El aumento de la población vegetariana y vegana en España es una realidad imparable y que ya no se puede ni se debe silenciar más. ¿Cuándo incorporarán un menú 100% vegetal sano y equilibrado en los comedores de los centros públicos?
Osoigo Informa

Ampliación respuesta Gobierno: "Son varias las iniciativas puestas en marcha por la AESAN para dar respuesta a las demandas de menús 100% vegetales ya sea por motivos éticos o de salud"


En relación a la pregunta escrita dirigida al Gobierno del senador Carles Mulet, la Secretaría de Estado de Relaciones con la Cortes y Asuntos Constitucionales del Gobierno de España comparte a día 15 de noviembre una ampliación a la respuesta que dice así:

Cabe informar a Su Señoría que son varias las iniciativas puestas en marcha por la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Consumo, en el ámbito de sus competencias, para dar respuesta a las demandas de menús 100% vegetales ya sea por motivos éticos o de salud. Cabe informar que se ha trabajado de forma conjunta con las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas para la elaboración de un programa específico dentro del Plan Nacional de Control de la Cadena Alimentaria dedicado al control de los menús escolares y de los alimentos suministrados en máquinas expendedoras y cafeterías de este tipo de centros. 

Este programa contempla, expresamente, medidas para que los menús ofrecidos en los centros escolares cumplan criterios de calidad nutricional adecuados en todos los tipos de menús que se suministran, incluidos los menús especiales por motivos de salud o por motivos éticos. Asimismo, se está trabajando adicionalmente en un protocolo que ayude a los inspectores en el control del cumplimiento de estos criterios. 

Adicionalmente, el Reglamento (UE) Nº 1169/2011, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 e octubre de 2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, contempla en el apartado 3 del artículo 36, el compromiso de la Comisión Europea de adoptar actos de ejecución sobre la adecuación de un alimento para los vegetarianos o veganos. Aunque hasta la fecha la Comisión no ha iniciado estos trabajos, la AESAN participará activamente en los debates para su desarrollo. 


 Compartir
Osoigo Informa
 Pregunta El aumento de la población vegetariana y vegana en España es una realidad imparable y que ya no se puede ni se debe silenciar más. ¿Cuándo incorporarán un menú 100% vegetal sano y equilibrado en los comedores de los centros públicos?

En los últimos tres años ha habido un crecimiento del 27% de la población que se considera ‘veggie’, alcanzando ya al 10% de la población, según un estudio de la consultora Lantern. Eso equivale a más de 4 millones de personas en todo el territorio español.

Los motivos que alegan los españoles y españolas para adoptar una alimentación eminentemente vegetal son principalmente, la conciencia medioambiental, conciencia sobre el bienestar animal y preocupación por la salud y bienestar personal. Exceptuando el último punto, podemos afirmar que los motivos son eminentemente de corte ético e ideológico, por lo que la reivindicación está recogida dentro de los derechos protegidos por el artículo 16 de la Constitución Española, que garantiza “la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley”.

España es uno de los estados firmantes del “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales”,desde 1977, un tratado multilateral general que, reconoce los derechos de todas las personas “sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social”. Dichos derechos “sólo pueden ser limitado por la ley, de manera compatible con la naturaleza de los derechos, y sólo con el fin de "promover el bienestar general en una sociedad democrática”. 

Además, este Pacto Internacional obliga a los Estados partícipes a “adoptar medidas, tanto por separado como mediante la asistencia y la cooperación internacionales, especialmente económicas y técnicas, hasta el máximo de los recursos de que disponga, para lograr progresivamente, por todos los medios apropiados, inclusive en particular la adopción de medidas legislativas, la plena realización y satisfacción de los derechos aquí reconocidos”.

El sector privado hace ya varios años que es consciente de este cambio social. No es casualidad que se hayan multiplicado por 5 el número de restaurantes 100% vegetales y por 10 el número de restaurantes que afirman haber incorporado opciones veganas a sus menús. También han surgido decenas de ‘StartUp’ de fabricación de productos 100% vegetales, destacando entre ellos la empresa catalana HEÜRA, quienes recientemente han conseguido una histórica ronda de inversión de 4 millones de euros y se ha posicionado como la startup de mayor crecimiento en la industria de la "carne" 100% vegetal de toda Europa, con un aumento del 450% en el último año.

Pero esta realidad social no se ha visto reflejada en la defensa de los derechos de las personas vegetarianas y veganas en el ámbito de lo público. Concretamente se echa en falta la oferta pública y de calidad de menús adaptados a las personas vegetarianas y veganas en los comedores y servicios de ‘catering’ de todos los centros públicos, a saber:

  • Colegios, institutos y universidades
  • Centros médicos y hospitales donde existan personas ingresadas
  • Centros penitenciarios y de menores
  • Otros centros públicos donde, ya sean los usuarios, ya los trabajadores de dichos centros, deseen optar por un menú acorde a sus principios éticos.

De hecho, como ya ha quedado constatado que los motivos del veganismo son ideológicos y éticos, podemos afirmar que el veganismo está amparado por el artículo 18 del “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales” donde especifica que está prohibido imponer políticas o prácticas que puedan perjudicar el derecho de libertad de conciencia. Por lo tanto, si el Estado Español no es capaz de ofrecer alternativas adaptadas a los ciudadanos y ciudadanas de este país que presentan objeciones a las dietas convencionales por motivos éticos e ideológicos, estará incurriendo en una violación de este tratado.

También es importante recalcar que este tipo de alimentación es totalmente saludable y apta para cualquier etapa de la vida de una persona, incluyendo el embarazo, la lactancia, la niñez, adolescencia, vejez e, incluso, para deportistas de élite, como así lo atestiguan las mayores asociaciones de nutrición y dietética del mundo.

Es por ello que, las personas, asociaciones y organizaciones firmantes, solicitamos al Congreso de los Diputados que se promulgue una Ley dentro del marco de las políticas sociales, de igualdad y de inclusión, que otorgue a los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país el legítimo derecho de escoger un menú acorde a sus principios éticos, un menú 100% vegetal sano y equilibrado.

Puedes leer el manifiesto completo aquí.

Enviada por
Una familia vegana y normal Una familia vegana y normal
2923 de 1500 Apoyos
06.07.2021

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros