Educación.

Continuamente ellos me hablaban que el protocolo lo estaban aplicando pero mi hija seguía viviendo la misma situación y me dolía que en casa, a sus 11 años, sólo repetía que no quería vivir.

Hubo una vez que una niña denunció que a mi hija le hacían daño y la tutora se encargó de tacharla de mentirosa y dejarla en ridículo frente a la clase para sentar un precedente para aquellos que quisieran denunciar algún otro abuso: NO LES IBAN A CREER.

Fui en varias ocasiones y se habló también por teléfono con la Inspectora y en estas conversaciones ella decía que ya estaba abierto el protocolo y que estaba llevando todo  la mediadora. Al ver que la situación continuaba igual o peor a pesar de haber entrado el Consorci, en una de estas reuniones que se mantuvo con la Inspectora de zona, llegué a perder las formas puesto que nadie daba soluciones. Pasaron meses y me dieron una cita en febrero con la mediadora de educación.

Al no poder asistir por la muerte de mi madre me programan otra cita hasta marzo, mientras tanto tenía que escucharla decir entre llanto que ella debió morirse. En esta reunión decidí llevar unas grabaciones de mi hija para que pudieran escuchar la angustia y ansiedad que sufría por la situación que en ese momento estaba padeciendo y que no estaban resolviendo.

Más tarde, hubo un incidente donde empujan a mi hija por las escaleras y al tratar de hablar con la directora su respuesta fue que ella (mi hija) tiene que estar preparada para un mundo “moderno” y en otra reunión la mediadora informó de las fechas de preinscripción a otros colegios con lo que la percepción de la familia fue que nos estaba invitando a salir del colegio.

Fue ahí donde se me ocurrió ir al Síndic de Greuges el 2 abril para llevarles las grabaciones de mi hija deseando su muerte, y después de ese momento el 10 de ese mes mágicamente pude tener por primera vez un reunión con el director donde la decisión tomada fue ponerle un policía a mi hija todo el tiempo, lo que provocaba que la marginaran aún más.

Solicité la prescripcion a otro colegio y comencé a descubrir varias inconsistencias como que la mediadora era una madre del colegio, que el protocolo de acoso escolar no se implementó hasta 6 meses después a pesar de que Inspección, Educación y la mediadora ya eran conscientes de los casos de bullyng y sólo lo iniciaron por la presión ejercida por el Sindic, además, presuntamente la inspectora resultó ser amiga de la directora quien llevó a su despacho para intentar hacerla sentir culpable de la situación sufrida.

Hace poco ella tuvo uno tentativa de suicidio e iniciamos el Protocolo de prevención del suicidio, será internada en un centro para su bienestar. Ella es una sobreviviente pero muchas familias no han tenido la misma suerte.

Dentro de este colegio existe el caso de Kira, una niña que se suicido por el bullyng que sufría dentro de la misma escuela, quien no brindo ni ha brindado ningún tipo de contención para estos casos y se excusan diciendo que el acoso hace a los niños y niñas más resistentes.

Por esta razón pido a las y los políticos del Órgano Parlamentario de Barcelona, donde se encuentra la escuela Pare Manyanet de Sant Andreu, que revisen, inspeccionen y resuelvan la situación del colegio donde los casos de acoso no han parado y, además, no se han preocupado por seguir el Protocolo de Acoso Escolar a pesar de ya haber tenido un caso de suicidio por esta situación.

Paremos el bullyng, no permitamos que el acoso cobre más vidas de niños y niñas, ayúdame firmando esta campaña para conseguir 500 apoyos y que puedan responder a esta petición. Mi hija hoy está conmigo pero muchos niños aún nos necesitan. Muchas gracias por leerme.

53 personas la han apoyado
53 de500 Apoyos
Pregunta dirigida a: Diputació de Barcelona

CIU

0 Apoyos Políticos

Preguntar

CEC-CPC

0 Apoyos Políticos

Preguntar

Badalona-En Comú-PA

0 Apoyos Políticos

Preguntar

ENTESA

0 Apoyos Políticos

Preguntar

ERC

0 Apoyos Políticos

Preguntar

CUP-PA

0 Apoyos Políticos

Preguntar

13085 Apoyos Políticos

Preguntar

PSC-CP

0 Apoyos Políticos

Preguntar

Ciudadanos

9776 Apoyos Políticos

Preguntar