¿A qué se debe la reiterada ausencia de representantes de UPyD en el programa de debate político de La Sexta Noche?
No hay más respuestas a la pregunta
Carlos Martínez Gorriarán

Vamos a las TVs siempre que nos invitan, pero estar es imposible si no hay invitación


Hola Daniel,

muchos nos hacen preguntas parecidas a la tuya: ¿cómo es que no hay más representantes de UPyD en programas de debate de La Sexta y de otras TVs? La respuesta es sencilla y real como la vida misma: porque no nos invitan. Y sin invitación no puedes colarte en un programa por mucho interés que tengamos todos. La pregunta debe, pues, reformularse: ¿por qué no nos invitan a programas de debate? Y aunque la respuesta me parece bastante obvia, vamos a dejarla para el final.

En primer lugar hay que reconocer que ahora nos invitan a las TVs mucho más que hace unos meses, gracias a una triple circunstancia: primero, trabajamos más proactivamente la presencia en medios de comunicación (es decir, nuestro eficaz y muy trabajador servicio de Prensa llama a los programas y les ofrece a diversos representantes nuestros); segundo, hay más demanda por parte del público de las TVs porque les interesa conocer qué hace y piensa UPyD; y, finalmente, en algunos temas no tienen más remedio porque sólo nosotros podemos dar la noticia, por ejemplo en la información sobre Bankia o la estafa a las preferentes, ya que la querella que ha dado lugar a la investigación la puso UPyD, hace ya casi tres años, en la Audiencia Nacional. De modo que para dar información sobre Bankia, las tarjetas black o el saqueo de las Cajas no tienen más remedio que llamar o entrevistar a Andrés Herzog.

Ahora bien, pese al progreso conseguido sigue siendo usual que no haya representante alguno de UPyD en programas de debate que, para más inri, abordan temas que solo UPyD ha obligado a poner en la agenda política, como la supresión de los aforados, la pobreza infantil, la independencia de la justicia o la corrupción, por citar solo algunos. Y no creo que sea un olvido o despiste, sino un ninguneo deliberado. La razón es que el establishment, la famosa “casta”, nos teme porque saben que vamos en serio.

Para UPyD la corrupción no es una excusa para desgastar al rival político con el "y tú más", ni la transparencia un postureo, ni la reforma de la Constitución otro intento absurdo de contentar al nacionalismo insaciable. Pero los medios de comunicación en España tienen dueño, tanto los privados como los públicos (el partido gobernante de turno). Y esos dueños no son observadores neutrales de la política, sino poderosos intereses privados, muy activos en política, con sus propias preferencias y planes. A esos dueños no les interesa que prospere UPyD porque estamos completamente en contra del "capitalismo de amiguetes" al que muchos deben su propia situación dominante en el mundo de la comunicación.

Por ejemplo, durante el debate de la nefasta Ley de Propiedad Intelectual, con su tasa AEDE que busca beneficiar a los grandes grupos pero machaca a los nuevos medios digitales y su mundo empresarial emergente, ningún gran periódico ni radio o TV de grandes grupos explicó absolutamente nada de mis críticas a la Tasa AEDE (o Tasa Google), que finalmente ha provocado la retirada del servicio gratuito de enlaces a prensa de Google en España, perjudicando a todos. No son gente demasiado inteligente, porque también los grandes grupos archiendeudados perderán clientes y negocio con esa Ley estúpida hecha a su medida… Lo que se llama “matar la gallina de los huevos de oro”.

Aunque parezca mentira, algunas grandes empresas de comunicación prefieren alentar y jalear el crecimiento de Podemos porque, pese a las acusaciones de antisistema y chavismo que les hacen, creen que podrán controlarlos incluso si tienen la mayoría parlamentaria, mientras que a UPyD no. ¿Y por qué podrían controlar a Podemos y no a UPyD? Porque los chicos de Pablo Iglesias (o los de Albert Rivera) les deben todo, mientras que nosotros no les debemos nada. Nosotros hemos nacido de la sociedad civil, no de las tertulias televisivas. El crecimiento de UPyD se puede frenar y hostigar a base de ninguneo y hostilidad, pero no vamos a desaparecer solo porque desaparezcamos de las TVs ya que nacimos fuera de su dominio informativo. Más aun, Podemos (o Ciutadans) no deja de cambiar su programa para sumar más votos, vaciándolo de todo lo que podría ser realmente peligroso para el sistema de "capitalismo de amiguetes" (o para el insostenible Estado de las Autonomías, que no piensa tocar Albert Rivera con su nueva federación de regionalistas y localistas, con imputados y todo). La política de UPyD no depende de la telegenia, y la de estos populistas sí.

Nosotros, en cambio, vamos profundizando en las medidas políticas necesarias para que España sea un país decente, sin corrupción y con igualdad, donde sea posible trabajar y crear empresas sin amistades políticas ni chanchullos desastrosos: una democracia avanzada en un Estado federal. Esta es la cuestión de fondo: saben que nosotros vamos en serio. Y el conservadurismo de las empresas con posición dominante prefiere dejar todo como está, aunque se equivocan porque eso no va a pasar. Harían mucho mejor en dar igualdad de oportunidades a todos y que los ciudadanos elijan las mejores opciones para España, que también deberían ser las mejores para las empresas de comunicación.

Por tanto, lo que está pasando es que excluyen a UPyD de muchas oportunidades de debatir, explicar y comunicar porque en realidad no creen en la neutralidad y el pluralismo político. Prefieren jugar la peligrosa carta del populismo. Pero aunque esa mala práctica nos perjudica muchísimo, pues las encuestas dejan muy claro que entre el 40 y 50% de los ciudadanos reclaman las políticas que propone y hace UPyD, sin que estos ciudadanos consigan llegar a saber esto, el perjudicado no es tanto UPyD como el sistema democrático, y por tanto la prosperidad general, incluida la de los accionistas de estas empresas que tanto desconfían de nosotros cuando solo propugnamos una economía de mercado limpia, competitiva, innovadora, con reglas y oportunidades iguales para todos.

Naturalmente, esto no significa que no sea posible y necesario mejorar la presencia de UPyD en los debates de TV, de La Sexta y de los demás. Personalmente me encantaría tener la oportunidad de poder debatir de la actualidad política con representantes de los demás partidos (irónicamente, me consuela pensar que si no me invitan por algo será...tal vez alguno iba a tener que dar respuestas claras en vez de soflamas retóricas) Debato con los demás muy a menudo en el Congreso, pero esa es la información que los grandes medios ocultan a la mayoría social que sigue "informándose" viendo los infumables telediarios de TVE, o los programas de debate y los reportajes de La Cuatro, La Sexta, Antena3 y Tele5 (en realidad, dos empresas: soportamos un oligárquico duopolio televisivo por decisión de Rodríguez Zapatero para beneficiar a sus amiguetes).

Nosotros vamos a seguir trabajando para convencer a las empresas de TV de que les conviene invitar a UPyD para mejorar su credibilidad informativa y su imagen política, y porque el pluralismo es bueno para todos. Una gran ayuda es que los televidentes que echen de menos nuestra presencia se lo pidan a los programas de TV para que éstos nos inviten. Ellos saben perfectamente que la presencia de invitados de UPyD siempre mejora la audiencia del programa, y en ocasiones incluso la dispara. El pluralismo informativo también conviene a las empresas de comunicación y a sus cuentas de resultados, es cosa de recordárselo para compensar las presiones de Moncloa en sentido contrario.

 

 


  Compartir
Carlos Martínez Gorriarán
 Pregunta ¿A qué se debe la reiterada ausencia de representantes de UPyD en el programa de debate político de La Sexta Noche?

Hola Profesor,

En los últimos mesesles he escuchado decir (a Rosa Díez, Toni Cantó y a usted mismo) en diferentes programas de radio y televisión, que quizá uno de los errores que se habían podido cometer en UPyD durante estos años,erahaber creídoque bastaba con hacer un trabajo político serio y responsable para que la ciudadanía percibiese el mismo y lo recompensase de manera acorde con su confianza en forma de intención de voto, mayor número de afiliaciones, altas de simpatizantes, etc.

Sin embargo, como es evidente porel resultado delamayoría de las encuestas (incluídas las más fiables del CIS)y comoustedes mismos reconocieron, esto no ha sucedido así y quepor lo tanto se había llegado a la conclusión y tomado la decisión de aumentar el esfuerzo por tener una mayor presencia en los medios de comunicación.

Por todo lo expuesto anteriormente,me ha sorprendido la ausencia reiterada de representantes de UPyD en un programa como La Sexta Noche, con unanada desdeñablecuota de pantalla los sábados por lanoche, y que ademássiempre cuenta con representantes de, al menos, PP, POSE, IU yPODEMOS.

Un saludo y muchas gracias de antemano por su respuesta.

 

Enviada por
J. Daniel Mateo J. Daniel Mateo
132 de 120 Apoyos
30.12.2014

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros