¿Cuándo se ha desprendido Podemos de sus principios de autodeterminación y asamblearismo?
No hay más respuestas a la pregunta
Carlos Martínez Gorriarán

Podemos, el éxito de la política camaleónica


Hola Sergio,

tengo la impresión, creo que ampliamente compartida, de que Podemos se ha transformado velozmente en algo muy diferente de lo que decía ser cuando apareció. No tengo duda de que, por ejemplo, se ha desprendido del asambleísmo de manera fulminante. Podemos es ahora un partido con el funcionamiento tradicional: tiene una dirección liderada por Pablo Iglesias y sus íntimos colaboradores, que es la que toma todas las decisiones. Y no solo las del día a día, sino las estratégicas, como la de no presentarse con su marca a las elecciones municipales.

Aunque he estado atento a esta estratégica toma de decisión, no he encontrado prueba alguna de que algo tan importante se haya debatido en una asamblea, ni tampoco en los famosos Círculos que protagonizaron el nacimiento del partido. Al revés, algunos de estos últimos han manifestado su interés, muy lógico, por presentarse en su ciudad, y eso ha desencadenado maniobras del Círculo de Pablo Iglesias -el único que decide- para evitarlo, tratando de impedir que nadie use la marca Podemos sin autorización de la dirección del partido.

No creo que esto fuera lo que se prometió a los que formaron los Círculos de Podemos... Desde luego, en un partido menos convencional, como UPyD, una decisión de semejante trascendencia jamás podríamos tomarla en solitario los miembros del Consejo de Dirección: sería imprescindible el debate y decisión del Consejo Político o, mejor aún, de un Congreso.

Naturalmente, como no soy miembro de Podemos no conozco las interioridades del debate interno, sino solo lo que publican los medios, que es mucho en cantidad pero de pobre calidad. Si nos fijamos, la enorme cantidad de información sobre Podemos suministrada por toda clase de medios es cada vez más similar a la de un partido viejo: entrevistas al líder, líderes en reuniones, mítines del líder, declaraciones de los líderes, baños de multitudes del líder etc., todo sobre el omnipresente Pablo Iglesias. Creo que esta información mediática es un fiel reflejo de lo que es Podemos a los pocos meses de su exitosa irrupción: un partido tradicional, pero con la doble y grandísima ventaja de disfrutar de veneración mediática y de una imagen popular que no se corresponde con la realidad.

 

De Lenin a Obama

No me extraña en absoluto porque, si se conoce un poco la historia de los movimientos de izquierda, el de Podemos es el viejo modelo leninista: un partido de profesionales de la política escondido dentro de un movimiento de masas al estilo de las matrioskas rusas, esas muñequitas huecas que se contienen unas a otras.

Lenin lo definió, en una de las frases más cínicas de la historia política, cuando pidió aquello de "todo el poder a los soviets". Se le olvidó decir "pero sin los soviets". Lo que vino a continuación de la victoria fue una dictadura pura y dura de partido único, que primero eliminó a los demás partidos rivales y luego a los rivales de la dirección dentro del partido. Sin embargo, muchos admiradores de la revolución leninista (que por cierto, fue un golpe de Estado contra la revolución democrática previa) nunca aceptaron esta evidencia histórica, y algunos se siguen negando a aceptarla. Si alguien está interesado en este aspecto del leninismo subyacente de Podemos, le recomiendo leer estos perspicaces artículos de Antonio Elorza, gran conocedor de la historia de la izquierda tradicional.

Desde luego, Podemos no es un partido leninista al viejo estilo. De ninguna manera, sus inventores han puesto muchísimo cuidado en que no se les pueda acusar de tal cosa, para lo que han evitado toda tentación de pacto con incluso Izquierda Unida. Las lecciones politológicas bien aprovechadas por el liderazgo de Podemos ni se limitan a Lenin ni vienen de Venezuela, sino de Estados Unidos y la famosa campaña de Obama. El “Sí se puede” es una obvia imitación memética del “Yes we can” del Presidente USA.

Como es sabido, el círculo de Pablo Iglesias es básicamente el del profesorado afín del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense, donde han instalado una dictadura académica virtual. Me consta. Sé de primera mano los problemas que deben enfrentar en su entorno los alumnos y profesores que discrepan del anticapitalismo, el chavismo y demás objetos de culto de esa gauche divine. Y el boicot que el propio Iglesias dirigió al intento de Rosa Díez de pronunciar una conferencia en su Facultad. Una facultad de Políticas donde no se puede debatir libremente de política es, sin duda, ¡una gran aportación de Pablo Iglesias y compañía al objetivo de más y mejor libertad democrática!

 

De “la casta” al “derecho a decidir”

Respecto a la autodeterminación de los pueblos, ayer mismo Pablo Iglesias la redujo en Barcelona al apoyo al "derecho a decidir", una expresión ambigua mucho más innoble que la "autodeterminación de los pueblos" formulada por el presidente Wilson en 1918, y adoptada por Lenin y sus sucesores con los resultados conocidos: una parodia con trágicas consecuencias para quienes quieren ejercerla (como volvió a verse en las naciones surgidas de la desintegración de Yugoslavia).

El "derecho a decidir" es el eufemismo en que se refugió el nacionalismo catalán para imponernos al resto de ciudadanos de España una ruptura unilateral de nuestro país. El PSC se apuntó dentro de su deriva hacia la máxima confusión política, que tan cara le está saliendo, y ahora llega Podemos a arrebatarle los votos gracias a la apropiación del discurso tan oportunamente repetido hasta la náusea. Podemos no le hace ascos a nada: su politica es el no tenerla, el camaleonismo que se adapta al medio electoral modificando la coloración del discurso. También ha intentado imitar a UPyD -según confesión del propio Pablo Iglesias- en hallazgos como la transversalidad ideológica o la comunicación directa. Otra cosa es la sinceridad de estos principios. Solo que Iglesias se ha beneficiado de un inmenso apoyo mediático incondicional, mientras que UPyD ha sufrido todo lo contrario.

 

¿Qué aporta el camaleonismo de Podemos?

En definitiva, creo que Podemos hace una aportación importante al pluralismo que debe seguir al fin del bipartidismo, pero es imposible valorar su programa porque lo rehacen a golpe de encuesta, como el PP de Mariano Rajoy. Así, la autodeterminación se ha convertido en "derecho a decidir" por decisión de los expertos en marketing electoral, sin duda excelentes, que tiene Podemos. Y el impago de la “deuda odiosa” se ha quedado en auditoria de la deuda, la renta universal básica en ayuda a los parados, etc.

Nada nuevo bajo el sol, pero revestido de un brillante despliegue de apariencia, oportunismo y manejo muy hábil de unos medios de comunicación entregados a su divinización incluso cuando chocan con la negativa de Pablo Iglesias a abandonar la ambigüedad que tan buenos réditos le presta.

Así cualquiera se convierte en estrella política. Pero pronto vendrá la entrada en las instituciones, que no es otra cosa que el desembarco en las ingratas costas de la realidad política, donde hay que tomar decisiones, votar a favor o en contra dañando los intereses o expectativas de algún grupo, hacer pactos y adquirir compromisos con terceros, incluido UPyD (que trataremos a Podemos como a cualquier otro partido democrático). Entonces el "sí se puede" se convierte, como el"yes we can" de Obama, en muy poca cosa o en nada. Y eso es lo que en mi opinión va a pasar también con Podemos. Obama abandonará la Casa Blanca sin haberse atrevido a cerrar Guantánamo ni a depurar a la CIA de torturadores, como prometió, y Pablo Iglesias se jubilará sin haber logrado acabar con el principal problema político-económico de España, que es el "capitalismo de amiguetes". Porque todo eso de "la casta" es popular e ingenioso, pero aplicado a la política real es puro ruido y cáscara vacía.


  Compartir
Carlos Martínez Gorriarán
 Pregunta ¿Cuándo se ha desprendido Podemos de sus principios de autodeterminación y asamblearismo?

En la respuesta a la pregunta del porqué UPyD no arrasa hace unas alusiones a Podemos diciendo que ''se ha desprendido alegremente de sus principios fundacionales (impago de la deuda, renta universal, autodeterminación de los pueblos, asambleísmo...)´´. Y explica que esta adoptando el modelo de un partido estalinista. No comparto las propuestas de Podemos y veo a UPyD como una importante alternativa a la política actual. Creoque Podemos debería haber hecho propuestas de reforma más sólidas y con más rigor desde el principio. Y nodeberían haberse presentado a las elecciones europeas por ese motivo. Aún así, el cambio de las propuestas que yo he visto en los medios de comunicación es económico y creo que ha mejorado parcialmente. Pero no he visto nada relacionado con la autodeterminación ni con las asambleas.

Enviada por
Sergio Romero Ballano Sergio Romero Ballano
137 de 120 Apoyos
30.11.2014

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros