Pregunta para Parlamento de Andalucía

Los agricultores sufrimos pérdidas con la subida del precio del combustible. ¡Firma por unos precios mínimos de venta en el mercado y porque podamos producir sin miedo a perder dinero!

1 personas la han apoyado
1 de500 Apoyos

Hola, me llamo Ángel Carrasco Moreno y soy un joven agricultor de un pueblo de Jaén. En mi familia nos dedicamos al cultivo de oliva, que es la principal cosecha de la zona, aunque también hay quienes se dedican a la ganadería. A los agricultores, la subida tan elevada del combustible nos está afectando directamente a nuestros costes de producción, ya que este es la base y nuestro principal insumo. Cada acción que realizamos en el campo tiene de por medio un consumo de combustible: tractores, maquinaria, desbrozadoras… y por eso dependemos en gran medida de su precio.

Antes de la subida del precio del carburante, en el sector de la agricultura ya teníamos un problema con respecto a los costes de producción y costes de mercado. Pero ahora, con esta subida del precio y al tener tanta dependencia del combustible, nuestros costes de producción se disparan. Necesitamos un precio de producto más alto para poder cubrir esos costes de producción. Al final, los precios se rigen más por la ley de oferta y de demanda que por las ganancias que nosotros generemos, por lo que estamos sufriendo pérdidas. Son muchos los agricultores que, al precio que están los insumos, están abandonando sus labores. 

Es muy necesario para todos los agricultores que haya un equilibrio en el mercado con unos precios mínimos de venta que nos permitan producir sin miedo a perder dinero. Desde hace unos meses que el gasoil no para de subir y, a la velocidad tan elevada a la que está creciendo, es muy difícil poder hacer unos cálculos de producción. Por eso es muy importante establecer un precio mínimo. Además, siguen entrando productos de terceros países, sin ningún tipo de restricción, y que tienen costes de producción inferiores, lo cual también nos está afectando negativamente. 

Los agricultores nos sentimos abandonados, no vemos que nadie nos defienda ni luche por nosotros. Estamos viviendo una situación muy difícil porque no tenemos unas leyes que tengan una base de lo que debe costar en el mercado un producto o lo que debe de ganar el agricultor. El precio que le llegue al agricultor debe ser siempre sostenible con los precios de producción. La situación está cambiando de cultivos tradicionales a cultivos intensivos o superintensivos en los que la maquinaria sustituye al hombre. 

Se está dejando sin futuro a la agricultura, por ello quiero dirigirme al Parlamento de Andalucía. Es fundamental que los agricultores no suframos pérdidas, si no que el precio que nos llega siempre sea sostenible a los costes de producción. Es muy importante también que se invierta en I+D en agricultura con objetivos no solo de producción, si no también ecológicos. Buscar nuevas formas sostenibles para seguir produciendo y que, quienes produzcamos, podamos vivir de nuestro trabajo

1 personas la han apoyado
1 de500 Apoyos

o