Pregunta para Parlamento de Canarias

Somos Patricia e Ixsys, madres de un niño que se llama Noah. ¿Por qué hay tantos obstáculos para que los hijos de familias LGTBI tengan los apellidos de ambos progenitores?

134 personas la han apoyado
134 de500 Apoyos
Patricia Campos Pregunta de Patricia Campos

Me llamo Patricia, soy de Lanzarote, y mi mujer Ixsys y yo tenemos un hijo de ocho meses que se llama Noah. Lo tuvimos mediante inseminación artificial en una clínica de reproducción asistida, y mi mujer fue la gestante. Cuando decidimos empezar con el proceso, nos dimos cuenta de que teníamos que estar casadas para que Noah llevase mis apellidos, que por suerte ya lo habíamos hecho antes.

Cuando Ixsys estaba a punto de dar a luz, tuvimos que pedir un certificado a la clínica de reproducción asistida conforme habíamos hecho una inseminación artificial de un donante desconocido. También tuvimos que abrir un acta en el juzgado para dejar constancia de que Noah tendría los apellidos de ambas con el consentimiento de mi mujer.

Una vez hechos todos estos trámites, y cuando nació Noah, fuimos a inscribirlo en el Registro Civil y, en todos los formularios que teníamos que rellenar, ponía “padre / madre”. No entiendo cómo a estas alturas, con tantas familias LGTBI en toda España, no hay un lenguaje inclusivo en estos tipos de documentos, con conceptos como “progenitor/a” o “tutor/a”.

La verdad es que toda esta parafernalia de trámites y registros llena de obstáculos me parece propia del siglo XIX. Yo anteriormente estuve con un hombre y tuve cuatro hijos con él. No estábamos casados, y sin embargo nunca nos pidieron absolutamente nada para que mis hijos tuvieran nuestros apellidos, ni a mí ni a él. ¿Por qué sí en el caso de dos mujeres o dos hombres? No tiene ningún sentido, y la única explicación posible es, por desgracia, que el colectivo LGTBI sigue discriminado, en este caso, las familias LGTBI.

Es por esto que me quiero dirigir a los miembros del Parlamento de Canarias, ya que somos de las Islas Canarias y son nuestros representantes en dicha cámara, para que se haga una remodelación del Registro Civil, empezando por la eliminación de obstáculos a las familias homoparentales para la adopción de apellidos de ambos progenitores, así como un lenguaje inclusivo que no dé por entendido que el recién nacido es hijo de un padre y una madre.

Situaciones como la nuestra son muestra de que todavía existe mucha homofobia. Queremos que Noah crezca en una sociedad libre de discriminación, donde tenga las mismas facilidades y oportunidades que otros niños, y donde ni él ni nosotras tengamos que dar explicaciones por el tipo de familia que somos. Hemos avanzado mucho, pero todavía hay camino por recorrer.

134 personas la han apoyado
134 de500 Apoyos

o