Las actividades de ocio deben ser accesibles e inclusivas para todas las personas. ¡El verano es de todxs!

4 personas la han apoyado
4 de1500 Apoyos

Todos los veranos la historia se repite. En infinidad de ocasiones nos encontramos lugares poco o nada accesibles para las personas con movilidad reducida. Del mismo modo pasa con las actividades organizadas por las instituciones públicas, que en muchos o en la mayoría de casos, carecen de inclusión para las personas con necesidades especiales

Ya son muchos años exigiendo que todas las playas y piscinas tengan accesos para las personas con movilidad reducida. Es injusto que no todas las personas tengan las mismas oportunidades de disfrutar del mar, de la arena y de las actividades acuáticas en general, pero, por desgracia, es una cosa que sigue pasando en pleno 2024. 

Tampoco avanzan tan rápido como deberían las actividades inclusivas en los campamentos de verano. Muchísimos niños y muchísimas niñas se quedan sin disfrutar de ellos porque no están preparados para personas con necesidades especiales. Las familias están hartas de ver como a sus hijos e hijas se les discrimina por el simple hecho de tener otras necesidades. 

Por otra parte, encontramos las instalaciones privadas que no están preparadas para todo el mundo. La normativa debería exigir a los establecimientos hosteleros y turísticos (y a todos) elementos que hagan accesibles sus servicios para cualquier persona. No es justo que para disfrutar de accesibilidad el coste a pagar sea más caro. 

Por todo esto, desde Osoigo ponemos en el punto de mira este manifiesto que reúne muchas de las reivindicaciones que se han registrado durante los últimos veranos en nuestra plataforma. Esta vez, somos nosotras quienes alzamos la voz contra la discriminación. Todos los niños y niñas, jóvenes y adultos deben tener el mismo derecho y las mismas oportunidades para disfrutar de un verano completo y sin obstáculos. Para conseguir que esto sea así, las instituciones tienen que mirar más por la accesibilidad y la inclusión, sobre todo, de los lugares públicos y siempre tomando decisiones con el asesoramiento de las personas y familias afectadas por la falta de servicios. 

Si crees que esto debería cambiar, ¡Apoya el manifiesto! Cuantos más seamos más fácil será que nos escuchen. ¡EL VERANO ES DE TODXS!

4 personas la han apoyado
4 de1500 Apoyos