Pregunta para Congreso de los diputados

La Psicología y la necesidad social de su aplicación. ¿Cuándo se tomará en serio nuestra disciplina?

57 personas la han apoyado
57 de1500 Apoyos
Marea Púrpura Pregunta de Marea Púrpura

La Psicología en España no pasa por su mejor momento. Parece que realmente nunca lo ha tenido. Precariedad laboral, ausencia de salidas, una formación académica muy cuestionable, presencia de intrusismo en nuestra profesión... y lo peor: un Colegio Oficial que no parece hacer nada para solventarlo.

De aquí nace Marea Púrpura, una plataforma creada por jóvenes profesionales y estudiantes de la Psicología que reivindica el papel que le pertenece a esta disciplina en nuestro país. Nos hemos cansado del ninguneo a nuestra profesión, de la invisibilización sistemática que soportamos día tras día desde las instituciones.

En las distintas etapas de la vida formativa y profesional de las psicólogas nos encontramos con una serie de obstáculos como la precariedad y la explotación laboral, independientemente de la especialidad de las actuales y futuras profesionales. Estas dificultades se inician en el primer contacto de las estudiantes con el mundo laboral a la hora de realizar las prácticas curriculares y continúan a lo largo de la vida profesional de las psicólogas. 

Todos los años se gradúa una inmensa cantidad de psicólogas. El problema llega a la hora de incorporarlas a los puestos de trabajo. Desde siempre, el número de psicólogas que han trabajado en puestos públicos han sido insuficientes para cubrir las necesidades de la población. Como consecuencia, en muchos casos, estas carencias son suplidas por el sector privado favoreciendo desigualdades entre quienes pueden y no pagarlo.

Además, la Psicología actual parece únicamente ser útil en ámbito clínico hospitalario, siendo ésta la principal salida de las profesionales de la disciplina. Sin embargo, somos las propias psicólogas quienes mejor conocemos el amplio abanico que ofrece la Psicología. Desde el trabajo en las escuelas, a intervenciones de carácter social o formaciones a las FFCCSE, los ámbitos de aplicación de la Psicología son múltiples y muy diversos.

El intrusismo, externo e interno, es otro de los problemas a los que nos enfrentamos que están a la orden del día en la práctica psicológica. La realización de funciones que no se corresponden con la formación recibida deslegitima la práctica -y la calidad- de la tecnología desarrollada en la Psicología. Por intrusismo externo nos referimos a la realización de tareas propias de la Psicología por parte de profesionales completamente ajenos a la misma y por intrusismo interno hacemos referencia a psicólogas realizando tareas propias de una especialización ajena a la suya en la que no están formadas.

Para mejorar esta situación, las instituciones tienen que empezar a darle a la psicología el lugar y la importancia que siempre ha tenido, aunque aún no se le haya dado. El primer paso sería aumentar de manera significativa el número de plazas de todas las especialidades de psicólogos en el sistema nacional, ya que repercutiría de manera directa en la calidad de vida de la población. Esta reivindicación abarca desde las famosas plazas PIR (Psicóloga Interna Residente) hasta las plazas de Psicología Forense, pasando por las plazas de Psicología Penitenciaria y de Psicología Educativa, por poner unos pocos ejemplos. Además, es urgente y necesaria la regulación de los diferentes perfiles profesionales más allá de la psicología clínica para dar garantía a las psicólogas en su práctica y para evitar el intrusismo externo que sufre nuestra disciplina.

Estos cambios son necesarios desde hace muchos años, la salud de las personas depende de forma directa de ello y cuanto más se alargue esta situación más afectará a la salud global, por eso pedimos una actuación inmediata por la salud de todas y todos. 

Tampoco podemos obviar la reciente propuesta, por parte de Unidas Podemos, de la nueva Ley de Salud Mental admitida a trámite y pendiente de enmiendas, posibles cambios, aprobación y aplicación. A este respecto, y en líneas generales, creemos que los cambios siguen una línea positiva, en especial en lo referente a la autonomía y autodeterminación de la persona, aunque insuficiente en otros aspectos, como lo pueden ser la terminología utilizada y la reducción de la “salud mental” al ámbito clínico, ignorando -o no haciendo apenas mención- a la relación de ésta en otros ámbitos públicos, como los juzgados o las escuelas. Estaremos atentas a las diferentes enmiendas que se pongan y a los diferentes cambios que la propuesta de Ley sufra. 

La Psicología es la ciencia encargada del estudio del comportamiento y, como tal, esta puede aplicarse a todo aquel ámbito donde haya personas. Una regularización de la profesión en todas sus vertientes, una mejora en la calidad formativa de las estudiantes en Psicología y un significativo aumento de todas las plazas de Psicología son requisitos imprescindibles para el Estado del Bienestar. Ante esto, nos dirigimos a los/as miembros/as del Congreso de los Diputados para que tomen conciencia de la situación y actúen al respecto.

57 personas la han apoyado
57 de1500 Apoyos

o