Pregunta para Parlamento de Andalucía

El cáncer afecta a muchas personas en España, sin embargo los recursos que se ofrecen a los pacientes oncológicos son irrisorios ¿Cuándo se van a aumentar las ayudas y partidas presupuestarias?

902 personas la han apoyado
902 Apoyos
Patricia Rite Pregunta de Patricia Rite

Mi nombre es Patricia Rite, tengo 29 años y soy de Huelva. Mi vida cambió hace 3 años cuando fui a quitarme un lunar que tenía de nacimiento. En principio los médicos decían que no era nada, pero que lo iban a quitar por estética. 

Cuando lo quitaron se dieron cuenta de que era un melanoma y que había llegado a estadio tres. Me operaron y sacaron todo lo que pudieron en aquel momento, y como era estadio tres no tuve tratamiento en su día. Cuando entras en este “territorio oncológico”, cada seis meses te van haciendo pruebas de registro. Antes de la cuarentena me hicieron un TAC y salió que había reflejos en el pulmón, que había algo extraño.

De primeras me dijeron que podía ser alergia, ya que yo soy alérgica a muchas cosas y justo estábamos en la época. Con el tema del Covid se paró automáticamente todo y hasta verano no puedo repetir las pruebas. En el momento en el que me vuelven hacer las pruebas ven que el pulmón derecho está comido y también parte de las glándulas del tórax. Me fechan una operación, pero como me contagié de Covid dos veces no me pueden operar. Al ser un cáncer de pulmón parece que cogía el virus pero no lo soltaba, cada vez que me hacía la prueba daba positivo. 

Después de la operación, que finalmente fue en noviembre, se supone que todo debería haber ido bien. Me repiten el test y ven que está habiendo metástasis en el pulmón y en las glándulas y hay que poner tratamiento. Me ponen inmunoterapia por vía, parece que va funcionando hasta que en marzo hay una mutación de las células, que han llegado hasta el hombro izquierdo y se instala en la escápula, es decir, en el hueso. En este momento por mucho que lo intentes no te pueden operar porque no te van a quitar el hueso… así que me dan un tratamiento de quimio en pastillas. Se suponía que en cuatro ciclos debía desaparecer la mutación, pero las pastillas me dieron toxicidad y la cara se me llenó de granos y se me hinchó. Era como si fuera una alergia.... fue horrible. 

Al final me ampliaron el tratamiento un ciclo más y cuando me volvieron a repetir las pruebas vieron que, no solo no había cesado en la escápula sino que, se había reproducido en el pulmón y había aparecido uno en la cadera. Esto último no me lo dijo el médico, que además no era mi oncóloga porque estaba de baja, este médico solo me dice que todo sigue igual y que las alternativas son o un tratamiento experimental o quimio, pero que no me recomienda la quimio porque si lo demás no me ha hecho efecto la quimio no lo va hacer.

Mi madre trabaja en un hospital y por una conocida se entera de la Oncothermia , que es lo que estamos haciendo ahora y pidió información. Cuando vamos a un médico privado es cuando nos dicen que tengo un reflejo en la cadera derecha. Yo llevaba dolores en la cadera un mes, pero no me lo había detectado antes. Acudo con mi oncóloga, que sigue de baja pero ya hay una chica sustituyéndola, y le explico la situación: ahora mismo hay tres zonas afectadas. Ella me dice que no me preocupe, que empezamos con la quimio (cosa que no me dijo el otro médico, que además tuvo cero tacto conmigo y me parece que es muy importante cuidar el mensaje con la enfermedad que estamos tratando)

Al tiempo nos enteramos por una mujer que está haciendo la Oncothermia en Madrid que en Granada era un poco más económica y nos hemos trasladado allí para estar un mes. 

Creo que es importante que se refuercen las ayudas económicas a los pacientes oncológicos. Yo tengo la suerte de tener a mi madre, que además es enfermera, pero ella ha tenido que pedir una baja para poder estar a mi lado en este proceso. Quien pasa por esto tiene la vida limitada, yo cuando puedo intento trabajar pero suelo pasar más tiempo en el médico que en mi casa. Trabajo a rachas, como ahora en el puente que voy a trabajar en algún bar para sacar algo de dinero. De hecho, tengo mi carrera y me gustaría trabajar de lo mío pero es muy complicado. 

En mi caso, con la quimio estoy mal 3 o 4 días, pero hay gente que no remonta en todo el mes. Tengo la suerte de que mi madre puede ayudarme económicamente, pero si no tuviera su apoyo no tendría esperanza de salir de esto. Muchas de las personas que tienen esta enfermedad no pueden trabajar y necesitan ayuda. Nadie tiene la culpa de que les toque vivir esto pero las administraciones sí que pueden invertir en hacernos la vida un poco más fácil.

Falta inversión en equipos en los hospitales públicos, faltan ayudas para los pacientes y falta investigación. Por ello le pido al Parlamento de Andalucía que se ponga las pilas y empiece a invertir en vidas

902 personas la han apoyado
902 Apoyos

o