Luis tiene 7 años y no puede disfrutar de las actividades para niños que organiza el ayuntamiento. ¿Por qué no hay una agenda cultural inclusiva para los pequeños con TEA?
María Gloria García Fernández

Indignados nos quedamos con la decisión política de no admitir a un niño en el campamento de conciliación en verano


Hola Patricia, 

Me comentan mis compañeros que el partido popular de Llanera estuvo en contacto contigo durante el verano y denunció el caso en los medios de comunicación.

Comparto la respuesta de Nuria Niño, portavoz del PP en Llanera:

"El gobierno socialista de Llanera, que semanas pasadas recogía el sello de UNICEF y lee declaraciones a favor del día del niño, DISCRIMINA sin motivo a un niño con necesidades especiales, en un concejo sello de UNICEF, ciudad amiga de la infancia. 
El Grupo Municipal Popular está indignado. La izquierda enarbola la bandera de la igualdad y la integración, pero a la hora de la verdad, se olvidan de su significado.  

A un menor, vecino de Llanera y con necesidades educativas especiales, no fue admitido en el campamento de Conciliación de Verano organizado por el Ayuntamiento de Llanera por no estar escolarizado en un centro educativo del concejo.   
La resolución llegó a la familia a través de un correo electrónico sin derecho a alegaciones y sin posibilidad de buscar una alternativa o solución adecuada.  


Las concejalías de Infancia y Educación y Bienestar Social, basan su decisión  en que el menor recibe su educación en un centro especializado fuera del municipio, y eso es así, ya que en nuestro municipio no existe ningún centro educativo con esas características.  
Estas decisiones ponen de manifiesto la utilización de los menores como moneda de cambio para ganar premios, leer declaraciones institucionales y abanderar ideológicamente colectivos en riesgo de exclusión social, pero desconocen el modo de integración real y efectiva. 
 

Hemos perdido una oportunidad de oro, no solo para integrar a este niño, sino para educar en la integración  y en la igualdad al resto de los niños de nuestro municipio.  
Educar en la integración y en la igualdad  requiere reciprocidad y transversalidad, y vemos como este equipo de gobierno se le da muy bien la oratoria pero desconoce las necesidades reales de la gente y como gestionarlas.  

Somos, CIUDAD AMIGA DE LA INFANCIA, pero el gobierno socialista, no trabaja, ni  avanza en los derechos del menor que el sello de UNICEF lleva aparejado: la no discriminación, el interés superior del niño, el derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo y a la participación.  

Desde el Partido Popular lo llevamos diciendo mucho tiempo; la integración, la igualdad y la normalidad no solamente se trabajan con aportaciones económicas, sino con cercanía, conocimiento, voluntad y ganas  para tener una sociedad donde no exista ningún tipo de barrera ni física, sensorial o mental. 
De que poco valen slogans y palabras, cuando la realidad es totalmente la contraria.  

Nosotros después de haber hablado con su familiar y como muchos vecinos de Llanera, manifestamos todo nuestro apoyo y solidaridad con la familia y con el menor". 

Sé que al final el niño acudió al campamento de verano en Mieres, espero que esta situación no se vuelva a repetir. Un saludo


 Compartir
María Gloria García Fernández
 Pregunta Luis tiene 7 años y no puede disfrutar de las actividades para niños que organiza el ayuntamiento. ¿Por qué no hay una agenda cultural inclusiva para los pequeños con TEA?

Hola soy Patricia, la mamá de Luis, un nene de siete años diagnosticado de TEA. Escribo para relatar mi lucha continua con las administraciones públicas para garantizar los derechos de todos los niños con necesidades especiales en Asturias. Mi caso, como el de muchas otras familias, es frustrante, ya que todos los días veo cómo se llevan a cabo acciones por parte de los servicios públicos que excluyen a nuestros hijos de las agendas sociales y culturales. 

En este caso, la gota que ha derramado el vaso ha sido la negativa a que mi hijo pueda disfrutar del campamento de verano que subvenciona el ayuntamiento de Llanera. Tras insistir mucho para que incluyeran a mi hijo en la lista de participantes, me dijeron que no podía porque no estaba inscrito en ningún colegio público del pueblo. Como si fuera nuestra elección tener que hacer todos los días casi tres horas de camino para que Luis pueda acceder a un centro de necesidades especiales. Es decir, si ya es injusto que mi hijo no pueda tener un centro adaptado más cerca del pueblo, todavía lo es más que lo excluyan de las actividades extraescolares por ese mismo motivo. 

Esta no es la única discriminación que nos ha tocado vivir por ser una familia TEA, en las actividades culturales que realizan los ayuntamientos deberían estar incluídas algunas que puedan disfrutar los niños que tienen la misma condición que Luis, como por ejemplo, conciertos de música. Lo mismo pasa con las actividades extraescolares. Mi pequeño no puede asistir porque no están adaptadas y el hecho de incluir alguna actividad que él pueda realizar ya sería significativo a la hora de incluir a Luis en el círculo de los otros niños de su edad. 

Por parte de los servicios sociales no hemos recibido ninguna ayuda, sino todo lo contrario. Me llegaron a decir que la condición de mi hijo no nos iba a abrir más puertas, que no tenía derecho a pedir ninguna adaptación. Fue justo en ese momento cuando decidí poner una queja por redes sociales, ya que por vías tradicionales parece que nunca llegan a nada. Tras la publicación se pusieron en contacto conmigo dos concejalas que tampoco solucionaron nada, simplemente tiraron las piedras hacia otro tejado. 

Con todo esto, me dirijo a los políticos de la Junta General del Principado de Asturias para pedirles, por favor, que solucionen estas acciones por parte de las instituciones locales que hacen que nuestros hijos no puedan disfrutar de una inclusión real. Se necesita una mayor inversión en inclusión y llevar a cabo iniciativas que faciliten la vida de aquellas personas que tienen necesidades especiales. Invertir en adaptar las actividades públicas extraescolares, en establecer más centros educativos para niños con necesidades especiales, en la subvención de terapias, en adaptar la agenda cultural de los municipios para que todos la puedan disfrutar de la misma manera, y un largo etcétera. Somos muchas las familias que nos encontramos con situaciones incómodas que nos hacen sentir excluidas, por este motivo es muy importante ponerse manos a la obra cuanto antes para lidiar con estas injusticias. 

Enviada por
Patricia Fernández Patricia Fernández
538 de 500 Apoyos
03.08.2021

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros