Pregunta para Parlamento de Catalunya

Estoy superando un cáncer de mama. No se me proporcionó diagnóstico después de la primera ecografía y tampoco seguimiento: ¿Por qué no se invierte en recursos económicos y humanos para fomentar la detección de otras enfermedades más allá de la Covid-19?

325 personas la han apoyado
325 de500 Apoyos
Jessica Zaragoza Pregunta de Jessica Zaragoza

Me llamo Jessica y vivo en Barcelona. En octubre de 2020 me noté un bulto en el pecho. Pedí cita para visitarme en la unidad de ginecología del centro de atención primaria (CAP). Allí me aplicaron el protocolo convencional y en este sentido, me practicaron una ecografía mamaria. Me dijeron, una vez hecha, que si veían que se trataba de alguna cosa preocupante me llamaría mi médico de cabecera, pero que si no, podía estar tranquila. Pasó el tiempo y no supe nada más de esta visita.

Desde noviembre que me beneficio de los servicios de una mutua privada, así que decidí visitarme con la unidad ginecológica de la misma. Allí comenté que me parecía extraño no tener noticias de la Seguridad Social y me indicaron que me descargara una aplicación para el teléfono móvil a partir de la cual puedes hacer tu seguimiento médico en Catalunya. Allí ponía que requería de una revisión después de seis meses de la visita.

Decidí solicitar dicha revisión de junio con el servicio privado. El bulto del pecho me empezó a molestar. Entonces me asusté y decidí llamar a la ecografista para adelantar la visita. A los dos días me practicaron una ecografía y me biopsiaron la masa. Esto fue el día 29 de abril de este mismo año. Me dijeron que en 10 días tendrían los resultados. Mientras tanto me hicieron una resonancia con contraste, una mamografía y otra ecografía mamaria. A los siete días me indicaron que por la tarde tendrían los resultados.

El día 5 de mayo me anunciaron que había dado positivo en células cancerosas y que tenía cáncer de mama. El mismo día tuve visita con el cirujano que me anunció que el día 10 del mismo mes me operarían. Una vez operada, me informaron que el cáncer que padezco es del tipo Her2 positivo, que es hormonal y que el ganglio centinela no estaba afectado, por lo tanto no es linfático. Con este diagnóstico, los médicos determinaron que el tratamiento más adecuado era la quimioterapia, la inmunoterapia, la radioterapia y la hormonoterapia.

El 9 de julio me operaron para ponerme el 'Port-a-Cath' (aparato que se coloca en la superficie de la piel y a través del cual se inyecta la quimioterapia) y el día 15 empecé con mi primera sesión de quimioterapia. Actualmente llevo 3 sesiones de 12. También estoy recibiendo el tratamiento de inmunoterapia (que dura 1 año).

Antes de someterme a los tratamientos para curar mi cáncer, me preguntaron si quería conservar mis óvulos, ya que parte del tratamiento se basa en la hormonoterapia y durante 5 años quizás no pueda ser madre. Yo dije que sí y así fue como pasé por todo un proceso de hormonación artificial. Fue muy duro; pinchazos en la barriga cada día, hinchazón de tripa, noches de insomnio, cambios de humor, etc.

A raíz de todo este proceso he detectado varios temas. De entrada, si no tienes Covid-19 no eres nadie. No niego que el virus en cuestión exista y sea muy importante de gestionar y de tratar, pero esto no justifica, para nada, que se olvide el resto de patologías que llevan cientos de años con nosotros y para las que no se invierte lo suficiente. Hay poco personal en los hospitales y mal pagado y la decisión de focalizar la actividad sanitaria en la Covid-19 ha supuesto que muchas enfermedades hayan quedado en segundo plano durante este período de tiempo. Yo no tuve un diagnóstico ni temprano ni bueno por parte de la sanidad pública. Además, en ningún momento desde la Seguridad Social se me ha informado de que me puedo beneficiar de algún tipo de ayuda económica. Debido a la poca atención recibida por parte del servicio público, tengo que tratarme de manera privada y esto supone un gasto económico enorme que no sé si podré asumir si va a más, y hay mucha gente que no se lo puede ni permitir. También tengo que usar productos complementarios a los tratamientos, tengo que tratar la alimentación, la mente, ...; las asociaciones no tienen suficientes recursos para ofrecer ayuda psicooncológica; te dan cita más allá de los dos meses.

Otro de los factores que considero imprescindible para tratar un cáncer y que desde la medicina pública y privada general no se menciona es el deporte. Yo era entrenadora personal y sé que si un enfermo no entrena, la enfermedad empeora y más cuándo hablamos de medicación cardio tóxica que afecta al corazón. Los profesionales sanitarios ponen por encima la medicación, y es evidente porque una cosa no quita la otra, pero no se informa sobre la toxicidad de la misma ni de métodos como el deporte que son esenciales para conllevarla.



Es por todo esto que me dirijo a los políticos del Parlament de Catalunya, ya que son quienes “supuestamente” me representan, para que me respondan a la pregunta concreta: ¿Por qué no se invierte en recursos económicos suficientes y humanos para fomentar la detección de otras enfermedades más allá de la Covid-19? Y para dejar constancia sobre el resto de temáticas presentadas. 

325 personas la han apoyado
325 de500 Apoyos

o