El primer contacto con la pornografía sucede alrededor de los trece años, aunque 2 de cada 10 niños y niñas acceden entre los 8 y los 11. Esta práctica puede desembocar en comportamientos de riesgo. ¡La educación sexual es fundamental!

347 personas la han apoyado

6 de cada 10 adolescentes españoles consume pornografía de forma frecuente. El 40% de ellas y ellos consumen contenido con violencia física, verbal o humillaciones. Y 1 de cada 3 cree que la pornografía puede fomentar un menor uso del preservativo y generar fantasías sexuales violentas. 

Hay niños y niñas que acceden por primera vez a este tipo de contenidos cuando tienen entre 8 y 12 años. Y la educación afectivo-sexual que reciben es, para la mayoría, inexistente. Solo el 40% de adolescentes y jóvenes españoles declara que su familia le ha proporcionado una educación sexual de calidad; y solo el 46% lo indica de su centro educativo. La mayoría busca información por su cuenta y 8 de cada 10 dicen que fue fácil acceder a contenidos pornográficos por primera vez. 

Ante esta realidad, Fad Juventud trabaja para acompañar a las familias y a las escuelas en la educación afectivo-sexual de menores, así como para alertar sobre las consecuencias que puede tener un acceso temprano a la pornografía sobre el desarrollo sexual adolescente, sobre su forma de entender la sexualidad y sus relaciones, y sobre cómo todo ello puede desembocar en comportamientos de riesgo. La educación sexual es la única vía para prevenir. 

¡Firma por una mayor educación sexual!