¿Y la patata caliente de DSS 2016?
No hay más respuestas a la pregunta
Eneko Goia

2016: oportunidad clara de afianzar Donostia, Gipuzkoa y Euskadi en el panorama europeo


Buena pregunta! Seguro que, aunque hayas sido tú quien la ha formulado, está en la mente de la mayoría de las y los donostiarras.

Vayamos por partes. Entiendo que me planteas dos cuestiones diferentes; relacionadas entre sí, pero diferentes. Por una parte, ¿qué hacer con la “patata caliente” de DSS 2016? Pues conseguir que deje de ser “patata caliente”, o “un marrón” que podríamos utilizar, en este caso, como sinónimo. Para mí la Capitalidad Cultural no es una cruz que nos ha tocado y que hay que sobrellevar de la mejor manera posible. No. Es una oportunidad clara de afianzar Donostia, Gipuzkoa y Euskadi en el panorama europeo. Soy consciente de que cada vez que DSS 2016 es noticia, lo es porque ha surgido un problema o una crisis. Y entiendo que la gente esté mosqueada.

¿Qué puedo hacer yo? Seguir apoyando como hasta ahora el proyecto (no habrás leído críticas mías ni de nadie de mi grupo atacando DSS 2016), aunque la capacidad de actuación es más bien limitada desde la oposición. Si a fines de mayo tengo oportunidad de ser el presidente de la Fundación, ejercer con firmeza el liderazgo del proyecto; defenderlo en todos los foros tanto locales como europeos. Y apostar decididamente por el patrocinio privado.

Pero todos debemos tener claro que el Ayuntamiento de Donostia es uno de los patronos de la Fundación 2016, no el único. Que la Comisión Europea ha insistido una y otra vez en que hay que respetar las señas de identidad del proyecto con el que se obtuvo la capitalidad y que hay que dejar trabajar con independencia a la Oficina de la Capitalidad. Aun así, tengo claro que se “puede agarrar al toro por los cuernos” y que, indudablemente, se pueden mejorar muchas cosas. 


  Compartir
Eneko Goia
 Pregunta ¿Y la patata caliente de DSS 2016?

¿Cómo piensa relanzar el proyecto DSS2016? Si creemos quenuestra ciudad va a ser capital de la cultura, hay que coger al toro por los cuernos y plantear cambios reales. Tanto en el modo de entender los negocios basados en la cultura, como en la flexibilidad para poder desarrollarla. Hay que mirar a ejemplos como Amsterdam, Madrid, Genova y las ciudades de Alemania.

 

Enviada por
Usuario Anónimo Usuario Anónimo
24 de 20 Apoyos
26.02.2015

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros