Soy María Nazaret y tengo hipoacusia bilateral profunda, ¿cuándo implementarán las autoridades el uso de cubrebocas transparentes en México?

87 personas la han apoyado
87 de 1500 Apoyos

¿Sabías que la discapacidad auditiva es la cuarta discapacidad más común en México? Parecen datos difíciles de creer, porque en México la discapacidad auditiva es casi invisible.    

Mi nombre es María Nazaret González García, vivo en Guadalajara y desde los 5 años me diagnosticaron con hipoacusia bilateral profunda, desde muy pequeña utilizo auxiliares auditivos y gracias a la terapia de lenguaje, he podido desarrollar mi capacidad oral y pronunciación para tener una comunicación efectiva con mi entorno. 

En México tener alguna discapacidad implica varios obstáculos, el principal de ellos es la discriminación. El proceso de adaptación de una persona con discapacidad auditiva es difícil, en mi caso, tuve que buscar diferentes estrategias para poder “escuchar” y participar en la vida cotidiana. Entrar a una escuela tampoco fue tarea sencilla, el modelo educativo no es flexible ni inclusivo.

Bajo el contexto actual, derivado de la emergencia sanitaria ocasionada por COVID-19, para evitar contagios es necesario el uso de cubrebocas, pero ¿qué sucede con las personas que, como yo, nos apoyamos de la lectura de labios y expresiones faciales para poder comunicarnos? Sin duda, los cubrebocas tradicionales se están convirtiendo en un obstáculo que frustra la interacción y socialización en nuestro día a día en entornos sociales, educativos y laborales. 

En lo personal, he llegado a sentirme excluida al no poder comunicarme de manera efectiva con el resto de las personas, porque los cubrebocas “normales” ocultan el movimiento de labios e incluso llegan a tapar gran parte del rostro. He llegado a pedir a las personas que por favor se bajen el cubrebocas para poder entender e incluso algunos se han molestado, lo entiendo, pero necesitamos impulsar más la empatía. Antes de la pandemia, me enfrentaba a situaciones de desconocimiento al tratar de comunicarse conmigo y muy pocas personas saben lengua de señas. Sé que mi situación no es la única, y somos muchas personas en México y a lo largo del mundo, dando visibilidad a esta problemática. 

En países como Estados Unidos se ha implementado una ley para que en los hospitales se promueva el uso de cubrebocas transparentes para tener mejor comunicación con las personas que tienen discapacidad auditiva, e incluso con las personas que tienen audición normal, ¿por qué en México no se ha llevado a cabo

En España, Marcos Lechet ha iniciado un movimiento para visibilizar a las más de un millón y medio de personas con discapacidad auditiva, para impulsar el uso de cubrebocas transparentes, las cuales no solo serían útiles para las personas con distintos niveles de pérdida auditiva, sino para todo su entorno: familiar, de salud, laboral, de ocio o en el transporte.

A través de esta iniciativa hago un llamado a las autoridades para impulsar el uso de cubrebocas transparentes, es necesario que por lo menos en los ámbitos de salud, educación y laboral se implementen de manera permanente para que nos permitan tener una interacción adecuada, así como evitar el aislamiento y la frustración. Es sencillo hacer un cambio cuando se tiene la voluntad, siendo conscientes de portar cubrebocas transparentes, eso marcará la diferencia para quienes padecemos discapacidad auditiva. 

Por último, comparto un mensaje para las personas que, como yo, tienen discapacidad auditiva: Nunca se rindan, ejerzan la paciencia y la perseverancia cuando las circunstancias lo ameriten. Hay muchas herramientas y tecnología que están a nuestro favor para poder “escuchar” y “comunicar”. Cuando hay situaciones o retos que los limiten busquen opciones, siempre hay otras maneras de participar y hacer las cosas. Nunca dejen de luchar por sus derechos y esos derechos incluyen acceder a cubrebocas transparentes, participar y tener presencia en todos los ámbitos.

87 personas la han apoyado
87 de 1500 Apoyos

o