Pregunta para Parlamento de Catalunya

Soy Montse y tengo Lipedema. ¿Cuándo reconocerá "CatSalut" esta enfermedad para poder tratarla como es debido?

38 personas la han apoyado
38 de 500 Apoyos
Montse Sabajanes Pregunta de Montse Sabajanes

Mi nombre es Montse, tengo 37 años, resido en Barcelona y padezco Lipedema, una enfermedad crónica y degenerativa que todavía no se reconoce en España. Esta se caracteriza por la alteración en la distribución de la grasa, que se acumula de forma anormal y asimétrica. Más del 10% de la población femenina lo padece, desarrollándose normalmente en la pubertad, el embarazo o la menopausia. Somos muchas las mujeres que padecemos Lipedema y que no podemos tratarlo como es debido. 

El Lipedema nos afecta en muchos sentidos. Por un lado, a nivel físico te limita la movilidad: no eres capaz de hacer deporte con intensidad y te cansas con facilidad, además de no poder hacer ejercicios como sentarte de rodillas, ya que causa mucho dolor.  El dolor está siempre presente, así como los hematomas que aparecen fácilmente. 

Por otro lado, también tiene sus consecuencias a nivel psicológico. Cuando eres joven tienes muchos complejos, y yo he cancelado planes en la playa o la piscina por no querer que me vean. Además, es frustrante encontrar la ropa adecuada: es difícil dar con pantalones que te vayan bien, y no puedes ponerte botas ni ciertos calcetines. 

Como muchas mujeres, mi relación con el Lipedema empezó en la pubertad, cuando mis piernas sufrieron un cambio gradual y empezaron a engordar. La gente me decía que era algo normal, pero esa supuesta “grasa” iba acompañada de dolor y solo se encontraba en mis piernas, no en el resto de mi cuerpo. A los 17 años acudí al médico por primera vez a causa del dolor, recibiendo la respuesta de “no es nada” o de que debería tener un estilo de vida más sano. 

Muchas de nosotras intentamos hacer dieta y ejercicio físico para reducirlo, pero no obtenemos resultados porque el Lipedema no va relacionado con la obesidad. Así pues, terminas normalizándolo y aprendes a vivir con ello. 

Hace 5 años, una persona me dijo con total seguridad que padecía Lipedema. En ese momento yo no había escuchado nunca esa palabra, pero empecé a investigar por mi cuenta y encontré más respuestas de las que había recibido en la sanidad pública. 

Encontré que somos muchas las que lo padecemos y lo sufrimos en silencio sin ser comprendidas, porque esta enfermedad se reconoce en algunos países pero no en España. Nos enfrentamos a situaciones frustrantes, como que nos digan que la enfermedad no existe, o que no tenemos dolor cuando en realidad estamos sufriendo. Por este motivo, decidí abrir el blog lipedemadiary.com, donde ayudo a otras chicas a tener más información sobre la enfermedad, y me hice vocal de la asociación Limfacall (Asociación Catalana de Afectados de Linfedema y Lipedema)

Estamos luchando por el reconocimiento de esta enfermedad. Debido a que no hay un diagnóstico, no podemos tratar la enfermedad como es debido. Las medias de compresión y los masajes de drenaje linfático son esenciales para el tratamiento, pero muchas veces no podemos acceder a ellos por su elevado coste económico. La única solución para “resetear” la enfermedad (que no curarla) es someterse a una operación, pero no todas tenemos a acceso a ella. 

Si se reconociera la enfermedad de Lipedema podríamos tener acceso a los tratamientos adecuados para poder tratarla. Somos muchas las mujeres que estamos sufriendo y que como cualquier persona que padece una enfermedad crónica, tenemos derecho a que nos la reconozcan y a tratarla como es debido. 

Por este motivo, siendo de Barcelona, me dirijo a los políticos del Parlament de Catalunya para que tengan en cuenta esta situación y se movilicen para que Salut reconozca esta enfermedad. Solo así lograremos que las personas con Lipedema tengan una mejor calidad de vida. 

38 personas la han apoyado
38 de 500 Apoyos

o