Nuestro hijo Martín tiene necesidades educativas especiales. ¿Cuándo dispondrá de un auxiliar educativo en su centro escolar, tal y como se nos confirmó desde el Equipo de Orientación y la Consejería de Educación?
No hay más respuestas a la pregunta
Ángela Vallina

Moción aprobada el pasado 14 de octubre para garantizar la igualdad de oportunidades


Precisamente en estos últimos días ha habido varias iniciativas parlamentarias relacionadas con las personas con necesidades educativas especiales (NEE). En concreto, Izquierda Unida de Asturias-Izquierda Xunida y Podemos Asturies presentamos de forma conjunta una Proposición no de Ley (PNL) para la Atención a la Diversidad, desde una perspectiva inclusiva, en los centros dependientes de la Administración pública asturiana, y en todos los niveles y tipos de formación.

El objetivo de esta PNL es que actúe como elemento compensador de las desigualdades personales culturales, económicas y sociales, con especial atención a las que se derivan de cualquier tipo de discapacidad, para así ayudar a superar cualquier discriminación y garantizar la igualdad de oportunidades y la accesibilidad universal a la educación.

En la PNL instamos a la Junta de Gobierno a presentar, en un plazo de máximo seis meses, un decreto que regule la Atención a la Diversidad desde una perspectiva inclusiva en los centros escolares públicos de Asturias. Otras medidas propuestas son establecer ratios de Atención a la diversidad, teniendo en cuenta los criterios profesionales del personal de Orientación Educativa, PT, AL y PTSC, incluyendo Fisioterapeutas, Auxiliares Técnicos Educativos e Intérpretes en LSE/Mediadores Comunicativos, sobre tiempos y metodología de atención suficiente para ayudar a cada alumno en lo que necesite. Esta ratios deben ser las que determinan el número de profesionales de Atención a la Diversidad en cada centro, y todas estas medidas deben ser tomadas contando con la participación de toda la comunidad educativa asturiana.

La propuesta fue presentada en el pleno del pasado 30 de septiembre, alegando que se trata de garantizar una educación inclusiva, porque la educación es un derecho humano básico para todas las niñas y los niños, especialmente para los más vulnerables y los que tienen más dificultades. La PNL fue aprobada por toda la cámara excepto la ultraderecha.

Además, también la semana pasada, presentamos una moción, subsiguiente a la Interpelación del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida al Consejo de Gobierno, sobre política en materia de inclusión educativa y, más en concreto, sobre las niñas y niños con necesidades educativas especiales.

En esta moción, que presentamos el pasado 14 de octubre, instamos al Consejo de Gobierno a impulsar el diálogo con la comunidad educativa, así como las asociaciones y profesionales especialmente concernidas, para acordar los puntos clave del Decreto que regule la Atención a la Diversidad Educativa. Asimismo, exigimos al Gobierno que se reúna urgentemente con las asociaciones de padres y madres de las alumnas y alumnos de grupos internivelares para revisar con ellos y con el resto de la comunidad educativa que los criterios propuestos no atenten contra la igualdad educativa.

Afortunadamente esta moción ha salido adelante con los votos de Izquierda Unida de Asturias-Izquierda Xunida, Podemos Asturies y PSOE (que incluyó dos enmiendas aceptadas), la abstención de Foro y Partido Popular y el voto en contra de la derecha.

Os dejo mi intervención en el pleno del pasado 14 de octubre y el enlace con las intervenciones a la PNL conjunta.

 


 Compartir
Ángela Vallina
 Pregunta Nuestro hijo Martín tiene necesidades educativas especiales. ¿Cuándo dispondrá de un auxiliar educativo en su centro escolar, tal y como se nos confirmó desde el Equipo de Orientación y la Consejería de Educación?

Somos Mari Paz y Carlos, somos de Oviedo y nuestro hijo Martín, de dos años, nació con 725 gramos de peso, una cardiopatía congénita y una hipospadia, por lo que es considerado desde el Equipo de Orientación del Principado de Asturias como alumno con necesidades educativas especiales.

Cuando estaba embarazada de 20 semanas, los sanitarios nos propusieron abortar porque Martín tenía bastantes malformaciones, e incluso nos llegaron a decir literalmente que íbamos a traer a la vida a un monstruo.

Nosotros decidimos seguir adelante con el embarazo, y a los siete meses me pusieron la maduración pulmonar, una medicación para acelerar el desarrollo de los pulmones de Martín. Me ingresaron en el hospital para agilizar el parto en cuanto hiciera falta, y finalmente, el 1 de diciembre me hicieron cesárea de urgencia. Martín llegó al mundo con 725 gramos.

Nació con una cardiopatía, de la cual ya le operaron en septiembre de 2018, y también con una hipospadia. De esta última, le intervinieron en julio de este año, y ahora estamos esperando a una segunda intervención.

También tiene un crecimiento retardado desde antes de su nacimiento: le cuesta mucho coger peso y crecer, y de hecho es un candidato para la hormona de crecimiento. Además, tiene un retraso bastante grande en el habla, aunque tiene intención comunicativa. Por eso, lo estamos llevando al logopeda, que nos ayuda tanto con el habla como con la alimentación, ya que Martín tampoco tolera las texturas, ni de alimentos ni al tacto.

Este septiembre empezó la escolarización, y desde el Equipo de Orientación, a la hora de emitir el informe de escolarización, nos citaron a Carlos y a mí para conocer nuestro caso. Fueron ellos mismos los que nos dijeron que Martín necesitaba especialista de Pedagogía Terapéutica (PT) y especialista de Audición y Lenguaje (AL) y la figura de un auxiliar educativo, que digamos sería “su sombra” en el colegio. Esto nos transmitió mucha tranquilidad, teniendo en cuenta que Martín tiene 15-20 cm y unos 5 kg de diferencia con el resto del alumnado, y tememos por su integridad física a la hora de jugar en el recreo o en los desplazamientos por el centro, por ejemplo.

Como los dos somos maestros en el Colegio la Inmaculada de Oviedo, queríamos que se escolarizara allí, pero nos dijeron que no podíamos porque allí no tienen el recurso de auxiliar educativo. Según la ley, los recursos van asignados al alumno, no al centro. Por tanto, Martín debería tener todo el derecho a disponer de un auxiliar educativo sin importar el centro donde se escolarizase.

Desde el Principado de Asturias, nos dijeron que lo escolarizáramos en otro centro, y nosotros insistimos y dijimos que no, que lo queríamos llevar a nuestro colegio. Fue en julio cuando empezamos nuestra lucha. Fue una lucha a nivel administrativo, pero también a nivel anímico: me llegaron a cuestionar si como madre estaba dispuesta a rechazar todos esos recursos que cubren las necesidades de mi hijo. Eso a una madre duele mucho escucharlo, pero nos mantuvimos firmes, ya que estábamos en nuestro derecho.

A finales de agosto, Martin seguía sin escolarizar en ningún centro. Nos pusimos en contacto con ellos, después de llamarlos desde julio casi a diario, y les dijimos que iríamos por la vía judicial, no solo por la figura del auxiliar educativo, sino también porque iba a empezar septiembre y Martín seguía sin estar escolarizado. Esto es una vulneración de muchos derechos, pero especialmente el derecho a la educación. El 4 septiembre recibimos una carta, firmada a fecha de 10 de julio, donde nos confirmaban que Martin había sido aceptado en nuestro colegio con los recursos que necesitaba. Volvimos a llamar para confirmar que estaban aceptados los recursos y la respuesta fue afirmativa.

Sin embargo, ahora tenemos otra lucha, que es saber cuándo llegará realmente la figura del auxiliar educativo. Como maestros, ya sabemos que muchas veces se aprueban los recursos y tardan en llegar, si es que llegan. ¿Qué pasaría si uno tuviera una operación a corazón abierto y el cirujano no se presentara? Es una idea inconcebible en el mundo sanitario, y en cambio en el mundo educativo no parece tan grave: el colegio empezó el 22 de septiembre y a día de hoy, 5 de octubre, Martín sigue sin auxiliar educativo.

Hace una semana llamamos para saber cuándo iba a llegar esta figura al centro, y desde el Departamento de Equidad Educativa nos derivaron al Departamento de Centros Concertados. Llamamos allí y nos dijeron que no sabían nada. El miércoles 30 de septiembre volvimos a llamar y resulta que la persona que aprobó el recurso de auxiliar educativo había dimitido y que ahora dependía de la decisión de otras personas. Así que ahora volvemos a empezar la lucha de cero. El jueves 1 de octubre nos pusimos en contacto con el Departamento de Equidad Educativa, nos dijeron que no sabían nada de todo este tema, nos dijeron que intentarían averiguar qué había pasado y que nos llamarían para informarnos. De momento, seguimos sin ninguna respuesta clarificadora sobre la situación.

Ante esto, nos queremos dirigir a los miembros de la Junta General del Principado de Asturias, ya que somos de Asturias y son nuestros representantes en la Junta, para que Martín y otros niños con necesidades educativas especiales (NEE) puedan disponer de todos los recursos necesarios para una escolarización digna, independientemente del centro donde se escolaricen.

Desde la administración, lo único que nos dicen es que seamos comprensivos, pero a nosotros nadie nos comprende. Nos han mentido mucho, se han ido pasando la pelota de unos a otros, cada vez dándonos información diferente. Tampoco olvidemos que se trata de un recurso que nos ofrecieron ellos antes de que nosotros pidiéramos nada. Llevamos desde junio luchando por esta figura, y no pararemos hasta conseguirlo, porque si no lo hacemos nosotros, nadie lo va a hacer.

Enviada por
Mari Paz Santos Mari Paz Santos
703 de 500 Apoyos
05.10.2020

Únete a Osoigo

¿Eres político y estás interesado en participar en Osoigo?

Contacta con nosotros