¿Cuándo veremos por fin la paz definitiva en Euskadi?
No hay más respuestas a la pregunta
Isabel Sánchez Robles

¿Cuándo veremos por fin la paz definitiva en Euskadi?


Esta es una pregunta que me hago muchas veces  como muchos y muchas de nosotras… Es más, creo que como a muchos y muchas de nosotras, nada me gustaría más que conocer la respuesta…

Y aunque a veces,  me desespero y no veo el final del camino, creo profundamente que hemos recorrido la mayor parte de él.

Lo hemos hecho individual y colectivamente.  La Sociedad vasca, los vascos y las vascas no hemos sucumbido al desgaste multidimensional que ha producido la violencia. Muy al contrario, hemos sido el núcleo fundamental, el catalizador que llevó a ETA a declarar el alto el fuego.

Un alto el fuego  irreversible y sin el que no hubiera sido posible avanzar en el camino de la normalización política y social, ni avivar la llama de la reconciliación.

A pesar de ello, debemos de ser conscientes de que aún quedan espacios por ganar e hitos vitales en el proceso que superar: la entrega de las armas por parte de ETA y su disolución, la  visceralidad y la cerrazón de un Gobierno de Madrid que juega con los sentimientos de la ciudadanía para justificar su inmovilismo y que se niega a la flexibilización en la aplicación de la política penitenciaria a los presos de ETA con clara voluntad de agravar su castigo, el calculado tancredismo de algunas formaciones políticas más preocupadas por alimentar sus caladeros electorales que por alcanzar la paz definitiva, las tentaciones  de  venganza que permanecen latentes y que alimentan las estrategias de colectivos poderosos e influyentes…

Múltiples y variadas resistencias que a veces nos llevan a la desesperanza.

Pero es aquí precisamente, en la renuncia a claudicar,  en la resistencia a la desidia y al clientelismo paralizador de Madrid dónde no sólo los cargos públicos de EAJ-PNV, sino todos y cada uno de quienes formamos el partido o simpatizamos con él, desempeñamos un importante papel, un papel personal, único e insustituible como agentes de pacificación.

Es cierto que debemos de desplegar toda nuestra capacidad de influencia política al más alto nivel sin descanso, sin conceder la más mínima oportunidad al desánimo,  pero sin renunciar o abandonar el día a día, en lo cotidiano nuestro compromiso y nuestra militancia con la paz, porque creo sinceramente que la voluntad colectiva puede curar la ceguera de aquellos que priman el oscuro deseo de vencer sobre el de convivir.

Y si hay algo necesario, imprescindible para la paz es restablecer espacios de confianza y  complicidad que nos permitan acercar posturas y tejer una tela de araña que envuelva a los renuentes.

Contamos con el instrumento político, con el punto de encuentro: la Ponencia de Paz del Parlamento Vasco cuya puesta en marcha ha sido liderada por el Lehendakari Urkullu, y con lo más importante, la voluntad y el deseo de la mayoría de todo un Pueblo de vivir y decidir en paz y libertad. Con el mayoritario deseo de paz del Pueblo Vasco.

Y por mi parte, en mi condición de diputada de EAJ-PNV, pero también de vasca, de mujer, de madre, de amiga, de vecina, de colega... en definitiva de persona, no pienso renunciar y al igual que muchos otros y otras que a diferencia de mí no tienen acceso a esta privilegiada ventana de relación, voy a seguir trabajando por que algún día seamos capaces de darnos la mano y mirarnos a los ojos sin desconfianza, por que más pronto que tarde podamos disfrutar de una Euzkadi en paz.

Ese momento llegará y yo estoy plenamente segura de poder disfrutar de él.


  Compartir
Isabel Sánchez Robles
 Pregunta ¿Cuándo veremos por fin la paz definitiva en Euskadi?

Si no me equivoco, han pasado tres años desde que ETA dejó defintivamente a un lado la lucha armada, y sin embargo, parece que seguimos estancados. Es realmente desesperante sentirse a las puertas de algo muy grande y esperado, y observar que en vez de acercarnos nos alejamos cada vez más. Es cierto que ETA no ha dado muchos pasos, pero Madrid no ha movido ni siquiera un dedo. ¿Cuál debe ser el papel de EAJ en este parón? Y sobre todo, ¿Hasta cuando debemos esperar?

Enviada por
Usuario Anónimo Usuario Anónimo
52 de 50 Apoyos
20.10.2014

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros